“Contra Colombia los uruguayos no van a aflojar”: Pekerman

RÍO DE JANEIRO (BRASIL) (BRASIL) 27 de Junio ­_RAM_El Técnico de los cafeteros ya analiza el partido de octavos de final ante los charrúas y sabe lo complicado que será

Feliz luego de ganarle a Japón por 4-1 y clasificar a octavos de final con el puntaje perfecto, José Pekerman empezó a hablar del partido que sostendrán ante Uruguay (sábado 28, 3:00 p.m.) por los octavos de final de Brasil 2014.

Dijo que “Uruguay es uno de los grandes de Sudamérica y del mundo. Siempre tiene actuaciones importantes y jugadores de experiencia. Sé que no van a aflojar ni relajarse, es un equipo consistente y fuerte”.

Sobre el gran rendimiento de su selección, Pekerman manifestó que “crecemos partido a partido, la evaluación es buena a partir de que sostenemos resultados, el equipo tiene gol y no pierde el equilibrio. Individualidades funcionan bien”.

Sabe Pékerman que un Mundial depende de detalles. Que la fina línea que separa el éxito del fracaso cuando se llega al “mata mata”, a las eliminatorias a un único partido se cruza por cuestiones que van más allá de la táctica y del estado de forma de cada equipo.

Lo vivió en su anterior experiencia mundialista, en Alemania 2006, como técnico de Argentina. Ser superado en los cuartos de final por el anfitrión y en una tanda de penaltis no debería haber supuesto un drama, pero regresó a su país como el máximo culpable.

Se le culpó de no haber ensayado tandas de penales el día previo, de la lesión de Abbondanzieri, que fue sustituido por Leo Franco y de que éste no detuviese ningún penalti, o de mantener en el banquillo a Lionel Messi, que acababa de cumplir 19 años. Volvió a Buenos Aires invicto, pero derrotado.

Ahora tiene la oportunidad de desquitarse con Colombia y su principal preocupación es la respuesta de sus jugadores, que sepan competir como hasta ahora.

“La clave va a ser todo. En un partido decisivo todas las situaciones son importantísimas y, por eso, hay que tener la capacidad de tomar buenas decisiones. No caer en su estilo y resolver bien todas las situaciones que aparezcan va a ser fundamental”, aseguró en la conferencia de prensa de la víspera de los octavos de final contra Uruguay.

Por eso, resta importancia al hecho de que se enfrenten dos viejos rivales, que ya se han cruzado en Copas América o eliminatorias mundialistas.

“Siempre puede pesar el conocimiento del rival, pero no se puede asegurar que el partido sea de la misma manera, porque el Mundial tiene sus características y se han dado muchas cosas nuevas respecto a otros. Sabíamos que existía la posibilidad de este cruce y que siempre iba a ser un rival altísimo para nosotros, una prueba muy dura y nos preparamos para un partido así”.

Por eso, pone como ejemplo la eliminación de conjuntos que se suponía que serían favoritos. “El Mundial es un partido a partido. Aquí los grandes tienen que demostrar por qué lo son y los países como nosotros demostrar nuestra ambición, nuestra superación con nuevos valores. Lo estamos haciendo muy bien y esperamos el partido con muchas ganas, porque son los partidos que siempre hemos querido jugar”.

Para ello cuenta de su lado con haber podido dar minutos prácticamente con toda la plantilla, con evitar los nervios del debut, otro detalle que no es menor.

“Nosotros hemos ido cambiando y, por eso, disfruté mucho el último partido (contra Japón), porque hicimos muchas variantes en un equipo que iba ganando. Es muy difícil poder jugar con tantos cambios un partido decisivo como era ese, porque teníamos que consolidar nuestra imagen. Hemos sumado en la tercera fecha a casi todos los futbolistas y eso es muy positivo”, señaló.

Como el hecho de lograr que cada jugador traslade a su selección el rendimiento que muestra en su equipo.

“Estoy muy feliz con todos los jugadores, porque éste era un ciclo que venía con mucha incertidumbre. Por eso, la gente está contenta,, porque sabe las dificultades que hemos pasado. Tenemos grandes futbolistas que no encontraban en la selección el nivel que sí tenían en los clubes y era un problema. Que, por ejemplo, Jackson (Martínez) convierta es algo que disfrutamos mucho, porque es un jugador que tiene mucha disciplina y una gran dedicación”.

Y luego está Maracaná y frente a Uruguay, que regresa para un partido mundialista 64 años después del Maracanazo, un detalle que no pasa inadvertido.

“Todo el mundo del fútbol lo consideramos una hazaña. Sabemos lo que es jugar en este país, con lo que significa Brasil para el fútbol, y haberlo hecho en esas condiciones, habiendo remontado un resultado adverso, por eso quedó entre las grandes gestas. El fútbol es una pasión y, por eso, todos valoramos esas hazañas que nos enseñan y nos ayudan a creer. Es un ejemplo que te ayuda a formar”.

El entrenador de Colombia José Pékerman puede hacer historia con el combinado cafetero, que nunca ha alcanzado los cuartos de final de un Mundial, pero también con su propia historia, aún invicta en esta competición.

El preparador argentino vive su segunda experiencia en un Campeonato del Mundo tras la que disfrutó en Alemania 2006 con la dirección de Argentina. Hasta ahora, el seleccionador del equipo colombiano no conoce la derrota en todo su recorrido.

Pékerman puede convertirse en el hombre referencia del fútbol de Colombia si consigue superar a Uruguay el sábado en el estadio Maracaná de Río de Janeiro y sitúa a su actual equipo entre los ocho mejores del mundo. Algo sin precedentes en Colombia. Pero, además, se habrá convertido en el técnico con mejores resultados en el torneo.

El entrenador de Villa Domínguez, que cumplirá el 3 de septiembre 65 años está a un paso de igualar al italiano Vittorio Pozzo, que no perdió ninguno de los nueve partidos que dirigió a su selección tanto en Italia 1934 como en Francia 1938. Fue el hombre que llevó a la squadra azzurri al título en ambas ediciones.

Pékerman llevó a Argentina hasta los cuartos de final de Alemania 2006. Ganó a Costa de Marfil (2-1) y Serbia (6-0) y empató sin goles contra Holanda. En octavos de final ganó a México (2-1) y fue eliminado en cuartos por Alemania (1-1), más acertada desde el punto de penalti.

En Brasil 2014, con Colombia, ha ganado los tres partidos hasta ahora disputados. Ante Grecia (3-0), Costa de Marfil (2-1) y Japón (4-1). En total, ocho partidos invicto, a uno de Vittorio Pozzo, el hasta ahora hombre récord.

 

La Celeste vuelve a Maracaná

 

RÍO DE JANEIRO (BRASIL) (BRASIL) 27 de Junio ­_RAM_La selección de Uruguay vuelve a Maracaná para enfrentar a un rival de camiseta amarilla. El sábado 28 de junio, la Celeste disputará los octavos de final de la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014 contra Colombia en el mítico estadio de Río de Janeiro.

Ha sido un camino tortuoso, muy cuesta arriba, para los hombres de Óscar Washington Tabárez. Pero, ¿cuándo ha sido fácil para los bicampeones mundiales? Y pese a todas las adversidades, la garra charrúa prevalece y ahora el destino les hace un guiño cargado de simbolismo.

“Indiscutiblemente va a tener un sabor especial: un estadio con tanta historia, y con nuestra camiseta también cargada de historia… Será muy bonito tener la suerte y la oportunidad de jugar ahí porque ha sido muy difícil llegar”, explica Cristian Stuani a FIFA. “Lo disfrutaremos al máximo, y competiremos al máximo, de la misma manera que lo hemos hecho hasta hoy, aun sabiendo que tendremos un rival muy duro. Pero nuestras expectativas y esperanzas están ahí. … haremos lo posible para ganar este partido”.

La estadística dicta que Uruguay tiene ventaja, ya que de 38 cruces, 18 cayeron de su lado, por 11 victorias cafeteras. Pero el delantero uruguayo da todo el crédito al rival y no se confía. “Las estadísticas son sólo números. El partido ha de jugarse. Las Copas Mundiales son torneos muy complicados y lo partidos se definen por pequeños detalles”, explica el jugador de 27 años.

 

El último verdugo

Él firmó el último gol que los uruguayos le hicieron a Colombia. Fue en la fase de clasificación para Brasil, el segundo en la victoria por 2-0 conquistada en Montevideo en septiembre de 2013. Fue la última derrota de la selección que dirige José Pekerman en partidos internacionales hasta la fecha (10 juegos invicto desde entonces)

“Necesitamos estar muy concentrados. Sabemos que Colombia está jugando muy bien pero confiamos en nuestras habilidades. Será un encuentro peleado del principio al final”, explica el jugador del Espanyol de Barcelona.

Pero pocos como ellos saben lo que es pelar de esa manera. De principio a fin, les ha tocado remar contracorriente desde que cayeron en el debut ante Costa Rica para luego luchar contra Italia e Inglaterra: “Haber ganado a dos campeones del mundo, en el mismo grupo… y tras haber perdido el primero… creo que el espíritu de equipo nos hizo clasificar… Es un gran mérito. Hemos jugado ya dos finales, pero todavía nos quedan los partidos más difíciles”.

“Lo conseguimos con mucho sacrificio y orgullo”, defiende. Y esa receta la seguirán aplicando el sábado en Maracaná. Esta vez con un orgullo herido, con el ánimo tocado por la ausencia de uno de sus jugadores clave, Luis Suárez. “El equipo está con él. Es un gran jugador y una gran persona”, afirma.

Pero, de nuevo, la garra charrúa sabe lo que es pelear contra la adversidad. Lo hicieron hace 64 años contra una grada puramente canarinha. Ahora el escenario cambiará. La masiva presencia de aficionados colombianos y uruguayos en Río de Janeiro augura un estadio mucho más equilibrado en apoyos. “La presencia de Uruguay se siente en todas partes. Es muy emotivo sentir el calor de la gente que ha venido a apoyarnos”, se despide Stuani, con la firme determinación de devolver ese cariño y apoyo con una nueva alegría futbolística.

 

Ambiente de fiesta en vísperas del partido de Colombia con Uruguay

 

Bogotá, 26 de Junio ­_RAMUn ambiente de fiesta y optimismo se respira en Colombia un día antes del partido que la selección de fútbol disputará con Uruguay por los octavos de final del Mundial de Brasil, juego para el que las autoridades han extremado las medidas de seguridad.

Por las calles la gente circula con camisetas amarillas y los vehículos con banderas de todos los tamaños a la espera del crucial partido de mañana en el legendario Estadio Maracaná de Río de Janeiro en el que la selección que dirige el argentino José Pékerman buscará su paso a cuartos, instancia nunca alcanzada en un Mundial.

La llegada de Colombia a Brasil como cabeza de serie del Grupo C, en el que terminó primero con nueve puntos gracias a los triunfos ante Grecia (3-0), Costa de Marfil (2-1) y Japón (4-1), ha hecho soñar a los colombianos, que creen firmemente que su equipo está para grandes cosas en el torneo.

En las calles, nadie duda de que el equipo colombiano vencerá mañana a Uruguay a pesar de que pronostican que será un partido difícil, y los más optimistas ya empiezan a hablar de la posibilidad de llegar a la final.

Es tal el entusiasmo que las autoridades se han anticipado a tomar medidas casi que de tiempos de guerra para mantener el orden en el país ante la posibilidad de que un triunfo del equipo desborde las pasiones y acabe en violencia.

Medidas como la ley seca que estará en vigor desde las seis de la mañana del sábado hasta la misma hora del domingo, restricciones al porte de armas con salvoconducto y a la circulación de automóviles y motocicletas, prohibición del uso de harina y espuma son algunas de las normas que han adoptado los alcaldes de Bogotá y otras capitales para evitar caos y violencia.

“Lo ideal es sacar el arco en cero, cero muertes en Bogotá por la celebración de la victoria de #COL ante #URU”, publicó en su cuenta de Twitter la Alcaldía de la capital que en las celebraciones del partido con Grecia registró nueve muertes y numerosos heridos y riñas.

La administración bogotana declaró también “alerta verde para que la red de hospitales esté dispuesta a atender emergencias”.

En algunos municipios se ha planteado incluso la posibilidad de declarar el toque de queda para menores de edad y en muchos que no han restringido la circulación de vehículos no se permitirá más de una persona en motocicletas.

“Cada mandatario local es autónomo en adoptar las medidas especiales que correspondan para garantizar la seguridad y convivencia ciudadana, como máxima autoridad de Policía dentro de su jurisdicción, y de acuerdo con las condiciones especiales de riesgo de cada municipio”, manifestó el ministro del Interior, Aurelio Iragorri Valencia, en una circular enviada hoy a los alcaldes.

Las medidas, en especial la restricción de circulación de vehículos y la ley seca, han causado polémica y disconformidad en algunos sectores que se consideran afectados por estas normas transitorias, especialmente los bares y restaurantes.

“Hay una afectación social inmensa en diferentes industrias: taxis, conductores elegidos, parqueaderos, meseros, empresas de logística, productores de hielo. Este no es un tema de bolsillo de los bares, es un tema de ciudad”, manifestó el presidente de la Asociación de Bares de Bogotá (Asobares), Camilo Ospina, a un medio nacional.

Ospina pidió a la ciudadanía que celebre en paz y sugirió a la Alcaldía que reconsidere la medida de la ley seca “porque la afectación mañana sábado es enorme”, dijo.

Según Ospina hasta el momento las pérdidas del sector por la ley seca en los días de partidos de Colombia ascienden a 70.000 millones de pesos (unos 37 millones de dólares).

Dueños de bares y restaurantes reclaman porque invirtieron dinero en pantallas de televisión, bebidas y decoración de sus establecimientos para el Mundial, pero con las restricciones a la bebida y al uso de vehículos el público desapareció de sus locales.

 

 

 

 

 

 

  Share: