Portugal a mostrar su calidad ante Estados Unidos  

Manaos (BRASIL), 21 de Junio ­_RAM_   Portugal, que figuraba entre los tapados antes de comenzar la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™, deberá hacer gala de un enorme carácter para reponerse tras su dura caída frente a Alemania (4-0). La derrota dejó cicatrices más allá del resultado: con Pepe sancionado, Fabio Coentrão lesionado y ya regresado a su país, y titulares inciertos, la contienda promete ser un importante quebradero de cabeza para el seleccionador Paulo Bento. En cuanto a Cristiano Ronaldo, lejos de su mejor forma, maneja con discreción sus dolores recurrentes en la rodilla. Pese a todo ello, los portugueses deberán vencer a Estados Unidos si quieren seguir aspirando a la clasificación.

Bélgica, por su parte, se deshizo de Argelia (2-1) gracias a sus suplentes; como también se benefició de su banquillo Rusia, que puede estar sumamente agradecida a Aleksandr Kerzhakov, autor del empate contra la República de Corea tras el error de su portero Igor Akinfeev. Ahora, los anfitriones del próximo Mundial confiarán en que Fabio Capello enderece las cosas en su equipo.

 

La agenda

. Bélgica – Rusia (Grupo H), Estadio Maracaná, Río de Janeiro, 13:00 (hora local)

. República de Corea – Argelia (Grupo H), Estadio Beira-Rio, Porto Alegre, 16:00 (hora local)

. Estados Unidos – Portugal (Grupo G), Arena Amazonia, Manaos, 18:00 (hora local)

 

¿Sabías que…?

El talismán teutón: Juergen Klinsmann, seleccionador de Estados Unidos desde 2011, ha ganado todos sus primeros partidos en un Mundial tanto cuando era jugador (en 3 ocasiones) como en su etapa de seleccionador (en 2 ediciones).

 

Un banquillo de oro: Contra Argelia, Bélgica se impuso con dos tantos marcados por jugadores que iniciaron el partido en el banquillo: Marouane Fellaini y Dries Mertens. En 46 partidos disputados en los Mundiales, los Diablos Rojos solamente habían metido un gol a través de un suplente antes de Brasil 2014.

 

Bestia negra lusa: Desde su victoria sobre Inglaterra (1-0) en la Copa Mundial de la FIFA Brasil 1950™, Estados Unidos se ha medido con 14 contrincantes europeos diversos y solamente ganaron un partido: 3-2 contra… Portugal, en la fase de grupos de Corea/Japón 2002. Aquel año, de hecho, los estadounidenses se clasificaron para los octavos de final con un punto de ventaja sobre los portugueses, eliminados.

 

Reencuentro: El partido entre la República de Corea y Argelia deparará el reencuentro de Park Chu-Young y Essaid Belkalem, que esta campaña militaron juntos en el Watford, de la segunda división inglesa. Es la primera vez en la historia de dicho club que dos compañeros de equipo se ven enfrentados en un partido mundialista.

 

Jugadores suspendidos

Pepe (POR)

 

Apercibidos de sanción

Son Heung-Min, Koo Ja-Cheol, Ki Sung-Yueng (KOR)

Nabil Bentaleb (ALG)

Jan Vertonghen (BEL)

Oleg Shatov (RUS)

João Pereira (POR)

 

¡No te lo pierdas!

“Sean de tristeza o de alegría, de dolor o de esperanza, en el fútbol se vierten casi tantas lágrimas como tinta”. ¿Intrigado? Puedes leer la continuación en FIFA.com. Por lo demás, si tus conocimientos futbolísticos sobre la República de Corea dejan bastante que desear, no dudes en ver su presentación “con lupa”.

Argelia acarició la hazaña contra Bélgica. Revive las jugadas más destacadas de ese encuentro, con el fin de hurgar en la herida (si eres seguidor de los Fennecs) o de disfrutar del recuerdo (si eres un incondicional de los Diablos Rojos)…

 

Un día como hoy…

El 22 de junio de 1986, en el estadio Azteca de México, en los cuartos de final de la Copa Mundial, Diego Armando Maradona mostró dos facetas de su rica personalidad haciendo entrar ese partido en la historia con mayúsculas del deporte rey. En el minuto 51, cuando el marcador aún no se había estrenado, un balón aéreo llegó al área inglesa al cabo de un contragolpe. Peter Shilton salió del área pequeña para interceptarlo, pero el Pibe de oro se olió la jugada y saltó para desviar astutamente el balón con la mano. Pese a las protestas inglesas, el gol subió al marcador y pasó a la historia como “la mano de Dios”. Cuatro minutos más tarde, la perla argentina, sobreexcitada, recuperó el esférico en el círculo central, aceleró y se deshizo prácticamente de la mitad del equipo inglés antes de batir a Shilton, de forma legítima esta vez. Si hubo una gracia divina en aquel partido, está claro que fue en ese segundo gol…

 

 

 

  Share: