Brasil y Holanda, el partido que nadie quiere jugar

BRASILIA, 11 de Julio ­_RAM_ Brasil y Holanda disputarán mañana, en el Estadio Mané Garrincha de Brasilia, el encuentro que nadie quiere jugar en un Mundial: el que definirá el tercer puesto. “Ese partido nunca debería ser jugado, lo vengo diciendo desde hace quince años”, afirmó el técnico holandés Louis Van Gaal tras perder su semifinal contra Argentina. Y no es de extrañar su afirmación. Este sábado se verán las caras dos equipos descompuestos física y anímicamente.

De un lado, la Canarinha que, tras haberse aferrado al sueño de conseguir en casa su sexta Copa del Mundo, despertó el pasado martes de la forma más cruel posible. Los siete goles encajados ante Alemania no sólo la apartaron de la final en el Maracaná, sino que además dejaron en evidencia todas las carencias del equipo y pusieron en crisis al fútbol nacional. La falta de un líder sobre el terreno de juego y su incapacidad para jugar en equipo han sido críticas con las que el seleccionador brasileño, Luiz Felipe Scolari, ha tenido que convivir desde el inicio del torneo. Felipao se ha aferrado a un 4-3-3 a lo largo del Mundial, un sistema que le resultó ineficaz y que le ha obligado a utilizar a jugadores en posiciones en las que no se han sentido cómodos. Por eso es difícil saber si mañana Scolari realizará algún cambio táctico y cederá así ante la presión de todo el país, incluido el próximo vicepresidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), Delfim Peixoto, quien ha afirmado esta semana que el técnico ha sido “demasiado terco”.

Aunque ha insinuado que pudiera haber alteraciones frente a Holanda, Scolari también pudiera volver a utilizar el once con el que apostó y perdió en la carrera por el título, incluido Thiago Silva, que no estuvo en la semifinal por acumulación de tarjetas. La única excepción, además del lesionado Neymar, podría ser Fred, cuyo flojo desempeño a lo largo del torneo y, en especial, frente a Alemania, le convirtió en el centro de las críticas más furiosas de los ‘torcedores’. En el último entrenamiento en Teresópolis, Scolari introdujo cinco cambios en el once con respecto al partido contra Alemania, aunque eso no significa que las intenciones del entrenador sean otras e incluso podría sustituir a Julio César en la portería, para dejar debutar a uno de los reservas.

En el otro lado del campo estará la Oranje, una selección que llegará especialmente tocada en lo físico después de haber disputado 120 minutos de partido tanto en las semifinales como en los cuartos de final del torneo. Sin embargo, el hecho de que Van Gaal nunca haya tenido reparos en emplear a diversos jugadores según las distintas circunstancias, le ha llevado a usar a 22 de sus jugadores a lo largo del torneo. todos menos el tercer portero, Michel Vorm. Esta filosofía puede hacer que el técnico se decante por utilizar no tanto a sus jugadores más importantes, como a los que vea más en forma en los últimos entrenamientos.

Van Gaal podrá contar con todos sus efectivos, si bien el centrocampista Nigel De Jong y el defensa Ron Vlaar han venido arrastrando algunos problemas físicos en los últimos días. Será en definitiva un partido marcado por el carácter de sus técnicos. Scolari, un hombre de ideas fijas al que no le gusta realizar cambios y que confía ciegamente en algunos de sus jugadores; y Van Gaal, mucho más camaleónico y capaz de diseccionar cada partido con el fin de sacar el máximo rendimiento a sus pupilos.

Junto a los brasileños estará Neymar, aquejado por la lesión que sufrió en la columna vertebral en el partido frente a Colombia y que decidió viajar con la selección a Brasilia para la despedida de un Mundial que para él acabó mucho más temprano de lo que imaginaba.

Alineaciones probables:

Holanda: Jasper Cillessen; Bruno Martins Indi, Stefan De Vrij, Ron Vlaar o Daryl Janmaat; Dirk Kuyt, Daley Blind, Georginio Wijnaldum, Nigel de Jong o Jordy Clasie, Wesley Sneijder; Arjen Robben y Robin Van Persie. Seleccionador: Louis Van Gaal.

Brasil: Julio César (o Víctor); Maicon, Thiago Silva (o Henrique), David Luiz, Marcelo; Luiz Gustavo, Paulinho, Ramires, Oscar; Willian y Jô. Seleccionador: Luiz Felipe Scolari.   Árbitro: Djamel Haimoudi (Argelia).   Estadio: Mané Garrincha, de Brasilia.   Hora: 17.00 local (20.00 GMT). 3 PM hora de Colombia

4 aspirantes al Guante de Oro Adidas   BRASILIA, 11 de Julio ­_RAM_ En la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™ hemos disfrutado de recitales impresionantes entre los palos, desde el espectacular paradón de Guillermo Ochoa de un disparo de Neymar hasta el récord de 16 atajadas que ofreció Tim Howard contra Bélgica. Hemos aplaudido además la serie de actuaciones brillantes del costarricense Keylor Navas, la habilidad en los penales de Sergio Romero y el desempeño prácticamente de líbero de Manuel Neuer en el choque de Alemania contra Argelia. Precisamente los dos porteros finalistas, Neuer y Romero, encabezan la lista definitiva de candidatos al premio de mejor guardameta de Brasil 2014, que ha presentado el Grupo de Estudios Técnicos de la FIFA.

Keylor Navas (CRC) El arquero del Levante brilló con luz propia entre los mejores jugadores de Costa Rica en Brasil 2014. Sus actuaciones incluyen un espectacular desempeño en la victoria de octavos de final contra Grecia. Con sus 21 atajadas en los cinco partidos de los Ticos, se proclamó Jugador Budweiser del Partido en tres ocasiones. A sus 26 años, tiene por delante los mejores años de su carrera.

Manuel Neuer (GER) Hasta la fecha, el guardameta alemán ha jugado los seis partidos que su selección ha disputado en la competición, en los que ha ofrecido un total de 25 atajadas y ha completado 202 pases. Ha mantenido su puerta a cero en tres encuentros y ha destacado como una presencia dominante en el equipo de Joachim Loew. Ganador de un montón de títulos nacionales, de la Liga de Campeones de la UEFA y de la Copa Mundial de Clubes de la FIFA, tiene el Guante de Oro en la punta de los dedos.

Sergio Romero (ARG) Sus atajadas de los lanzamientos desde el punto penal de Ron Vlaar y Wesley Sneijder clasificaron a la Albiceleste para la gran final de la competición y pusieron el broche de oro al excelente Mundial que hasta la fecha ha ofrecido el jugador de 27 años. El arquero del Mónaco ha mantenido su puerta imbatida en cuatro partidos, con un total de 15 paradas por el momento en Brasil 2014. En los últimos cinco años, desde que Diego Maradona lo hizo debutar en el fútbol internacional, se ha convertido en titular indiscutible de la selección de Argentina.

El italiano Nicola Rizzoli arbitrará la final

BRASILIA, 11 de Julio ­_RAM_ Un Alemania-Argentina fue la final de la Copa Mundial de la FIFA Italia 1990™, y será un árbitro italiano el que dirija el choque decisivo entre esos mismos países en la edición de 2014. Nicola Rizzoli tiene 42 años y es un arquitecto de Bolonia. Ya ha arbitrado 3 partidos en la Copa Mundial de la FIFA 2014™: los encuentros de la primera fase España-Países Bajos y Nigeria-Argentina, y el choque de cuartos de final Argentina-Bélgica. Rizzoli inició su carrera internacional en 2007. Ha arbitrado una final en cada una de las dos principales competiciones europeas de clubes: Atlético de Madrid-Fulham en la Liga Europa 2010, y el derbi alemán entre Bayern de Múnich y Borussia Dortmund que puso la guinda a la Liga de Campeones de la UEFA 2013. En 2011, el colegiado italiano fue seleccionado para la Copa Mundial de Clubes de la FIFA, donde dirigió dos encuentros. En 2012, a Rizzoli le encomendaron el España-Francia correspondiente a los cuartos de final de la Eurocopa 2012, más otros dos encuentros de ese mismo campeonato. El año pasado, estuvo en Turquía con motivo de la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA, donde se hizo cargo de dos partidos. Rizzoli estará asistido por sus compatriotas Renato Faverani y Andrea Stefani, ambos de 44 años. El cuarto árbitro será el ecuatoriano Carlos Vera. Nicola Rizzoli será el tercer italiano en arbitrar una final de la Copa Mundial de la FIFA™, después de Sergio Gonella en 1978 y de Pierluigi Collina en 2002.

  Share: