Big Data: un nuevo reto para el analista de negocio    

Bogotá, agosto de 2014. El analista de negocio tiene a su cargo el entendimiento de las necesidades y oportunidades dentro de una organización. Al ser el traductor de lo técnico a lo “humano”, actúa como puente entre el equipo de desarrollo y los representantes de compañía. Por ello, debe estar alineado a las nuevas tendencias que están definiendo el rumbo de las empresas.

Una de ellas es el Big Data, el cual se refiere a toda información que no puede ser procesada o analizada utilizando procesos o herramientas tradicionales. Erróneamente se cree que Big Data se refiere únicamente a una gran cantidad de información en específico, y es usualmente utilizado cuando se habla en términos de petabytes y exabytes. Sin embargo, además delgran volumen de información, que proviene de una gran variedad de fuentes, el Big Data se clasifica en información:

  •  Biométrica: información que identifica alguna característica propia de la persona, huellas digitales, retina, reconocimiento facial, ADN, etc.
  • Generada por las personas: las personas generamos diversas cantidades de datos como la información que guarda en notas de voz, correos electrónicos, documentos electrónicos, estudios médicos, etc.
  • Generada por otros dispositivos: se refiere a los sensores que capturan algún evento en particular  (velocidad, temperatura, presión, humedad relativa, salinidad, fuerza del viento, nivel de precipitación, radiación, etc.).
  • Redes sociales e Internet: incluye contenido web e información que es obtenida de las redes sociales como Facebook, Twitter, LinkedIn, de blogs como Tumblr, Blogger o WordPress.
  • Transaccional: registros de facturación, registros detallados de las llamadas, etc. Estos datos transaccionales están disponibles en formatos tanto semiestructurados como no estructurados.

Además de esto, se requiere que la velocidad de respuesta sea muy corta, con lo cual se pueda obtener la información correcta en el momento preciso.

Para Rosalina Rivera, Gerente de PM de Praxis, el analista de negocio debe estar alineado con esta tendencia y con las estrategias organizacionales, para traducir estos eventos en información significativa y posteriormente realizar el análisis de la misma para que sirva como insumo en la toma de decisiones. “Actualmente, además de comprender perfectamente cómo funciona la organización, el analista de negocio  debe entender la manera en la que es generada la información y las nuevas fuerzas que surgen a partir de ello, ya que pueden afectar a la empresa tanto externa como internamente. Una de estas fuerzas es el Big Data”, agrega Rivera.

 

 

 

  Share: