Empate aburrido

Por: Alberto Díaz.–

El gol tempranero de Uribe hacía presagiar un triunfo holgado, pero pasamos de la ilusión a la tristeza. El arranque del juego, vistoso y rápido, se fue diluyendo en medio de las oportunidades erradas de los azules y con la táctica ultradefensiva que propuso el equipo volcánico, que apenas fue un fosforito, lánguido y flojo que no muestra nada y tampoco dejó jugar a Millos.

Robayo, Vargas, Mayer, Henríquez, Ochoa movían al equipo y sobre todo Uribe y Román con gran personalidad y ganas estuvieron al frente del ataque. En discreto nivel Mosquera, Ortiz y Agudelo.

Uribe dejó pinceladas de sus condiciones y dasafortunadamente marró opociones para descontar y lograr el triunfo. Preocupante que en la única y solitaria llegada del rival, nos marquen de cabeza. Descuido fatal.

De nada sirvió el control del balón, arrinconar al rival, abrir las puntas. perseverar en los centros de costado y tiros de esquina sino tenemos delanteros que hagan la diferencia ni jugadores explosivos dentro del área que desequilibren contra equipos visitantes.

Arbitraje, de lo peor visto en este semestre, lejos de la jugada, displicente y sin jerarquía.

Pancartas por la dignidad azul y baja asistencia enmarcaron la fría noche en el estadio, acompañado por familiares y amigos que salimos amargados por este empate. Con el equipo peruano en la Suramericana no podemos pensar en otra cosa que en la victoria, ojalá y así ocurra.

Albiazul saludo.

  Share: