¡Si es berraco*, viva sin agua!

Por: Orlando Cadavid Correa.–

Medellín, 03 de Agosto ­_RAM_  El título corresponde a un aviso de página, sin respaldo comercial, obviamente, que publica desde el 10 de febrero de 1995, fecha de su nacimiento, la revista ‘Cierto’ –el medio de los medios periodísticos– fundada y dirigida en Medellín por el colega José Absalón Duque, un quijote paisa que siempre ha vivido entregado con fe de carbonero a la ecología y sus derivados.

“Si es berraco, viva sin agua”, reza el enfático desafío que es al propio tiempo una invitación a reflexionar sobre este recurso natural tan fundamental para la supervivencia de la humanidad que comienza a escasear dramáticamente en Colombia y ha forzado al gobierno a castigar a los usuarios derrochadores del vital elemento con multas que vendrán incluidas, a partir de agosto o septiembre, en las cuentas de cobro de los servicios públicos domiciliarios.

He aquí otros dos avisos promocionales en defensa del maravilloso componente que durante 19 años han hecho parte, a manera de pie de página, de la utópica cruzada de Duque y que vienen a ser hermanos menores del que da título a este Contraplano: 1) ¡Si es tan guapo, viva sin agua!…2) ¡Cuide la gota de la vida! (Este último viene ilustrado con una llave de un lavamanos, a medio cerrar, de la que caen tres pequeñas gotas de agua).

La vehemencia con la que José Absalón trata de proteger este bendito recurso le ha generado algunas antipatías entre gentes irracionales que se refieren a él mediante el empleo de improperios impublicables.  Su empeño llegó al extremo de proponerle a Sergio Fajardo, cuando era alcalde de la primera urbe paisa, la creación de unos inspectores para que controlaran el uso desmedido del agua en el lavado de carros, de perros, de edificios enteros, de calles y avenidas y el riego de amplios jardines, pero  su encomiable iniciativa cayó en el vacío.

El tema del agua seduce, por lo visto, a los periodistas antioqueños de la vieja guardia: Elkin Mesa, quien combina su oficio de toda la vida con el de compositor de aires musicales, nos acaba de proporcionar la letra de una canción en ritmo de rock que tiene que ver con la preocupante sequía:

“… Agua, agua, agua, los que gobiernan la tienen, nosotros tenemos sed”… “Agua, agua potable, los que gobiernan la tienen, se embriagan con nuestra sed”…  “Agua, agua, agua, madre tierra, agua potable, agua madre, los que gobiernan  la tienen y ya muchos mueren de sed”… “Agua, agua, madre, quiero brindar con agua”… “Agua, agua madre, del cielo el mejor licor”… “No permitas, agua madre, que haya violencia por sed, que nadie mate por agua, que  nadie muera de sed”.

Vamos con un manojito de máximas y mínimas inherentes al H2O: Lo que por agua viene, por agua se va… Agua que no has de beber, déjala correr… El hielo es considerado “agua dura” por algunos meseros chistosos de clubes sociales… El rico de nuevo cuño pide un whisky en las rocas, pero sin hielo… Un vaso de agua no se le niega a nadie… En abril, aguas mil… Aguas que lloviendo, vienen, aguas que lloviendo van… Parece que va a llover, el cielo se está nublando… Qué curioso: cuando el agua se va, lo hace sin despedirse la muy mal educada…

La apostilla: Definición de Berraco*: en algunas regiones de Colombia es una palabra de uso común como sinónimo de fuerte, valiente, aventajado, excelente. También equivale a enojado, contrariado, iracundo, encolerizado, encorajinado. El irrepetible Gabriel García Márquez la empleaba con B larga, no con la V pequeña, porque Verraco significa cerdo padre, marrano, puerco o caribajito.

 

 

 

 

 

 

  Share: