Menos del 9% de clínicas y hospitales ha digitalizado historia clínica de sus pacientes

  • A pesar de estar obligadas a actualizarse desde hace 3 años clínicas y hospitales siguen en la edad de piedra.
  • Disminuir errores médicos, mejorar la calidad de la atención a los usuarios y controlar costos, son algunas de las ventajas que las Instituciones Prestadoras de Salud pueden obtener con la sistematización de sus procesos.

 Bogotá, septiembre de 2014. En Colombia, el sector de la salud es uno de los más afectados por procesos ineficientes y quejas relacionadas con el servicio. Aunque siempre se ha hablado del impacto que esta situación tiene para los usuarios, las Instituciones Prestadoras de Salud -IPS también se ven seriamente afectadas en sus indicadores. Problemas con la identificación de los pacientes, ilegibilidad de la letra de los médicos en los registros clínicos y órdenes médicas e incluso mala calidad en la atención a las personas, son algunos de los problemas que afectan el accionar de las Instituciones en el país.

Aunque los problemas tienen diversos orígenes y no hay una solución única, la tecnología empieza a verse como uno de los remedios que pueden contribuir al mejoramiento del estado de la salud en Colombia. La automatización de los procesos, con la que se busca volver más eficientes los procesos de las IPS al mejorar el servicio con el que atienden a los pacientes, reducir los errores médicos, controlar los costos e implementar la integración de los sistemas de información, es una de las tendencias que ya intentan cambiarle la cara a la salud en las diferentes ciudades colombianas.

“Además de ser una exigencia que está estipulada en la Ley 1438 de 2011, las IPS deben pensar en hacer una actualización integral de su plan de beneficios para optimizar la gestión y mejorar los procesos con los clientes. Todo esto se puede lograr mediante el uso de productos de tecnología informática totalmente integrados, acompañados de servicios de consultoría, capacitación e implantación”, explica Víctor Muñoz, director global de capacidades en Carvajal Tecnología y Servicios, grupo que a través de empresas como Servinte ofrecen soluciones tecnológicas especializadas para el sector salud en Colombia.

En la actualidad y de acuerdo con el Registro Especial de Prestadores de Servicios de Salud 2014, en Colombia hay 11.431 IPS privadas y 1.159 IPS públicas, pero menos del 9% de las instituciones ha avanzado siquiera a tener historia clínica electrónica. La carencia de un sistema de información estructurado en gran parte de las IPS es un factor que perjudica considerablemente la atención y seguridad de los pacientes haciendo que los procesos tarden más.

En palabras de Muñoz, son varias las causas por las que la mayoría de las instituciones de servicio no ha empezado a sistematizar su gestión. Algunas entidades no le dan mayor importancia al valor de los sistemas de información y la tecnología informática o prefieren invertir en equipos médicos. Otra de las razones está relacionada con la carencia de estándares de este tipo en Colombia, lo que impacta la toma de decisiones de las entidades de salud que prefieren pasar por alto el marco regulatorio y continuar con sus sistemas clásicos alejados de las nuevas tecnologías.

“Cuando una IPS involucra la tecnología de sistemas de información al servicio de sus pacientes logra agilizar la oportunidad de la información en los procesos de atención tanto asistenciales como administrativos, agregar valor a sus procesos y contar con información en línea para tomar decisiones en cualquiera de sus áreas de proceso”, indica Muñoz.

Los casos de éxito de países como Singapur, Hong Kong, Japón o Corea del Sur, que han sido catalogados por la Organización Mundial de la Salud como los mejores sistemas de salud del mundo, dejan ver que una de las claves para ofrecer servicios de alta calidad es la sistematización de los procesos pues, entre las grandes cualidades de estos países, está el uso de soluciones tecnológicas que apoyan los procesos logísticos, administrativos y clínicos  de los centros de salud.

“De la mano de la sistematización de la información, las IPS pueden ayudar a aliviar uno de los más grandes dolores de cabeza del sector de la salud en el país: si hay más orden en los procesos, los usuarios de estas entidades van a estar más conformes, habrá menos errores médicos y se facilitarán los procesos de atención por parte de los profesionales de la salud”, concluye Víctor Muñoz, director global de capacidades en Carvajal TyS.

  Share: