¡Por fin!

Por: José Pérez.— (*)

“A la memoria de los tres jugadores y el integrante del cuerpo técnico de las Águilas de Pereira, fallecidos ayer”

Millonarios 4 – Fortaleza 0

Por fin! Dos palabras que los hinchas azules pudimos decir el día de ayer, una vez finalizado el partido en El Campín. Y no era para menos, por fin, Millonarios logró ganar después de dos meses de una larga sequía sin triunfos. Por fin, se ganó con holgura. Por fin, se destapó Fernando Uribe. Por fin, una leve luz de esperanza vuelve a verse en el sendero azul. Por fin, aparece una sonrisa en la sufrida hinchada embajadora que por estos días, únicamente ha recibido malas noticias, no sólo deportivas sino también administrativas y financieras.

La última victoria oficial, había sido el pasado 26 de julio, en el triunfo a domicilio 1 – 0 ante Equidad. Después de eso, tuvieron que pasar 9 partidos por Liga, para que Millonarios volviera a celebrar (4 empates y 5 derrotas). De paso, esta racha negativa sin ganar, se convierte en la cuarta más larga del Club en su historia por el torneo doméstico, después de la de 1996 (15 partidos), la de 2002 (12 partidos) y 2004 (11 partidos).

Pero preocupaba aún más, que esa racha no solamente se extendía a la Liga. Iba más allá. Sumando la Copa Colombia y la Copa Suramericana, donde Millos fue eliminado prematuramente, el equipo completaba 14 juegos oficiales sin ganar, teniendo en cuenta los 3 partidos del torneo local y 2 del internacional.

La última goleada de Millonarios a otro equipo, se había dado el 29 de marzo de este año, en el 4-0 sobre Patriotas.

La última vez que un jugador azul marcó cuatro goles en un solo encuentro, había ocurrido el 27 de julio de 1997, cuando Ricardo “El Gato” Pérez, con sus anotaciones, llevó al conjunto capitalino a derrotar 4 – 1 al Pereira en Bogotá. El póker de Uribe ayer, es el primero que marca en su carrera y lo convierte en el octavo jugador que viste la casaca azul, en realizar esta gesta, después de los argentinos Alfredo Castillo, José María Ferrero, Pedro Cabillón y Alfredo Di Stéfano, los colombianos Freddy León y el ya mencionado Pérez , y el uruguayo Victor Bruno Lattuada. Los goles del risaraldense, le dan confianza a él y a un equipo que lo necesita. Además, llega a 10 goles desde que arribó a Millos (6 por Liga, 2 por Copa y 2 por Suramericana) y empieza a demostrar, porqué el Club se fijó en él.

Ya se ganó la primera batalla de siete que emprendimos ayer y aunque todavía faltan varios puntos por hacer y la goleada a Fortaleza no nos saca de los últimos lugares de la tabla, es un primer obstáculo que se supera y es una luz de esperanza para clasificar a los cuadrangulares finales.

De otro lado, algo que queda demostrado es la nobleza y la fidelidad de la hinchada azul, que si bien, ha bajado en número de acompañamiento (por obvios motivos), el día de ayer, llegó al Nemesio a acompañar y a alentar. Otra parcialidad en las condiciones actuales de Millonarios, no hubiera llegado a 2000 espectadores. Contra Fortaleza se registraron unos 8000 asistentes (superando asistencias de otros equipos que van mejor en la tabla). Definitivamente, hinchada es lo único que hay actualmente!

Por fin se ganó, por fin los jugadores le dieron un regalo a los hinchas, en este mes, nada más ni nada menos que el del amor y la amistad. Ahora esperamos que los dirigentes nos empiecen a dar alegrías y a enderezar el camino en lo administrativo y financiero. Por fin se comienza una semana con otro semblante y optimismo, de cara al próximo partido contra Patriotas. Por fin, los hinchas pudimos decir: Por fin!

 

(*) hincha azul.

Con el equipo, en las buenas y en las malas!

 

Millonarios, el más veces campeón!

 

PD: El de ayer fue el segundo enfrentamiento contra Fortaleza en primera división, con dos triunfos azules (el primero había sido el 23 de marzo de este año, en el 1 – 0 en el Estadio de Techo con gol de Dayro Moreno).

 

Septiembre 28 – 2014

 

 

  Share: