Salud en Bogotá: la situación detrás de las cifras

Septiembre de 2014En Bogotá 6 de cada 10 encuestados afirma que no se le está garantizando el derecho a la salud, independientemente de estar o no afiliado al sistema de seguridad social, según la Encuesta de Percepción Ciudadana 2013. Aunque la visión sobre la salud en el país no es positiva, si comparamos con otras ciudades donde la Red Cómo Vamos realiza la misma encuesta, Medellín (57%) y Cartagena (56%) lideran el comparativo y la capital sólo alcanza el 47% de satisfacción.

Estas cifras contrastan con los indicadores positivos que registró el Informe de Calidad de Vida al comparar el 2012 y el 2013: la mortalidad materna disminuyó a nivel distrital al pasar de 41 a 24 casos, la razón de mortalidad infantil disminuyó de 11,2 a 10,1 y la mortalidad por neumonía en menores de 5 años disminuyó de 60 a 41 casos.

“Entender que la mejora en indicadores no significa bajar la guardia es fundamental; necesitamos que la Administración siga mejorando sus acciones en materia de salud y reducir la insatisfacción ciudadana”, afirmó Mónica Villegas, directora de Bogotá Cómo Vamos.

Por eso, el Programa Bogotá Cómo Vamos se unió a “Así Vamos en Salud” y al Grupo de estudios en salud pública de la Universidad de los Andes para convocar a representantes del Distrito, la academia, el sector privado y público y la ciudadanía a una mesa de trabajo que analizó estas cifras y los impactos y retos del modelo de Atención Primaria en Salud (APS) a 10 años de su implementación. El evento se llevó a cabo el pasado miércoles 17 de septiembre en la Universidad Javeriana.

Conclusión

 

  1. Problemas que aún persisten

 

Un niño en la capital tiene diez posibilidades más de tener sífilis congénita, una enfermedad prevenible con adecuado diagnóstico y tratamiento, al comparar las cifras de la ciudad y la media nacional.

La mayor proporción de casos se da en el régimen subsidiado y en la población no afiliada que corresponden a la red pública, con tasas de incidencia de 5,1 y 6,0 casos por 1.000 nacidos, respectivamente. Las principales causas de esta situación son las barreras de tipo administrativo, el ingreso tardío al control prenatal, la carencia de estrategias de acompañamiento a mujeres gestantes y las condiciones sociales de mayor vulnerabilidad, como en el caso de habitantes de calle.

 

Por su parte, la prevalencia de bajo peso al nacer en Bogotá es más alta que la reportada para el nivel nacional, sin mayores variaciones en el tiempo: 12,9% en 2012 y 12,8% en 2013 y mientras que en el país estuvo en 9,1 y 9, respectivamente.

 

  1. Localidades: inequidades a la vista

 

Una mujer en embarazo en la localidad de Antonio Nariño tiene un riesgo aproximado 6 veces más alto de morir en comparación con el indicador distrital. En mortalidad infantil, Santa Fe, Barrios Unidos y Rafael Uribe Uribe tienen un riesgo relativo mayor al de la ciudad. Por su parte, localidades como Chapinero, Engativá, Barrios Unidos y Antonio Nariño, aumentaron la ocurrencia y la respectiva tasa de mortalidad por neumonía en menores de 5 años.

 

Lo anterior indica que los esfuerzos en materia de salud se evidencian en cifras globales, pero existe aún una gran disparidad a nivel territorial. “Bogotá debería comprometerse con cifras de mortalidad infantil, materna y de menores de 5 años de un solo digito”, opinó Luis Jorge Hernández  del Grupo de Estudios en Salud Pública de la Universidad de los Andes.

 

Otro ejemplo es la desnutrición. Aunque en Bogotá bajó de 6,2% en el año 2008 a 4,8% en 2013, hay amplias diferencias entre localidades, en especial para Rafael Uribe Uribe (6,2%), Ciudad Bolívar (5,9%) y La Candelaria (5,3%).

 

  1. Salud en microterritorios

 

Desde 2004 Bogotá comenzó a aplicar el modelo de Atención Primaria en Salud – APS que privilegia un enfoque preventivo para llegar a la población antes de que se enferme. Durante el evento, Jaime Urrego, director de Salud Pública de la Secretaría Distrital de Salud explicó que con el programa “Territorios Saludables”, por ejemplo, se han identificado niños que jamás habían ido al médico porque no estaban enfermos. Las familias en localidades priorizadas reciben en su casa la visita de un equipo de salud que evalúa a todos los miembros y toma acciones.

 

Según expuso la Secretaría de Salud, la década de aplicación de la APS ha significado un avance en términos de cobertura; sin embargo, aún faltan mecanismos de medición del impacto de programas como el de “Territorios Saludables”, como señaló Román Vega, investigador de la Universidad Javeriana y exsecretario Salud de Bogotá.

 

  1. La salud es responsabilidad de todos

 

Los expertos convocados coincidieron en la necesidad de entender la Atención Primaria en Salud como un asunto intersectorial. El caso de las enfermedades cardiovasculares es un buen ejemplo. Según cifras del Ministerio de Salud, uno de cada tres fallecimientos en el país en 2011 tuvo origen en este tipo de dolencias que están directamente relacionadas con hábitos saludables. Se requieren intervenciones en hábitat para construir espacios donde las personas practiquen actividad física, educación para aprender a alimentarse desde pequeños y recursos para hacerlo de manera adecuada.

 

Los ciudadanos que también asistieron al evento, expresaron su deseo de continuar en ejercicios de participación que lleven a la política pública sus necesidades y la mejora del sistema.

 

PREGUNTAS Y RESPUESTAS

 

¿Qué es la Atención Primaria en Salud (APS)?

Sus principios son la accesibilidad (geográfica, económica, cultural y organizacional), la integralidad (articulación de respuestas individuales, colectivas, sectoriales y transectoriales), la longitudinalidad (relación a largo plazo entre población y salud) y  la continuidad (seguimiento y monitoreo de los procesos de atención).
¿Cómo se ha implementado la APS en Bogotá?

Diez años está cumpliendo en la capital del país el modelo, que inició en el 2004 con el programa Salud a su Hogar (2004-2007) y siguió con Salud a su Casa (2008-2011), los dos incluyeron acciones en los ámbitos familiar, laboral, comunitario, escolar y de instituciones prestadoras de servicios de salud. En 2012 el programa cambió su enfoque, estrategias y operacionalización y pasó a llamarse Territorios Saludables.

 

¿Cómo funciona el programa “Territorios Saludables”?

La ciudad está divida en 1.005 microterritorios y 85 territorios en el ciento por ciento de las zonas de estrato 1 y 2, con el mismo número de equipos de respuesta inicial y  equipos de respuesta complementaria, 1.005 y 85, respectivamente.

 

  Share: