Usuarios a la deriva

Por: Javier Contreras.–

Bogotá, 22 de septiembre ­_RAM_. El número de muertes por cáncer aumenta anualmente sin que el Estado, a través del Ministerio de Salud, las Secretarias de Salud departamentales y municipales, así como las Entidades Promotoras de Salud, EPS, adelanten agresivas campañas de prevención.

Basta ver las cifras de cáncer de seno o de mama en Colombia. Al año son detectados más de 6 mil 500 nuevos casos y más de 2 mil 100 mujeres mueren como consecuencia de esta enfermedad. Así mismo preocupan las estadísticas de cáncer gástrico o de estómago y de las demás clases de esta mortal enfermedad.

En el mundo, entre los años 1997 y 2000 murieron 59.520 hombres y 34.603 mujeres por distintos tipos de cáncer. Las posibilidades de curarse de un cáncer son actualmente cercanas al 50%, algunos cánceres se curan al 100%, como por ejemplo el cáncer de testículo. La principal causa del cáncer es el tabaco.

Recientes estudios consideran que si nadie fumara habría un 30% menos de enfermos de cáncer, y si el sobrepeso no estuviera presente, sumado a un poco de actividad física otro 20% menos. La mortalidad mundial del cáncer es superior a la del SIDA, la tuberculosis y el paludismo juntos, pues mueren cerca de 8 millones de personas cada año por el cáncer.

Una de las claves para contrarrestar estas cifras, especialmente las de muertes de pacientes, es la prevención y la detección temprana. Si existieran verdaderas campañas adelantadas por las EPS y las demás entidades prestadoras de salud seguramente el número de víctimas mortales sería infinitamente inferior.

Si se lograra prevenir a tiempo o se detectará el cáncer en sus inicios, no sólo se salvarían muchas vidas sino que se ahorrarían muchos recursos en los tratamientos. Por eso es urgente que el sistema de salud tome medidas urgentes y destine los recursos necesarios para adelantar verdaderas campañas de prevención.

No sólo se trata de la prevención y la detección temprana, sino una atención integral de los pacientes de cáncer, incluyendo la entrega de los medicamentos necesarios para los tratamientos, que son costosos y que en muchos casos no llegan a los pacientes de menos recursos.

Aunque el Plan Obligatorio de Salud, POS, ha hecho avances significativos en esta materia, incluyendo algunos medicamentos necesarios para tratar esta enfermedad, aún siguen por fuera otros que son muy costosos.

Esa era, precisamente, una de las luchas que emprendió la congresista, Sandra Ceballos quien perdió la batalla contra el cáncer de seno antes de ser aprobada la Ley que lleva su nombre y quien murió hace 6 años, pero dejó un gran legado que no puede ser olvidado por falta una política pública que están en mora de desarrollar el Ministerio de Salud, las entidades territoriales de salud y las EPS.

 

IN MEMORIAM

 

Mi padre, Alfonso Contreras murió hace 6 años (6 de septiembre de 2008) de cáncer gástrico o de estómago.

Mi jefe, HR Sandra Ceballos murió hace 6 años (21 de septiembre de 2008) de cáncer de seno o de mama.

@jcontrerasa

  Share: