El inicio del fin

Por: Carlos Patricio Eastman

La llegada de los guerreros de la Farc a la mesa de negociaciones en la Habana, tiene varias lecturas en mi punto de vista bastante positivas para el proceso.

Lo primero es que estamos llegando a los puntos culminantes y decisivos de la negociación, si los tres primeros puntos eran más concesiones por parte del gobierno (política de desarrollo agrario, participación en política y drogas ilícitas), los dos últimos puntos (victimas y fin del conflicto) es donde se deben ver realmente las concesiones de esta guerrilla al proceso demostrando hasta qué grado están jugados con la paz.

Solo es posible que esta guerrilla pueda tomar unas definiciones especialmente en el punto del fin del conflicto, que implica la dejación de las armas y su reincorporación a la vida civil con sus líderes militares quienes son los que comandan y tienen gran ascendencia con las tropas, si estos no hicieran parte no abría certeza que lo acordado realmente fuera acatado.

En una estructura tan jerarquizada como la de las FARC, es muy relevante la presencia de cuatro de los seis miembros del secretariado, varios miembros del estado mayor y comandantes de frente de los diferentes bloques, con esta situación se desmienten las dudas que inicialmente se tenían que no había una unidad en esta organización criminal en torno al proceso y que su estructura político militar interna estaría desmembrada, lo que a la larga no era bueno porque cualquier acuerdo que se alcanzara no iría a ser aplicado necesariamente por todos sus frentes, lo que no permitiría llegar al objetivo final de una paz completa con este actor armado ilegal.

En una guerra los políticos siempre son los encargados de iniciar la búsqueda negociada al conflicto, sientan las bases y reglas para un diálogo e inician la concertación de los primeros acuerdos; pero son los militares quienes deben participar en la recta final y decisiva pues son los conocedores de los detalles de la guerra y quienes se encargaran de implementar en la práctica los acuerdos y darle sostenibilidad y credibilidad a los mismos entre las tropas. Por lo tanto esta señal de la llegada del ala militar de la guerrilla debe ser vista como que por fin estamos llegando al inicio del final del proceso.

  Share: