La Anestesia del Periodismo Regional…  

Por: John Jairo Posada Castaño.–

Bogotá, 19 de Octubre ­_RAM_ Pareciera que el “óxido nitroso” se le hubiera inyectado a buena parte del periodismo regional. Hace poco un abogado me llamó alarmado, a contarme que un periodista quien laboraba en un tabloide de esos que están “llenos de noticias con salsa de tomate”…

Tuvo que huir de la capital risaraldense, por serias amenazas de muerte. Nadie hizo absolutamente nada, ni siquiera su empresa periodística que tantas veces le envió a cubrir el escenas en el fango de la muerte, con un escuálido fotógrafo cuyos únicos chalecos “anti balas” eran precisamente sus credenciales de reportero.

Mientras que aquí, en varias administraciones estas saqueando literalmente todas las finanzas, regalando nuestro patrimonio público, y tienen como cómplices   “asesores” de prensa, a   los mismos oscuros personajes, llenos de agua impura en la boca, y escupiendo mentiras en una mediocre columna de un diario regional, y el otro con una biblia en la mano, en nombre de “Dios”, escupe lisonjas o veneno, contra los detractores de su funcionario y amo corrupto de de turno, pero amañando a sus bolsillos, contratos de publicidad maliciosamente remendados a sus antojos.

 

De moral no puede hablar jamás nadie que no habite en ella.

 

Pareciera entonces, que estuviéramos sumidos los comunicadores sociales, en tres heridas, como el bello poema de Miguel Hernández:

La del amor, la de la muerte, la de la vida, pero ahora agrego una cuarta. al unísono, la de la corrupción, guardando nuevamente ese extraño silencio bastante parecido a la estupidez. y resignados a recibir salarios de “mierda”, en rotativos, emisoras y canales regionales.

 

El periodista es testigo privilegiado de la historia, pero no para callar.

  Share: