Atrapados sin salida

Por: Uriel Ortiz Soto (*)
Ante la aparición de nuevas drogas sintéticas y naturales, que todos los días están saliendo al mercado, podemos decir sin equívocos, que nuestras autoridades han perdido la guerra contra las drogas.
Es lamentable tener que decir, que no obstante los miles y miles de millones de dólares que se han invertido en la lucha contra las drogas, hemos perdido la batalla, y la principal fuente de generación de violencia, corrupción y sostén de los grupos armados que operan al margen de la ley, es: su cultivo, industrialización, comercialización y consumo
Para hablar sobre prevención del consumo de drogas en Colombia, debemos mirar a nuestro alrededor, para darnos cuenta que estamos más que en pañales; pero, en comercialización, industrialización y valores agregados para distribuirla y consumirla, somos, todos unos campeones, especialmente por el auge que está cogiendo en nuestra juventud.
Las autoridades educativas y policiales desde luego que han hecho su trabajo, pero, lamentablemente no disponen de los medios legales para someter a los estudiantes traficantes y consumidores que todos los días va en aumento.
En las escuelas, colegios y universidades, se están conformado carteles entre los mismos estudiantes, que tienen sus proveedores externos; son cadenas tan sorprendentemente bien organizadas, que a las mismas autoridades les cuesta trabajo develarlas para poderlas someter y desintegrarlas.
Lamentablemente el consumo de drogas en los centros educativos, van cogidos de la mano con las prácticas del matoneo, los abusos sexuales y todo tipo de violencia juvenil que ya es un imposible controlarlas, le han cogido tanta ventaja a la sociedad, que los índices de violencia son todos los días más alarmantes.
Son cientos los casos de jóvenes que han tenido que retirarse de los establecimientos educativos, puesto que se niegan a participar en estas conductas delictivas y que desde luego se convierten en toda una amenaza para los traficantes y comercializadores. Se han registrado casos en los que los capos estudiantiles les fijan un término perentorio para ingresar al negocio o consumo, de lo contrario tienen que abandonar los centros educativos, so pena de poner en peligro su vida y la de sus familias. Son cientos los casos de deserción, matoneo con lesiones personales, y casos de suicidios y homicidios por estos casos.
Después que escribimos hace unas semanas el artículo sobre las bondades medicinales y agroindustriales de la marihuana, que continúa debatiéndose en el Senado de la República a instancias del Senador Juan Manuel Galán, nos damos cuenta lo atrasados que estamos en el tema, nos estamos asustando con el cuero, cuando hace mucho tiempo matamos el tigre.
Su legalización para usos medicinales, es apenas una mínima parte de lo que debe hacerse con respecto a la marihuana y demás alucinógenos, sin embargo, siguiendo este proceso, debemos aceptar, que no conocemos lo que es el portafolio de la oferta de drogas en sus diferentes modalidades que todos los días crece en cantidades alarmantes:
El cultivo e industrialización de la coca y la marihuana, que son las más comunes en nuestro medio, hace tiempo que perdieron su hegemonía como factor de preponderancia, su expansión en los mercados seguirá dándose aún en contra de las más drásticas medidas que adopten los gobiernos para su: producción, industrialización, comercialización y consumo.
Lamentablemente en torno a este fenómeno de las drogas, es que han surgido y mantenido, fuera del envenenamiento de nuestras juventudes, los grupos al margen de la ley, y subversivos: las Farc y el Eln, que se sostienen gracias a la magnitud y bondades del negocio.
Nuestros gobiernos no han entendido que los mercados de la oferta y la demanda, regulan los precios, así sea bajo los estados criminales, puesto que, la rentabilidad es tan sorprendentemente atractiva, que da para comprar todo tipo de conciencias.
En consecuencia, no es exagerado decir, que el mundo está atrapado por las drogas, manifestamos con gran preocupación la aparición de las sintéticas, que muchas veces son procesadas por los mimos proveedores en sus propias casas, basta con recibir las instrucciones de un químico que oriente la composición y combinación de sus componentes para que produzcan efectos alucinógenos.
Pero, también nos encontramos con que la naturaleza es pródiga en proporcionar alucinógenos como en el caso de los hongos en sus diferentes modalidades, y el cacao sabanero del cual se puede extraer la llamada la escopolamina que produce efectos tan letales, que, la víctima queda a merced del victimario, para darle lo que se llama el paseo millonario, el LSD, y el DMT, que se obtienen mediante síntesis química.
El pasto de la pangola, es otro elemento natural, que en forma de tabaco, al fumarlo, produce efectos alucinógenos, que pone al consumidor a merced de terceras personas, existen otras plantas como el borrachero y el barbasco que son utilizados en los laboratorios clandestinos para procesar alucinantes; entre muchas otras variedades sintéticas y naturales.
En consecuencia, lo que hay que hacer es librar una campaña educativa, pero de cara a la realidad, dando a conocer las diferentes modalidades de drogas y cuales, son sus efectos, de lo contrario cualquier campaña que se emprenda,- sin tener en cuanta cuales son los alucinógenos que se producen en forma natural o química-, continuaremos cayendo en los vacíos y nuestras juventudes consumiéndola, muchas veces ignorando sus efectos nocivos y letales.
Debemos estar muy atentos a las investigaciones que vienen adelantando algunos expertos en el tema, que con un grupo de expresidentes a la cabeza, están orientados, que la mejor forma de aminorar el narcotráfico, es entrar en un proceso de legalización y consumo vigilado.
Debemos tener muy claro que pretender erradicar el negocio del narcotráfico, no pasará de ser tarea de ingenuos, debemos aprender a convivir con este mal que ya nos cogió tanta ventaja, acabarlo del todo sería más fácil acabar con la prostitución.

[email protected]
[email protected]

[email protected]
[email protected]

  Share: