Drama: deudores hipotecarios de vivienda UPAC/UVR

Por: Uriel Ortiz Soto (*)

¿Hasta cuándo tendremos que soportar, ver, familias encadenadas a sus viviendas, para impedir ser desalojadas por acción de los carteles de remate, que actúan en complicidad con las corporaciones financieras; magistrados, jueces, auxiliares de la justicia y abogados corruptos? Son más de un millón quinientas mil familias que están siendo ejecutadas.

Mientras en nuestro País los préstamos de vivienda, continúen amarrados al sistema financiero, UPAC/UVR, las políticas en tal sentido de los gobiernos de turno, no pasarán de ser un sofisma de distracción y quienes logren coronar semejante proeza, pueden considerarse todos unos héroes, pero, serviles del sistema financiero y criminal.

No puede haber paz en un País, cuando miles y miles de humildes familias, viven las veinticuatro horas del día el drama de que de un momento a otro, van a ser desalojadas de sus viviendas, no obstante haber cancelado sus cuotas puntualmente, pero que por el atraso de una o varias de ellas, cayeron en las garras de las mafias que andan al acecho, para empezar a extorsionarlas y chantajearlas, mandándoles avisos de desalojo, aún sin haberse iniciado el proceso judicial en su contra.

Es hora que el gobierno, en cumplimiento del deber constitucional de dotar vivienda digna a las familias, meta en cintura al sistema financiero, que a través de los préstamos UPAC/UVR, está cometiendo los más descarados atropellos, en complicidad de: jueces venales, abogados y auxiliares de la justicia corruptos, y todo tipo de calanchines de los remates fraudulentos de vivienda de las familias que han caído en desgracia, ante la imposibilidad de pagar las cuotas de usura, impuestas por el sistema financiero y toleradas por el Gobierno.

Es la oportunidad para que a través de los diferentes programas que se están promocionando, se busquen soluciones concretas al drama de estas familias, que un día con el anhelo de tener vivienda propia, empezaron a comprometer los ahorros de toda su vida, a empeñar o vender los electrodomésticos, con el fin de completar la cuota inicial, para finalmente caer en manos de alguna corporación financiera que con ojos de retroversión les hicieron el préstamo usurero a unos intereses y cuotas impagables, mirando siempre quedarse con la vivienda en el futuro.

Por lo tanto, sería muy conveniente que se analizara con el señor ministro de vivienda, la difícil situación que están viviendo desde hace varios años más de un millón quinientas mil familias de todo el País, que tuvieron la desgracia de caer en manos de las corporaciones financieras, para obtener un préstamos UPAC / UVR, pero que debido a la usura y mala fe de los mismos, que muchas veces, a través de liquidaciones fraudulentas, y documentos falsos, les hicieron las cuotas impagables, para terminar embargándolas y despojándolas de las mismas.

Son varios los noticieros de televisión que han registrado casos desgarradores de familias, que al ser despojadas de sus viviendas se niegan a abandonarlas, en razón de haberlas pagado con cuotas de sacrifico varias veces. Estos casos aberrantes han propiciado varios suicidios.

Se han reportado incidentes con la policía, que en cumplimiento del deber impuesto por un juez de la república corrupto, que actúa en complicidad con los carteles de remate, imparte la orden de desalojo, sin importarle el dolor de las familias, se niega a revisar los procesos, que lo que causa es estupor y fastidio por la justicia social con que se está administrando nuestro País, donde son víctimas personas humildes, que muchas veces tienen que pasar de agache semejantes arbitrariedades.

¿Pero cómo operan estas mafias para apoderarse de las viviendas: UPAC/UVR?

1º- Por el atraso de una o varias cuotas: sin importar que el crédito ya esté para ser pagado en su totalidad, aquí empieza el calvario, el titular del crédito es llamado a una reliquidacción, subiéndole la cuota y el crédito, muchas veces se acude a reliquidacciones fraudulentas argumentando el aumento de cuotas sin pagar, así el titular del crédito presente los comprobantes de pago.

2º- El titular del crédito queda imposibilitado para seguir cancelando dado el aumento de la cuota: es cuando la corporación financiera, saca la cartera a venta adjudicándola a una oficina de cobranzas, que puede ser Covinoc, o Cisa, que se caracterizan por ser unas de las mayores aprovechadoras de las viviendas de las familias que caen en desgracia

3º- Las oficinas de cobranzas venden la cartera a un particular, que por lo regular es un usurero, vinculado a los carteles de remate de vivienda: UPAC/UVR.

4º- Al ser notificado el titular del crédito hipotecario de vivienda UPAC/UVR, por el juzgado, este acude a la corporación financiera, quién le manifiesta que su crédito fue vendido a una oficina de cobros, al dirigirse allí el angustiado padre de familia, la oficina de cobranzas le manifiesta que su crédito fue negociado con un particular.

Esta persona que ha comprado el crédito, por lo general ya conoce el inmueble, tiene presupuestado cuando debe pagar: por costas del proceso, a los jueces venales, abogados corruptos, a los auxiliares de la justicia para que hagan un avalúo a su acomodo, pero, lo más grave la cuota para los extorsionistas y chantajistas, que empiezan a merodear el inmueble y a presionar a la familia para que lo entreguen y así se eviten la vergüenza del escarnio público de ser lanzadas a la calle con todas sus pertenencias.

Como las humiles familias, no son escuchadas en ninguna instancia, deciden convocar a sus vecinos para el día de la diligencia judicial; proceden a hacer resistencia y son muchas las veces en que han debido suspenderse, para evitar problemas de orden público de marca mayor.

El cronograma que hemos detallado, se ha presenciado por los noticieros de televisión; con esta columna son varias las veces que nos hemos pronunciado, esperamos que el Gobierno tome cartas en el asunto, con el fin de evitar más contratiempos en los procesos de paz, considero que estas familias atrapadas por el sistema: criminal y financiero: UPAC/UVR, con la complacencia del Estado, deben formar parte del proceso de Paz en la Habana – Cuba y ser escuchados por los comisionados de ambas partes, para que se enteran de casos denigrantes y dolorosos.

 

[email protected]

[email protected]

 

 

 

 

  Share: