Talento infantil

Por : Rubén Darío Mejía Sánchez.–

BOGOTA, 1 de Noviembre_ RAM_ No entiendo como algunas agremiaciones se dedican a hablar, hacer y opinar lo que ellas creen que es positivo al atacar eventos en donde se le da la oportunidad a los niños para que demuestren su talento, que por cierto es bastante, y lo que los mantiene inmersos en soñar y pensar en un futuro mejor.

El programa de “La Voz Kids” de Caracol Televisión está haciendo una gran labor en la formación de los niños en lo que tiene que ver con descubrir sus talento artísticos musicales y quizá lo más importante de ello es enseñarles en que en las diferentes competencias de la vida, como es la vida diaria, hay que esforzarse y dar lo mejor y al mismo tiempo estar preparados para saber perder o ganar. En el deporte se pierde y se gana, pero lo importante es uno tener las capacidades de competir no solo con sus contendores, sino con un rival principal que es uno mismo, aprender a valorarse y a dejar los miedos atrás y sentirse satisfecho con los logros que se alcanzan en una u otra competencia. En este programa han tomado muy en serio el enseñarles a los niños que están compitiendo, que deben de haber unos ganadores y también otros que no lo son, pero que en resumidas cuentas todos han ganado por la experiencia adquirida, porque han sabido compartir con sus semejantes y lo mejor, el valor de la verdadera amistad.

A muchos niños les ha dolido más el tenerse que alejar de sus amigos que han conseguido durante el concurso, que el haber perdido y no poder seguir en el evento mencionado.

Hay muchas formas de formar y nos damos cuenta que el ser humano que está dotado de una o de otra cualidad necesita poner a prueba lo que tiene y de buscar retos para que en un futuro inmediato o lejano logre sus aspiraciones.

Muchos están errados cuando piensan que a los niños hay que darles todo, que no debe de ponérseles a competir y que no se les debe exigir, que lo que adquieran sea producto del sacrificio, por lo que se está evitando darles una verdadera formación para dar el valor a todo lo que quieren tener.

Los abuelos antiguamente hacían cosas tan extrañas como enviar a los nietos a preguntar si la gallina del vecino había puesto un huevo, para dar un premio al niño que iba e investigaba al respecto o simplemente que se asomara a la ventana para ver si había salido el sol, y esos premios que eran logros del trabajo o la tarea que se había hecho era bastante valiosos.

Hay una enseñanza muy linda de un niño que llegó supremamente orgulloso a su casa y radiante de felicidad y al preguntarle la madre que había sucedido el niño le contestó “mamá soy el subcampeón en una carrera que hicieron en el colegio” y la mamá preguntó “cuantos corrieron hijo?” y el niño contestó con su cara sonriente y satisfecho “dos, mamá”. A él no le interesó cuantos corrieron sino que simple y llanamente había terminado la carrera.

Cuando al Gobierno le dio por cometer el error de decretar que ningún niño debía de perder un año escolar, hizo mucho daño, porque la mediocridad llegó y comenzaron a pasar los años y muchos jóvenes estudiantes terminaron sus asignaturas sin haber aprendido nada.

Qué bueno es cuando los padres estamos atentos a lo que hacen nuestros hijos, para descubrir en ellos los talentos que tienen y estar seguros que nuestros hijos no solo pueden ser, médicos, abogados, contadores e ingenieros, etc, etc, sino también grandes escritores, pintores, o músicos y no aterrarnos cuando comienzan a preguntar cosas que a veces nos parece extrañas porque no sabemos si estamos al frente de un gran científico o investigador que sin darnos cuenta pueda cambiar el rumbo de la historia de la humanidad.

Muchos padres creen que el hecho está en desencartarnos de los muchachos y dejarlos que hagan lo que se les venga en gana, que anden por la calle como Pedro por su casa, que se internen al frente del internet, en los videojuegos o en la pornografía, mientras que nosotros nos dedicamos al trabajo y creemos que con darles alimento y estudio y no estar pendientes de ellos todo está hecho.

Muchas veces no sabemos quiénes son las amistades de nuestros hijos y cuando tenemos que recibir malas noticias que tengan que ver con ellos es cuando viene el mea culpa y el arrepentimiento, pero la cosa es demasiado tarde.

Bienvenidos todos los concursos, como “La Voz Kids” de Caracol Televisión, los concursos de lectura y de cuento y los eventos deportivos, que al fin y al cabo ponen en competencia y descubren a los grandes hombres y mujeres del futuro.

[email protected]

  Share: