División total en el paro judicial

Por Rubén Darío Mejía Sánchez

BOGOTA, 13 de Diciembre_ RAM_ Al cumplirse casi 80 días del paro judicial se puede decir que hay una división total entre los organizadores del paro y los demás integrantes de la Rama Judicial.
A pesar de las dificultades que se han presentado con la justicia en Colombia en un paro que desde algunos sectores del Gobierno se ha catalogado como injusto, un sector de los jueces y fiscales están de acuerdo de seguir adelante con la marcha y el paro que perjudicará mucho más a los colombianos, por no contar con una justicia adecuada, puesto que se ha declarado indefinido y mucho más ahora que comienza la vacancia de fin de año.
Por lo que se puede ver no hay solución a la vista y están enfrentados tres sectores, uno, la Corporación de Jueces y Magistrados con María del Pilar Arango a la cabeza que está solicitando que se abran las puertas del diálogo y se deje trabajar a quienes lo deseen para beneficiar las solicitudes de los ciudadano; otro, que es ASONAL1 que los apoya a los anteriores y ASONAL JUDICIAL cuyo presidente Freddy Machado quién persiste en continuar en el paro, bajo el lema de estar buscando una mejor administración de justicia, mejores derechos y garantías salariales para quienes trabajan en la Rama.
Por lo que pudimos ver en el programa SEMANA En Vivo, de Cablenoticias, estos acercamientos no se están dando, porque la posición de las partes es bastante radical y por lo que se puede ver tienen intereses totalmente diferentes y mientras que haya esta clase de divisiones no se llegará a ningún acuerdo y lo peor del caso es que se seguirán muriendo personas, por el no cumplimiento de tutelas que busca dar tratamientos especiales a enfermos, los que no reciben la atención adecuada si no es por medio de este mecanismo.
Y qué decir de la seguridad nacional, que se está viendo en peligro, porque la mayoría de delitos no pueden ser castigados, porque quienes delinquen deben de ser puestos en libertad por vencimiento de términos.
El Gobierno ha dado órdenes de no pagar salarios y así se ha hecho, pero con algunos sectores, lo que ASONAL Judicial ha calificado como una forma de presión para que termine el cese de actividades, el que ellos no harán, hasta no lograr sus objetivos.
El país anda bastante mal, en una encuesta adelantada la semana pasada, un gran número de colombianos dijo no estar de acuerdo con el proceso de paz, lo que creo es que se hizo mal la pregunta o lo que quisieron decir fue simple y llanamente que no confían en una de las partes de los que están sentados en La Habana, y es de aclarar que una cosa es querer la paz y otra dudar, quizá con motivos suficientes de que esta vaya a llegar. Y por los lados de la justicia sí que estamos mal, el ciudadano de a pie ya no le cree ni a los fiscales ni a los jueces, ni mucho menos a las Altas Cortes, por los sucesos que se han presentado en los últimos años, en donde quienes han cometido grandes delitos pagan penas bastante pequeñas o simplemente se les da casa por cárcel.
Los colombianos en mayor parte no están de acuerdo que quienes han cometido delitos salgan a la calle como si nada fuera y mucho menos que tengan la oportunidad de gobernar como si nada hubiera pasado, sin haber pagado en parte sus delitos.
Y para llenar la taza, el tema de la última semana con los exámenes del concurso de méritos para quienes conforman la rama judicial, fueron demandados por creer que la universidad que los realiza no tiene la capacidad e idoneidad para hacer esta clase de concursos y rematan las denuncias, con que varios exámenes para aspirantes a jueces y magistrados fueron vendidos por altas sumas de dinero, las que iban de Norte de Santander y que no fue tenida en cuenta porque el concurso siguió adelante y muchos de los que están en el paro participaron en el mismo.
El ejemplo debe llegar por casa, y los jueces deben de respetar lo que dice la justicia, y estas divisiones que se están presentado deben ser solucionadas cuanto antes, porque una democracia en donde la justicia no funciona, no va para ninguna parte.

  Share: