¿Por qué vale la pena enamorarse de una mujer complicada?    

  • El periodista Paul Hudson asegura que no hay nada más fascinante en el universo que una mujer complicada. Sobre todo para un hombre como él, a quien le gustan “los rompecabezas”.

Bogotá, enero 28 de 2015.– Aunque no sea fácil relacionarse con una mujer complicada, la experiencia te recompensa el mil por uno. Estas son, las razones por las cuales desde la perspectiva de este periodista, vale la pena enamorarse de una mujer difícil.

  1. Una mujer complicada hará la vida de su pareja más interesante

Créanlo o no, la gente complicada no nace complicada. No existe un gen de “dificultad para resolver o lidiar con algo” que los padres le heredan a sus hijos. La gente se complejiza cuando vive cosas complicadas.

Si una mujer es complicada es porque su vida fue complicada en algún momento. Las vidas complicadas no son tan desagradables como piensa la gente.

Complejo muchas veces significa intrigante, fuera de lo ordinario y excitante. Complicarse de más es una cosa…ser complejo es otra.

Una mujer compleja es siempre una mujer interesante. ¿Por qué? Porque lo complejo es siempre interesante. ¿Cuándo fue la última vez que escuchaste a alguien decir, “me encanta lo simple que es mi vida”?

  1. Habrá llevado una vida fascinante y tendrá suficientes historias para contar

La gente complicada lleva vidas complicadas, y las vidas complicadas traen buenas historias. Seguramente habrá tenido aventuras y experiencias fascinantes. Incluso si sus aventuras son puramente emocionales, sigue siento una historia que contar.

¿Qué es lo que más molesta a la gente en algún punto de su relación? Cuando sienten que su pareja no tiene más historias que contar. Eventualmente, escucharás repeticiones, lo cual en un comienzo está bien. Pero después de los años, tu querida compañera empezará a sonar como un disco roto.

La gente complicada es difícil de comprender. No solo porque son complicados, pero también porque tienen a guardarse más cosas para sí que el resto de las personas. Mientras más demonios tenga una persona, más tienden a dejar sus historias en privado.

El que salga con una mujer complicada estará destinado a escuchar solo historias interesantes por el resto de su vida.

  1. Es difícil de atrapar

Lo fácil es aburrido para algunos de nosotros, por lo menos. Los humanos, por naturaleza, gustamos de los desafíos y los hombres no son excepción incluso cuando se trata de sus mujeres. Somos luchadores, competidores y conquistadores. Más importante, nos gusta ganar y odiamos perder.

Si nos gusta una mujer, insistimos hasta que se enamore de nosotros. O, para la minoría de nosotros, inventamos excusas para creer que realmente no vale nuestro tiempo y nos rendimos. De cualquier forma, en nuestra mente no perdemos. Si una mujer es fácil de comprender y sencilla de lidiar, entonces perdemos el interés.

Todo el misterio se pierde y no existe esa parte de ella que quisiéramos entender o conocer. Una mujer complicada siempre tendrá algo de misterio. No tiene que ser demasiado complicada, pero no le cedas todo con facilidad a tu amante o se aburrirá. Lo mismo puede decirse cuando los roles se invierten.

  1. Su inestabilidad emocional puede resultar muy excitante

Todos parecen pensar que una relación en constante paz es una gran relación. Para ser honesto, no puedo decir si es así o no, pues no conozco una sola relación que no tenga alguna sacudida de vez en cuando.

Las relaciones se encuentran con momentos duros de todos tipos y formas. A lo largo de nuestras vidas, todos tenemos problemas personales con los cuales necesitamos trabajar. Problemas que a veces afectan la vida de nuestras parejas.

Si no es el problema en sí mismo, entonces es la forma en que estos problemas afectan nuestro estado emocional y las acciones que producen en nosotros.

La inestabilidad emocional constante no es algo sano, pero de tiempo en tiempo, puede ser un recordatorio refrescante de cuán vivo estás, de cuán vivo puede hacerte sentir la vida –incluso si tus emociones solo fluctúan como resultado de las fluctuaciones emocionales de la mujer con quien sales.

Los estados emocionales casi nunca causan daño físico, simplemente elegimos aceptar que solo esos que nos hacen sentir mal son malos. Este no es necesariamente el caso.

  1. Una mujer complicada por lo general es inteligente

Tienes que ser inteligente para ser realmente complicada. De otra forma, solo aparenta ser complicada cuando, en realidad, es simple, esto es lo que usualmente trae problemas.

Esto no significa que hay algo de malo en ser un individuo simple. Quizá requiera de más esfuerzo el encontrar pareja, pero seguramente hay mucha gente que aprecia la simpleza.

Seguro que hay bastantes individuos simples altamente inteligentes en el mundo, pero no todos lo son. Los individuos verdaderamente complicados, por el otro lado, tienen que ser inteligentes. Si no lo fuesen entonces no serían capaces de navegar a través de la complejidad que traen en sus mentes.

  1. Ella hará a su pareja trabajar por su amor, y eso es lo único que realmente mantiene una relación funcionando

La mayoría de la gente prefiere apurar sus relaciones como si hubiese algún tipo de medalla al final de la meta, esperando por ellos.

Tienes que aprender a entender que la relación misma es la recompensa. Esa es la belleza de una relación amorosa: no tienes que esperar para comer tu pastel. Sí necesitan, en todo caso, constante mantención. El problema aparece más a menudo cuando uno de los dos decide que ya no es necesario seguir trabajando por ese determinado vínculo.

Seamos honestos, esto pasa más usualmente en el caso del hombre. Como los hombres creen ser conquistadores de todo tipo, una vez que obtienen el amor de su mujer, ya no sienten la necesidad de pelear por él.

Esa es la diferencia entre un hombre y un amante. El hombre sabe que tiene que trabajar para mantener vivo el amor. Una mujer sabia sabe cómo hacer para que su hombre siga sintiendo la necesidad de trabajar por ella.

Aunque no nos guste sentir que en cualquier momento podríamos perder nuestras parejas, los hombres necesitan en algún momento un recordatorio de que esta siempre es una posibilidad.

Vía: elmundoalinstante.com

  Share: