Cada segundo 12 personas son víctimas del Cibercrimen

  • Le cuesta más de USD$113 billones al año a los usuarios

Bogotá, 26 de febrero de 2015. Frenar el cibercrimen es un asunto de todos: del sector público, de las empresas y de los usuarios que tienen un papel fundamental para contrarrestar este delito que deja billonarias pérdidas en el mundo. Es por eso que la Fiscalía General de la Nación y Microsoft se han unido para contar sobre los principales resultados en la lucha contra esta modalidad delictiva en el país, así como los riesgos y las amenazas que existen actualmente en línea.

De acuerdo con el Norton Report de 2013 más de 400 millones de personas son víctimas del cibercrimen en el mundo, lo que genera pérdidas por 113 billones de dólares, incluso un estudio del IDC de ese mismo año estimó que los usuarios gastaron 22 billones de dólares y por lo menos 1.5 billones de horas solucionando problemas de seguridad relacionados con software falsificado. En el ámbito empresarial, una de cada 5 pymes fue perjudicada por cibercriminales según el National Cyber Security Alliance y cerca del 53 por ciento de los intercambios realizados en la bolsa fue atacado durante 2012.

“En el país 6 millones de personas fueron víctimas del cibercrimen, el 20 por ciento de las pymes recibieron un ataque y más del 50 por ciento de las instituciones financieras fueron afectadas”, comentó Jorge Silva, gerente general de Microsoft Colombia y añadió que “los cibercriminales operan a través de organizaciones con técnicas muy sofisticadas. Afortunadamente vemos que La Fiscalía y el CTI trabajan de la mano de la empresa privada para luchar contra la cibercriminalidad; y desde Microsoft también trabajamos desde diferentes frentes, protegemos a nuestros clientes con alianzas con gobierno, como ésta; contamos con herramientas y programas poderosos y aseguramos la calidad de nuestros productos”.

Print

Estrategias de la Fiscalía contra el cibercrimen

La criminalidad informática incluye una amplia variedad de prácticas que generalmente pueden dividirse en dos categorías: crímenes que tienen como objetivo redes de computadoras —instalación de archivos maliciosos, spam, ataques masivos a servidores de internet y generación de virus—; y aquéllos que se cometen por medio de ordenadores e internet con fines de espionaje, fraude, robo, pornografía infantil, etc.

El grupo de delitos informáticos de la Fiscalía General de la Nación tiene como una de sus funciones principales el apoyo a las investigaciones tendientes al esclarecimiento no sólo de las conductas delictivas referidas en la Ley 1273 de 2009, a propósito de la protección de la información y de los datos, sino de otros hechos tales como homicidios, delitos sexuales, punibles contra el patrimonio económico, derechos de autor y demás.

En 2014, la entidad llevó a cabo 851 investigaciones en las que fueron utilizados medios informáticos para la comisión de delitos: 159 por violación a la protección de la información y los datos; 124 por punibles contra la administración pública; 101 por afectaciones a la libertad individual; 80 por patrimonio económico; 73 por seguridad pública; 70 por delitos contra el orden económico y social; 25 por hechos que atentaron contra la vida y la integridad personal; 12 por conductas contra personas y bienes protegidos por el derecho internacional humanitario; 34 por afectaciones a la libertad, integridad y formación sexual; 21 contra la integridad moral y 16 por atentados a los derechos de autor; las restantes se adelantan por delitos contra la fe pública; los recursos naturales y el medio ambiente; la salud pública; la participación democrática; la eficaz y recta impartición de justicia; y el régimen constitucional y legal.

“Debemos hacer un esfuerzo para seguir avanzando contra las nuevas formas de criminalidad (…) las redes criminales tradicionales ya operan en la esfera digital”, aseguró Jorge Fernando Perdomo, vicefiscalgeneral de la Nación y agradeció a Microsoft por este encuentro: “este no es el comienzo, porque ya venimos trabajando juntos, pero sí es una oportunidad de consolidar nuestra cooperación para que nos sigan colaborando en el fortalecimiento de nuestra capacidad investigativa”.

Además, la Fiscalía General de la Nación cuenta con dos grupos de tareas especiales, que en trabajo conjunto con la Dijin de la Policía Nacional, se encargan de la investigación de amenazas informáticas en contra de líderes sindicales, defensores de Derechos Humanos, periodistas y personas afines. También efectúan las investigaciones de todos los casos priorizados por la institución en lo relacionado con atentados contra la confidencialidad, la integridad y la disponibilidad de los datos y de los sistemas informáticos.

Actualmente, se adelanta un plan de modernización y mejora del laboratorio de informática forense que busca posicionarse como el mejor en Latinoamérica, con acreditación internacional, y que permitirá la recolección y análisis de evidencias digitales aplicadas a delitos no sólo de carácter informático, sino de todos aquéllos en los que los se vean involucrados medios de almacenamiento de información.

Desde el sector privado, Microsoft lidera la lucha con el cibercrimen

El Centro de Cibercirmen es un laboratorio de clase mundial donde un equipo de expertos investigadores de crímenes cibernéticos participa en un juego de ajedrez de alto riesgo, tratando de mantenerse uno o dos movimientos delante de los criminales de Internet más temidos del mundo en un esfuerzo por hacer de la web un lugar más seguro. “Entendemos que no hay un solo país, negocio u organización que pueda combatir solo las amenazas de crímenes cibernéticos. Es por esto que invertimos en traer socios a nuestro centro, autoridades legales, socios y clientes, para que trabajen con nosotros”, asegura David Finn, consejero general asociado para la UCD de Microsoft.

Hasta la fecha, Microsoft ha ayudado a frenar 7 botnets ligados a organizaciones criminales. Un equipo de investigadores de la compañía en conjunto con Dartmouth College, también desarrollaron PhotoDNA, una tecnología que crea una firma única tipo huella dactilar para encontrar, reportar y eliminar miles de imágenes en línea de pornografía infantil que de otra forma no podrían detectarse. “Hace más de una década tenemos nuestra Unidad de Crimen Digital la cual cuenta con 100 expertos, abogados, investigadores y analistas, que han trabajado en destruir el malware y los botnets, esto de la mano de las autoridades encargadas del cumplimiento de la Ley”, manifestó Craig Shank, vicepresidente de Asuntos Legales de Microsoft Internacional.

Este espacio enriquece las alianzas con la industria, la academia, las autoridades y los clientes, todos aliados importantes en la lucha contra la delincuencia cibernética. Con cerca de 100 abogados, investigadores, expertos en tecnología y analistas forenses de todo el mundo, el Centro de Delincuencia Cibernética de Microsoft está bien equipado para mejorar la seguridad en línea de la gente alrededor del mundo. “El alcance internacional de este Centro se ampliará a través de 12 oficinas satélite o laboratorios regionales”, asegura Andrés Umaña, director de Asuntos Legales de Microsoft Colombia, y añade que “en Latinoamérica la sede del Centro estará ubicada aquí en Bogotá y desde allí se combatirá la pornografía infantil y se identificarán las amenazas cibernéticas globales en tiempo real, incluyendo SitePrint, que permite crear un mapa de las redes de crimen organizado en línea”.

Para más información del Centro del Cibercrimen visite: http://news.microsoft.com/stories/es-xl/cybercrime/index.html

 

  Share: