Periodista Lucía Madriñán defiende el derecho a adoptar en su condición de madre soltera

Bogotá, 17 de febrero de 2015.– Lucía Madriñán es soltera, periodista y madre de Valentina; una niña de diez años que adoptó cuando apenas era una bebé. Este miércoles habló con RCN La Radio sobre su experiencia y lo feliz que es su hija, en un testimonio que buscar hacer ver que la adopción de menores no puede concederse exclusivamente a parejas heterosexuales, como lo plantea la senadora Viviane Morales.

Para Lucía, la propuesta de la Senadora Vivian Morales sobre Referendo para que solo se permita adoptar niños a parejas constituidas por hombre y mujer, y que de paso cierra las puertas a la adopción por parte de personas solteras “es con todo respeto, muy loco“. 

”Yo creo que ser papá y mamá no es garantía de absolutamente nada, la garantía la da uno con su corazón, su alma. Es hacer las cosas bien hechas y para eso no se necesita estar casado, tener a alguien, ese es el corazón de cada uno“, dijo.

Lucía cuenta que a Valentina, de 10 años, la adoptó cuando apenas era una bebé y después de haber sostenido relaciones con parejas que finalmente nunca se concretaron en una unión.

”Tuve relaciones con personas en la vida, pero nunca llegué a casarme y a tener hijos. Un día me levanté y dije que quería tener un hijo y no quería hacerme inseminación“, contó.

Afirmó que pensó en los miles de niños y niñas que en nuestro país están solos y que esperan tener una familia y dijo que aunque el proceso resultó difícil para ella, porque en las casas de adopción le exigían tener pareja, finalmente en la Fundación Pisingos, encontró a alguien que le ayudó.

” Pero resulta que empiezo a averiguar en las casas de adopción y en ninguna había la posibilidad de dar en adopción a niños con personas solas. No lo podía creer ; y llego a Pisingos, donde la directora en ese entonces vio en mí potencial de madre y yo le decía que si tenía que casarme con alguien y traerlo, pues lo traía“, narró.

Lucia pudo adoptar a Valentina, pero se cuestionó en ese momento si ella se hubiese casado y esa persona por razones varias, se fuera o muriera. “¿Cómo hacen entonces las madres o padres en Colombia que quedan solteros y solteras después de enviudar o divorciar? ¿Será que no son capaces de cuidar a sus hijos?“.

Cuenta que Valentina es una “mujer maravillosa y absolutamente feliz“.

La niña sabe de su adopción y de vez en cuando le pregunta a Lucia que: ¿Dónde estaría ella, sí no la hubieran adoptado?

”En el día del padre, Valentina me estaba haciendo un dibujo y un regalo en el colegio. Un compañero le pregunta que por qué estaba haciendo eso, si ella no tenía papá. Mi hija le contó a su compañero que era adoptada. Él le dijo que se fuera corriendo y buscara a sus verdaderos padres. Valentina me contó y me dijo que yo era sus verdaderos padres“, recordó Lucía Madriñan en su testimonio con RCN La Radio.

Reiteró que “le parecía loca” la propuesta de la senadora Vivián Morales y “que no entiendo por qué existen tantas complicaciones con el tema y por qué debe ser solamente válido un hogar con mamá y papá (hombre – mujer) para adoptar un niño a quien también otras personas en condiciones diferentes les pueden dar amor“.

Yo le digo a Valentina que nosotros somos una familia poco común, que lo normal es papá y mamá. Ella es consciente de eso, incluso tiene compañeros que tienen dos mamás y tiene a otro compañero que tiene a su papá que es travesti“, dijo.

”Valentina es tan feliz, es tan normal, es tan niña, como cualquier niño que tiene mamá y papá, “es absolutamente feliz”, contó.

Para la periodista Lucía Madriñán, “hay mucho mito y hay mucho susto de asumir responsabilidades”, en torno al debate que ha surgido frente a la adopción de menores por parte de parejas del mismo sexo o personas solteras.

”Hasta ahora no he tenido momentos difíciles y pensé que los iba a tener. No sé que será difícil, si la adolescencia, pero también pienso que, en familias con papá y mamá, la educación depende casi siempre de la mujer”, puntualizó.

  Share: