Primer paso hacia cese el fuego bilateral con las Farc

La noticia escueta diría que el presidente Juan Manuel Santos ordenó suspender el bombardeo contra los campamentos de las Farc durante un mes.

La noticia completa debe decir que el martes 10 de marzo de 2015, el Presidente de la República emprendió el camino hacia la etapa final de los diálogos con las Farc, decretando un cese el fuego bilateral parcial y temporal que se irá convirtiendo el total y definitivo.

Es la reacción lógica del Gobierno ante tres gestos claros de las Farc. El cese el fuego unilateral que, según Santos ha cumplido cabalmente. La decisión de no reclutar menores de edad, aunque no haya cumplido el compromiso de devolver a los que ya estaban a su servicio y la decisión de este fin de semana cuando se comprometió a ayudar al gobierno en el desminado del país.

En una alocución a los colombianos, el Jefe de Estado señaló que el cese al fuego unilateral e indefinido que anunciaron las FARC el 18 de diciembre, “hay que reconocer que lo vienen cumpliendo” y añadió que así lo confirman los comandantes militares y de Policía, y los gobernadores y los alcaldes en los territorios.

“Por esa razón –y para impulsar el desescalamiento del conflicto–, he decidido dar la orden al Ministro de Defensa y a los comandantes de las fuerzas de cesar los bombardeos sobre los campamentos de las FARC durante un mes”, expresó.

Explicó que al cabo de ese tiempo se hará una nueva revisión del cumplimiento del cese unilateral por parte del grupo armado y, de acuerdo con los resultados, se decidirá si se mantiene la medida.

“En todo caso no vamos a renunciar a los bombardeos si vemos una amenaza inminente sobre una población”, advirtió.

Santos, durante una alocución, explicó que esta medida será temporal, pues solo regirá por un mes, pero no descartó que se pueda ampliar en el tiempo. No obstante, aclaró que no renunciará a este tipo de acciones militares cuando las razones de seguridad nacional exijan usarlas.

“Para impulsar el desescalamiento del conflicto, he decidido dar la orden al Ministro de Defensa (Juan Carlos Pinzón) y a los comandantes de las fuerzas de cesar los bombardeos sobre los campamentos de las Farc durante un mes”, enfatizó el Jefe de Estado.

Subrayó que “la fuerza pública seguirá cumpliendo su obligación de proteger a todos los colombianos, y no va a descuidar un solo centímetro de nuestro territorio”.

El Jefe de Estado aclaró también que “si, como resultado de nuestros patrullajes, del control militar del área, ocurren enfrentamientos, esas son las reglas de juego”.

Así mismo, el Presidente de la República admitió que para mejorar la seguridad no basta con bajar la intensidad del conflicto con las FARC y se deben  enfrentar todas las amenazas.

El Presidente Santos subrayó que quiere “dejar claro que la suspensión de bombardeos a campamentos de las FARC en nada afecta las operaciones en contra del ELN”.

Lamentó que este último grupo “en lugar de entrar en sintonía con el desescalamiento y la búsqueda de la paz”, continúe sus actividades delictivas.

“Por esa razón, vamos a intensificar nuestras operaciones militares y de policía en su contra.  Yo espero, de verdad, que al ELN no lo deje el tren de la paz”, puntualizó.

Comisión Asesora para la Paz

Pero el cese de bombrdeos no fue el único anuncio relacionado con el proceso de paz que adelanta el Gobierno con las Farc en La Habana. El Presidente Santos dijo que los diálogos entraron “en una etapa definitiva, y es ahora cuando más necesitamos unirnos, cuando más necesitamos de todos, para sacarlo adelante”.

 

Acto seguido anunció la creación de una Comisión Asesora para la Paz, que según dijo, será incluyente y pluralista.

Aseguró que “será un grupo de destacados colombianos –cuya experiencia, independencia y compromiso con el país son indiscutibles– que me van a asesorar y a acompañar en la conducción de esta última fase del proceso de paz”.

El Presidente aclaró que no se trata de “una comisión partidista. Tampoco se trata de personas necesariamente afines al Gobierno, ni su inclusión significa que hagan parte de éste ni que compartan lo que estamos haciendo”, sino que lo que se pretende con la Comisión es “ampliar el espectro de las personas que, al lado del Presidente, enriquezcan la reflexión y contribuyan al proceso, manteniendo su independencia crítica”.

En su alocución, el Mandatario explicó que convocará a la Comisión “cada vez que considere necesario para que el equipo negociador les informe de los avances del proceso, y escucharé sus recomendaciones con toda atención”.

Con base en lo anterior, informó, “ya he invitado –y han aceptado participar en esta comisión– a Clara López y a Antanas Mockus, que fueron, en su momento, mis contendores electorales”.

“A ellos se suman personas de la talla del cardenal Rubén Salazar; Carlos Raúl Yepes, presidente de Bancolombia; Julio Roberto Gómez, presidente de la Confederación General del Trabajo, y el general retirado y exministro de Defensa Rafael Samudio”, añadió.

“También estarán la exsenadora y antigua miembro del M-19, Vera Grabe; la exministra y presidenta de la Corporación Manos Visibles, Paula Moreno, y la destacada líder indígena Ati Quigua”, anotó el Jefe de Estado, quien agregó: “¡Gracias a todos ellos! Gracias por su contribución al bien supremo de cualquier sociedad, como es la paz”.

Y, enfatizó: “Su participación no los compromete a apoyar el proceso, ni compromete su capacidad de crítica o su independencia. Lo que quiero es escuchar muchas voces y que me ayuden a acertar. Porque la búsqueda de la paz hay que hacerla con humildad y con total conciencia de que nadie es infalible”.

Por esta razón, el Presidente Santos anunció que invitó también al expresidente Andrés Pastrana, a Óscar Iván Zuluaga y a Marta Lucía Ramírez. Les manifestó que “la invitación sigue vigente, y las puertas de la Comisión estarán abiertas para que participen y hagan sus aportes”.

“Porque la paz no la puede hacer solo el Presidente de la República, ni mucho menos le pertenece a Juan Manuel Santos. La paz es de todos los colombianos”, expresó.

 

Y subrayó: “Por eso los necesito a todos, no importa si son críticos del proceso. Lo que importa es que dejemos atrás –por fin– medio siglo de violencia. Podemos lograrlo… unidos podemos lograrlo, y lo tenemos que hacer”.

  Share: