“Bogotá no necesita un buen alcalde, requiere una buena administración liderada por un buen alcalde”

  • Así lo afirmó la gerente regional de Camacol Bogotá y Cundinamarca en el foro ¿Qué alcalde necesita Bogotá? que organizó la Universidad del Rosario.

Bogotá, abril 15 de 2015. “El alcalde que Bogotá necesita debe ser un visionario, un administrador, un líder, una persona que se comprometa con la ciudadanía de manera real, que busque los mecanismos necesarios para superar la problemática de la ciudad y para abrir caminos en la visión de largo plazo; un alcalde con coherencia en su discurso y en la norma”.

Así lo afirmó Martha Moreno, gerente regional de Camacol Bogotá y Cundinamarca, en el foro ¿Qué alcalde necesita Bogotá? que realizó el Programa de Gestión y Desarrollo Urbanos-Ekística de la Universidad del Rosario. “Bogotá no necesita un buen alcalde, requiere una buena administración liderada por un buen alcalde”, dijo.

La dirigente gremial hizo énfasis en los grandes desafíos que tiene el próximo alcalde de la capital en diversas vertientes, tales como la garantía de la seguridad física, jurídica y económica; la promoción de la política del cuidado encaminada a la atención del ambiente y desarrollo urbano; el jalonamiento del sector constructivo en términos de equipamiento de dotación y arquitectura; las políticas de vivienda de interés prioritario, interés social y estratos dos, tres, cuatro, cinco y seis; y la gestión de un suelo apto que garantice la calidad de espacios públicos.

“En la medida en que esto se articule, Bogotá necesita un alcalde que tenga absoluta claridad conceptual de lo que es la institucionalidad, siendo esta la base de todo, una claridad absoluta del discurso y sus acciones”, aseveró Martha Moreno.

Bogotá requiere un alcalde que esté dispuesto a escuchar a través de una escucha activa, que promueva la participación ciudadana y que le permita trabajar de la mano de todos sectores económicos y de quienes estén interesados en garantizar para Bogotá y la región espacios de competitividad y productividad.

Por su parte, Juan Camilo Montes, gerente de la Andi Seccional Bogotá, Cundinamarca y Boyacá, dijo que el nuevo gobernante de la capital tiene cuatro retos, encaminados a la construcción de un nuevo modelo de negocio de la ciudad, a la competitividad de la ciudad-región, a la certidumbre jurídica y a la ética de los negocios.

“El perfil del alcalde debe ejercer la coherencia, la capacidad de liderazgo, la construcción y visibilidad de identidad de ciudad, y la competencia de definir prioridades y tomar decisiones. El alcalde debe ser una persona con la capacidad de escuchar, conversar y entender”, afirmó Montes.

 

 

  Share: