Empresas petroleras en alto riesgo de insolvencia advierte Supersociedades

  • De 53 sociedades visitadas, el 43% (23) presentó alto nivel de riesgo integral (es decir están propensas a llegar a insolvencia en atención al estrés derivado de diversas variables de mercado), ocasionado por los resultados operacionales, netos y Ebitda deficitarios, así como signos de retraso en los pagos de obligaciones, en algunas de ellas, y la tendencia a la baja en el precio del petróleo.
  • El restante 57% (30 sociedades) se ubicó en riesgo medio, al considerar que sus resultados positivos del año 2014, pueden verse impactados de manera negativa en el año 2015, precisamente por la disminución del precio del crudo.

Bogotá, 15 de abril de 2015.– Un estudio realizado por la Superintendencia de Sociedades evidencia que casi la mitad de las compañías del sector hidrocarburos presenta riesgo alto integral (es decir están propensas a llegar a insolvencia en atención al estrés derivado de diversas variables de mercado), debido a la coyuntura de bajos precios del petróleo.

El informe reveló que de 53 sociedades visitadas, el 43% (23) presentó alto nivel de riesgo, ocasionado por los resultados operacionales, netos y Ebitda deficitarios, así como signos de retraso en los pagos de obligaciones, en algunas de ellas, y la tendencia a la baja en el precio del petróleo.

El restante 57% (30 sociedades) se ubicó en riesgo medio, al considerar que sus resultados positivos del año 2014, pueden verse impactados de manera negativa en el año 2015, precisamente por la disminución del precio del petróleo.

Para categorizar las compañías en los niveles de riesgo alto, medio y bajo, se tuvo en cuenta un promedio simple ponderado, a través del cual se combinaron varios factores como riesgos financieros y de mercado y perspectivas a futuro.

El monitoreo se realizó a 56 sociedades del sector de hidrocarburos, específicamente a las que se encuentran desarrollando actividades de exploración y explotación de crudo y a las prestadoras de servicios petroleros.

De las 56 tomas de información, el resultado corresponde a 53 sociedades, debido a que dos de las compañías evaluadas se encontraban en estado de liquidación y otra era una sociedad de reciente creación en Colombia.

La entidad hizo presencia en cada una de las sociedades con el propósito de obtener información financiera a 31 de diciembre de 2014 y establecer los modelos de negocio, el riesgo financiero y perspectivas para el año 2015, así como el riesgo de mercado y las medidas adoptadas por los administradores para mitigar los riesgos a los que están expuestas.

Resultados financieros

Los activos de las 53 sociedades ascendieron a $23,9 billones en 2014, con un incremento del 10% frente a 2013.

Los pasivos aumentaron el 34% con respecto al año inmediatamente anterior, con un valor de $10 billones al finalizar 2014, lo que equivale a un endeudamiento del 42%.

Los ingresos de operación ascendieron a $18,8 billones, con un aumento del 18% con relación a los obtenidos el año anterior.

Como quiera que la disminución en el precio del crudo se acentuó en el último trimestre de 2014, aún no se aprecia su pleno efecto en los ingresos de dicho año. Sin embargo, se observa una disminución en los resultados de operación y netos en un 11% y 32%, respectivamente.

Subsectores

Por subsectores, se observa que las compañías ubicadas en el rango alto de riesgo, tanto para el subsector de extracción de petróleo, como para el de servicios petroleros, presentaron pérdidas operacionales y netas, Ebitda negativo y un mayor nivel de endeudamiento (entre el 67% y 70%) respecto al promedio del consolidado (42%).

Las 30 compañías que registraron riesgo medio presentaron márgenes de rentabilidad operativa entre el 20% y 33% y de rentabilidad neta entre el 8% y 12%.

El endeudamiento del subsector de servicios petroleros se ubicó en el 29% y el de las compañías que pertenecen al subsector de extracción de petróleo en un 42%.

Los estudios

 Primer Estudio:

 

A partir del informe de las 701 compañías del sector de hidrocarburos que reportaron sus estados financieros el 16 de mayo de 2014, se realizó un análisis financiero dividido por actividades económicas: i) Actividades de Ingeniería; ii) Extracción de petróleo crudo; iii) Derivados del petróleo; vi) Transporte por tubería; y v) Comercio de combustibles y lubricantes del cual se concluyó lo siguiente:

 

  1. El sector de hidrocarburos tuvo incrementos en su rentabilidad en la mayoría de las etapas de forman parte de la cadena de valor.

 

  1. La entrada en operación de la empresa CENIT y el cambio del modelo de negocio del Oleoducto Central, generaron un crecimiento positivo en los indicadores del subsector de transporte por tubería.

 

  1. Aunque el subsector de ingeniería tuvo una disminución en sus ingresos operacionales durante 2013, el ajuste en su estructura de costos y gastos le permitió obtener ganancias netas.

 

  1. Las sociedades dedicadas al comercio de combustibles y lubricantes disminuyeron su endeudamiento, elevaron su rentabilidad y mejoraron su eficiencia operacional.

 

  1. Algunas compañías grandes en el subsector de derivados del petróleo presentaron pérdidas importantes por estar finalizando sus proyectos de modernización.

 

  1. El subsector de explotación de crudo y derivados del petróleo se vio afectado por las condiciones del mercado, debido a problemas en la operación y a retrasos en los proyectos de inversión.

 

 

  1. Segundo Estudio

 

Con el informe de empresas que adelantaban en el 2013 un proceso concursal, se hizo un análisis financiero de las mismas y se concluyó lo siguiente:

 

  1. Todas las compañías del sector de hidrocarburos sujetas a régimen de insolvencia presentaron en el 2013 una reducción en ingresos operacionales.

 

  1. Las empresas en acuerdo de reestructuración y en reorganización presentaron en el 2013 disminución en sus ingresos e indicadores. Sin embargo, un buen manejo en la estructura de costos y gastos, les permitió mantener liquidez y reducir el impacto de la disminución en ventas sobre la utilidad neta final.

 

  1. Para 2013, las sociedades en validación judicial de un acuerdo de reorganización presentaron un crecimiento en utilidades netas e indicadores, a pesar de la reducción en ingresos que presentó el sector.

 

Es importante mencionar que estos estudios desarrollados por la Superintendencia de Sociedades se hicieron de manera general para todo el sector teniendo en cuenta la información individual de las compañías y no como grupos económicos. Adicionalmente, aunque esta Superintendencia tiene las conclusiones de los análisis antes presentadas, no es la encargada de analizar los efectos para el crecimiento y desarrollo de la economía.

 

Adicional a los estudios mencionados, con la información financiera al corte señalado, se ha solicitado información con corte al 31 de diciembre de 2014, cuyo proceso de recepción está en curso y culmina el 4 de mayo. Que, para el efecto, con base en esa información se hará un estudio sectorial igual al que hace referencia la primera parte de la respuesta.

 

Por último, se ha solicitado información financiera al sector, con corte a 31 de marzo de 2015, con la intención de realizar estudios adicionales que permitan evaluar de manera plena el impacto de la caída de los precios del petróleo durante el último trimestre de 2014 y el primer trimestre de 2015.

 

  1. Remita un informe detallado del monitoreo especial que realiza la Superintendencia de Sociedades al sector petrolero debido a los problemas que afrontan las empresas del reglón.

 

Respuesta:

 

La Superintendencia de Sociedades, dentro de sus funciones de supervisión, ha venido realizando diferentes gestiones sobre algunas sociedades pertenecientes al sector petrolero, dada la disminución presentada en los precios del petróleo durante el último trimestre de 2104 y lo que va corrido del presente año.

 

Con el fin de realizar una adecuada gestión, la Superintendencia ha realizado dos reuniones con gremios pertenecientes al sector. Una de ellas, el 2 de marzo de 2015, con la Asociación Colombiana de Petróleo (ACP) presidida por Francisco Lloreda y, la otra, el 18 de marzo de 2015, con la Cámara Colombiana de Bienes y Servicios Petroleros (Campetrol) presidida por Rubén Darío Lizarralde. Dichas reuniones se dieron con el objetivo de conocer la situación financiera y patrimonial general de las compañías del sector y precisar y evaluar las condiciones en que la caída en los precios del petróleo que ha afectado la operación y actividad de las mismas.

 

Por otro lado, la Superintendencia realizó dos estudios sobre sociedades pertenecientes al sector en materias financiera y contable. El primero se realizó sobre una muestra de sociedades del sector con el fin de evaluar los posibles cambios contables y financieros acaecidos a consecuencia de la disminución en el precio del petróleo y el segundo, consistió en una auditoria financiera y contable a las sociedades y sucursales pertenecientes a la estructura corporativa de Pacific Rubiales Energy Corp. (en adelante “PREC”).

 

Los informes se presentan a continuación:

 

  1. Informe Ejecutivo de Seguimiento al Sector Hidrocarburos a 31 de diciembre de 2014

 

Ante el descenso mundial de los precios del petróleo, la Superintendencia de Sociedades, en cumplimiento de las funciones de Inspección, Vigilancia y Control que ejerce sobre las sociedades que pertenecen al sector real de la economía, procedió a realizar un monitoreo a 56 sociedades del sector de hidrocarburos, específicamente a las que se encuentran desarrollando actividades de exploración y explotación de crudo y a las prestadoras de servicios petroleros. Estas 56 sociedades fueron seleccionadas con base en los estados financieros que presentaron a la Superintendencia de Sociedades para el período terminado el 31 de diciembre de 2013, mediante la aplicación del criterio denominado EBITDA negativo es decir, que resulta de la Utilidad antes de Intereses, Impuestos, Depreciaciones y Amortizaciones, teniendo en cuenta que estas sociedades serían las que se verían más afectados sus estados financieros recientes ante la caída en el precio del petróleo.

 

Para tal efecto, la Entidad hizo presencia en cada una de las sociedades con el propósito de obtener información financiera a 31 de diciembre de 2014 y establecer los modelos de negocio, el riesgo financiero y perspectivas para el año 2015, así como el riesgo de mercado y las medidas adoptadas por los administradores para mitigar los riesgos a los que están expuestas[1].

De las 56 tomas de información, se presenta a continuación el resultado correspondiente a 53 sociedades, debido a que 2 de las compañías evaluadas se encontraban en estado de liquidación y otra era una sociedad de reciente creación en Colombia.

 

  • Resultados Financieros

 

El valor económico de las 53 compañías, de manera consolidada y comparativa con el año 2013, se puede observar en la siguiente tabla:

 

 

 

  • Los activos de las 53 sociedades ascendieron a $23.9 billones, con un incremento del 10% frente a 2013.
  • Los pasivos aumentaron el 34% con respecto al año inmediatamente anterior, con un valor de $10 billones al finalizar 2014, que equivale a un endeudamiento del 42%.
  • Los ingresos de operación ascendieron a $18.8 billones, con un aumento del 18% en relación con los obtenidos el año anterior. Como quiera que la disminución en el precio del crudo se acentuó en el último trimestre de 2014, aún no se aprecia su pleno efecto en los ingresos de dicho año. Sin embargo, se observa una disminución en los resultados de operación y netos en un 11% y 32%, respectivamente.

 

  • Valoración del riesgo

 

La evaluación integral adelantada permitió categorizar las compañías en tres niveles de riesgo, vale decir alto, medio y bajo, para lo cual se tuvo en cuenta el promedio simple ponderado, a través del cual se combinaron los factores que se presentan a continuación, al igual que los resultados obtenidos.

 

 

 

  • De las 53 sociedades visitadas, el 43% (23) presentaron alto nivel de riesgo, ocasionado por los resultados operacionales, netos y EBITDA deficitarios, así como signos de retraso en los pagos de obligaciones, en algunas de ellas, y la tendencia a la baja en el precio del petróleo.
  • El restante 57% (30 sociedades) se ubicó en riesgo medio, al considerar que sus resultados positivos del año 2014, pueden verse impactados de manera negativa en el año 2015, precisamente por la disminución del precio del petróleo.

 

Si bien el número de sociedades ubicadas en el nivel de riesgo alto equivale al 43% del total de las compañías visitadas, los activos consolidados de estas compañías apenas representa el 5.2% del monto total del activo de las compañías visitadas, tal como se aprecia a continuación:

 

Por subsectores, se observa que las compañías ubicadas en el rango alto de riesgo, tanto para el subsector de extracción de petróleo como para el de servicios petroleros presentaron pérdidas operacionales y netas, EBITDA negativo y un mayor nivel de endeudamiento (entre el 67% y 70%) respecto al promedio del consolidado (42%).

 

 

Las 30 compañías que registraron riesgo medio presentaron márgenes de rentabilidad operativa entre el 20% y 33% y de rentabilidad neta entre el 8% y 12%. El endeudamiento del subsector de servicios petroleros se ubicó en el 29%, y el de las compañías que pertenecen al subsector de extracción de petróleo en un 42%.

 

Detectar las compañías que presentan alto riesgo dentro cada uno de los subsectores analizados permitirá adoptar las medidas que en el ámbito de las facultades de inspección, vigilancia y control deban adoptarse en cada caso particular.

 

Finalmente, dentro del seguimiento que se viene realizando sobre el sector, durante la presente semana se les está requiriendo los estados financieros a 17 sociedades adicionales pertenecientes al subsector de servicios petroleros de exploración, ya que de acuerdo a los análisis realizados podrían ser afectadas por las decisiones de las grandes compañías exploradoras en el sentido de efectuar recortes en la exploración de crudo.

 

  • Remita un informe detallado de todas las empresas del sector petrolero a las cuales la Superintendencia de Sociedades las ha declarado en proceso de reorganización al declararse insolventes. Explique las causas que han motivado tal declaración por parte de la Superintendencia. En caso de no poder suministrar esta información, sírvase explicar el argumento jurisdiccional y normativo que los cobija.

 

Respuesta:

 

En cuadro anexo se incluye toda la información relativa a las empresas que se encuentran en proceso de reorganización o de liquidación judicial. Este detalle incluye los nombres de las compañías, su identificación, las providencias mediante las cuales fueron admitidas al proceso de reorganización, la indicación de la causal de insolvencia, las causas de las crisis y el estado actual de los procesos.

 

  1. Envíe los autos expedidos por la Superintendencia de Sociedades por los cuales declara insolventes a las empresas del sector petrolero, referidas en el numeral anterior.

 

Respuesta:

 

Conforme al anexo de la lista de sociedades admitidas en procesos de reorganización o liquidación por adjudicación, adjunto remitimos copia de las providencias expedidas por esta Entidad, mediante las cuales se decretó la apertura de 12 procesos.

 

  1. Explique las implicaciones que tiene el Régimen de insolvencia empresarial, al interior de los agentes económicos del renglón petrolero.

 

Respuesta:

 

El régimen de insolvencia previsto en la Ley 1116 de 2006 y sus decretos reglamentarios, permite que un deudor, sujeto al régimen mencionado, pueda superar su estado de insolvencia mediante la celebración de un acuerdo de pago de sus obligaciones, causadas hasta el día anterior al inicio del proceso, celebrado con la mayoría de sus acreedores y confirmado por el juez del concurso, previo agotamiento de las distintas etapas procesales. Si no se alcanza el acuerdo o éste no es confirmado por el juez, el proceso se entiende fracasado, lo cual dará paso a un proceso de liquidación por adjudicación en donde se transferirán a los acreedores los bienes del deudor.

 

Dentro de los efectos previstos en el régimen de insolvencia para el proceso de reorganización, está la imposibilidad para los acreedores del deudor en crisis, de pretender el cobro de sus obligaciones por fuera del proceso universal de reorganización, de manera tal que quedan sujetos a los términos y reglas del concurso. Igualmente, el deudor queda imposibilitado para realizar actos de disposición de bienes (no propios del giro ordinario de sus negocios), adopción de reformas estatutarias, pagos o arreglos de obligaciones a su cargo sujetas al proceso, salvo que exista previa autorización del juez del concurso, so pena de la sanción de ineficacia.

 

El régimen contempla además algunos beneficios para los que tramitan una reorganización, dentro de los cuales se citan los siguientes:

 

  1. Posibilidad de modificar la prelación de créditos siempre que se cumpla los requisitos del artículo 41 de la Ley 1116 de 2006.

 

  1. La flexibilización de condiciones de aportes a capital.

 

  1. Capitalización de acreencias y posibilidad de daciones en pago, cumpliendo con los requisitos del artículo 42 de la mencionada Ley.

 

  1. Condiciones especiales para las reformas estatutarias y enajenación de establecimientos de comercio y disposición de activos dentro del acuerdo de reorganización.

 

  1. Imposibilidad para decretar, sobre la empresa en reorganización, la terminación unilateral de contratos, ni declararse la caducidad administrativa, salvo que este proceso de caducidad se haya iniciado con anterioridad al inicio del proceso. Los incumplimientos de obligaciones posteriores al inicio del proceso o las distintas al incumplimiento de obligaciones objeto del trámite pueden alegarse para exigir su cumplimiento independientemente de cuando hayan ocurrido dichas causas.

 

  1. A partir de la admisión a la reorganización no podrá iniciarse o continuarse el proceso de restitución de tenencia sobre bienes muebles o inmuebles con los que el deudor desarrolle su objeto social, siempre que la causal fuere la mora en el pago de cánones causados antes del proceso.

 

  1. Durante el proceso de reorganización queda suspendido el plazo dentro del cual puede tomarse u ordenar las medidas conducentes al restablecimiento del patrimonio social con el objeto de enervar la causal de disolución por pérdidas. En el acuerdo deberá pactarse la forma de subsanarla.

 

  1. Beneficio tributario para las empresas que hayan celebrado un acuerdo de reorganización y es el de no estar sometidas a renta presuntiva por los tres primeros años contados a partir de la confirmación del acuerdo.

 

En síntesis, un empresario sujeto al proceso de reorganización puede obtener significativos beneficios para superar su crisis. En todo caso, para ese efecto es indispensable tener en cuenta la situación económica del deudor en insolvencia y su entorno económico, el cual será fundamental para que los acreedores voten afirmativamente en los términos del acuerdo de reorganización.

  Share: