A semifinales

Por: Alberto Díaz.–

Partido jodido, complicado. Envigado, fiel a su filosofía y como era de esperarse se vino encima desde el primer minuto del partido. Millos no pudo descifrar el manejo de balón del rival. El resultado es lo de menos, el equipo azul tuvo actitud y quiso ganar el juego, se encontró con un elenco naranja irreverente, correlón, con oficio y que vendió caro su esfuerzo.

Mosquera, Reina y Rendón no están al mismo nivel del resto y por ello son suplentes. Insúa, Torres, Díaz, Vargas, Nuñez, Ochoa mostraron su compromiso y entrega. Destacable Robayo por la lucha y trabajo a todo pulmón. Uribe, goleador es goleador. Vikonis, nada pudo hacer en los goles recibidos. 

Reconocimiento para el cuadro envigadeño, semillero de futuro. 

Arbitraje “amanerado”, insólito, torpe, pusilánime. El rival pegó y el árbitro Sánchez muerto de la risa. 

Se vienen los partidos contra el cuadro azucarero. Vencer o morir. Se enfrenta la juventud y “maña” tipo Pecoso contra el modelo embajador,ofensivo y colectivo. Ni un paso atrás. El jugador No. 12 jamás abandona.

Albiazul saludo.   

  Share: