Fiesta azul: Millos 3 – Cali 2

Por: Ricardo Galán.–

Fiesta azul en todo el sentido, por la hinchada fiel y única, por el espectáculo en la tribuna, por la victoria. Como era de esperarse fue un partido de toma y dame, de adrenalina y goles. Millos propuso e hizo más por el partido pero encontró a un cuadro caleño serio, ordenado e irreverente que aprovechó las pocas oportunidades que se le presentaron. Sin duda la expulsión de Nazuti ayudó al cuadro local para tratar de avasallar al rival.

El partido siempre estuvo abierto y por los esquemas tácticos quedaba mucho espacio para jugar entre líneas. Cali prefirió ser defensivo y contragolpear. El cuadro azul insistió en el toque y profundidad por las bandas aprovechando la efectividad de Uribe (penal y cabezazo), las llegadas de Ochoa y Mosquera, la agresividad en marca de Vargas y Robayo, la explosividad de Nuñez, la entrega de Torres y Cadavid y la magia de Candelo o Insúa. A Vikonis le faltó suerte y fuerza en el primer gol y seguridad en el segundo por encontrarse algo adelantado. El arquero Hernández se hizo figura y atajó varias opciones de riesgo en su área.  

La puntada final con el golazo (media distancia al ángulo) de Mayer ilusiona. Faltan 90 minutos por recorrer,donde dependerá de la inteligencia y testosterona, la jerarquía y el amor propio para manejar el partido, la actitud y el buen momento de los jugadores. Vencer o morir es la consigna.

Albiazul saludo,

  Share: