Se disparó oferta de oficinas Clase A en Bogotá

  • Mientras el centro de la ciudad registra una reactivación en la oferta, Santa Bárbara y Nogal se mantienen con los precios más altos.
  • Durante el periodo enero-marzo de 2015, el alquiler presentó un aumento de 11% frente a igual periodo de 2014, y una caída de 7% frente al trimestre anterior.

Bogotá, D.C., 22 de mayo de 2015. El mercado de oficinas Clase A en la capital del país continúa mostrando una positiva dinámica, en la medida que durante el primer trimestre del presente año, el nuevo stock de incrementó 566% al ubicarse en 40.000 metros cuadrados frente a los 6.000 metros cuadrados de igual periodo en 2014.

De acuerdo con el último estudio que sobre el sector elaboró la multinacional de servicios inmobiliarios Cushman & Wakefield, lo anterior se debe a que el corredor de Salitre, que concentró la totalidad de este nuevo inventario durante el periodo evaluado, hizo entrega de los proyectos Paralelo 26 y Optimus.

MERCADO OFICINASDe acuerdo con Juan Carlos Delgado, jefe de oficina y director de servicios corporativos de Cushman & Wakefield en Colombia, con la entrega de estos proyectos, la vacancia de la ciudad presentó un aumento cercano a 5 puntos porcentuales, llegando a 8,12%, “que continúa siendo un índice bajo en comparación con otros mercados de la región”.

Uno de los aspectos que se destacan de la investigación de C&W tiene que ver con la reactivación del centro de la ciudad en materia de oferta de estos espacios, debido al inicio del proyecto Atrio, que se compone de dos rascacielos de 44 y 59 pisos.

Solamente la primera de las dos torres, la cual se encuentra en construcción y consta de 44 pisos, le agregará a este submercado alrededor de 50.000 m2 de oficinas y se estima que esté terminada hacia finales de 2018; no obstante, el proyecto más grande en construcción en este momento es Elemento en el corredor de Salitre que consta de 4 torres de oficinas y se estima esté listo a comienzos de 2016.

En materia de precios de alquiler, C&W revela que el promedio durante el periodo evaluado se ubicó en $71.000, lo que significa un aumento de 11% frente primer trimestre de 2014 y una caída cercana a 7% con relación al trimestre anterior, lo que, a juicio del directivo, puede estar relacionado con el crecimiento de la oferta en sectores que tradicionalmente tienen precios por debajo del promedio de la ciudad como Salitre y Otros.

Los corredores de Santa Bárbara y Nogal presentaron precios superiores al promedio de la ciudad en 22% y 20%, respectivamente, gracias a su excelente ubicación, y por contar contar con vivienda de altas especificaciones, hoteles de alto nivel y un comercio enfocado a personas de alto poder adquisitivo, entre otros.

“La revaluación del dólar generó una caída de 15% en términos relativos, en los precios de arriendo en dólares a pesar de subir en moneda local”, subrayó el directivo al señalar que para lo que resta de 2015, se podría presentar una baja en los precios y un aumento en la vacancia, como consecuencia de la entrega de unos 100.000 m2 nuevos y el decrecimiento de la demanda por la desaceleración económica.

Al proyectar el comportamiento del sector para el presente año, Delgado sostuvo que a pesar de que se espera un nivel menor de producción de oficinas clase A con relación a 2014, el nivel podría superar los de 2012 y 2013, pero se pronostica un menor nivel de absorción al de los cinco años previos, debido a la contracción e incertidumbre frente a la economía.

“Además, el crecimiento de la oferta especulativa en corredores fuera de la zona nororiental de la ciudad, que es donde más se concentra la demanda de oficinas clase A en la ciudad, constituye otro aspecto que podría tener impacto sobre la absorción”, puntualizó.

 

  Share: