De Hernán Darío Gómez a José Pekerman, un repaso por los diferentes procesos de la Selección cafetera

 

Santiago, Chile, 01 de Junio_ RAM_ Cuatro años han pasado desde que Colombia quedó eliminada de la Copa América de Argentina. Tras el fracaso de Hernán Darío Gómez y una generación que se daba por perdida, llegó la de José Pekerman, mostrándole al mundo la otra cara del fútbol colombiano.

Es muy difícil saber con certeza hasta dónde llegará Colombia en la Copa América de Chile, lo que sí es válido decir es que llega como una de las favoritas a quedarse con el título continental. Pues apenas en cuatro años, o desde la llegada de Pekerman a la Selección (2012), las cosas cambiaron y mucho en el interior del seleccionado cafetero.

Basta con ver que la base de jugadores que participó del torneo en Argentina se mantuvo en las Eliminatorias y posteriormente en el Mundial de Brasil. Ahora, para Chile, algunos nombres se mantienen, pero hay otros totalmente nuevos y que le aportan mucho al sistema de juego del equipo de Pekerman.

Los tres arqueros que fueron a la Copa de hace cuatro años no volvieron a aparecer en las nóminas de la Selección Colombia. Hoy por hoy, David Ospina y Camilo Vargas son los dueños del arco y difícilmente sean reemplazados por otro. Ni Nelsón Ramos, ni Breiner Castillo ni Luis Martínez tienen nivel para ser llamados a la Selección.

La defensa es otra de las zonas que más cambios presenta en cuanto a la última Copa América. Con el retiro de la Selección de hombres como Mario Alberto Yepes, Luis Amaranto Perea y Aquivaldo Mosquera, la nueva sangre es protagonista en la zaga cafetera.

Santiago Arias, Pedro Franco, Jeison Murillo y Darwin Andrade son la nueva cara de la defensa colombiana, que, sumados a la experiencia de hombres como Cristian Zapata, Pablo Armero y Camilo Zúñiga, dan seguridad en el fondo.

El mediocampo también presenta varias caras nuevas, aunque es la zona del equipo que menos cambios tiene. Carlos Sánchez se consolidó en el mediocampo. Cuadrado está mucho más maduro que hace cuatro años, pero viene sin ritmo de competencia. James, por su parte, será la clave del juego.

En la parte ofensiva, Colombia no tiene problemas –en teoría-: Falcao jugó la Copa en Argentina y fue la cara de gol del equipo. No obstante, de los delanteros que llamó Pekerman es el que peor temporada tuvo. A su vez, es el mejor delantero en la historia de Colombia, a pesar de no haber jugado el Mundial de Brasil.

Jackson Martínez goza de un nivel excepcional en Europa y al igual que Teo repite convocatoria en esta Copa América. El resto de delanteros como Victor Ibarbo y Carlos Bacca llegan a Chile con un nivel altísimo. Si bien no estuvieron hace cuatro años en Argentina, sí fueron parte del Mundial de Brasil y en las Eliminatorias, dejando ver un buen nivel.

Cambios muchos, y radicales. Pero más que en los nombres, en el sistema de juego. Pekerman es el autor intelectual para que Colombia sea hoy candidata a quedarse con el título en Chile. La idea de juego y la mentalidad que le implantó al grupo de jugadores, fueron, son y serán fundamentales para que Colombia siga mostrando el buen nivel que tiene desde la llegada del argentino al banquillo cafetero.

 

 

  Share: