Pálido empate

Por:Alberto Díaz.–

Primer tiempo aburrido y soso. Cancha dura, defensa lenta, malas entregas, volantes chocando y recuperando poco, Insúa perdido y caminando la cancha, trámite intrascendente, intentos de Maxi y Machado por las bandas. A Rangel se le vió solo y le tocó bajar a buscar el balón. Robayo, como es su costumbre, echándose el equipo al hombro. Pocas opciones y faltas en arco propio cohonestadas por el pésimo arbitro y sus líneas. Pasto flojo y desajustado, sin embargo inquietó por momentos. Edwards Jiménez, el que es no deja de ser -payaso y cretino- en el área rival. Vargas, Ochoa y Silva, de regular trabajo.

Para el segundo tiempo, el cuadro embajador mejoró la tenencia de balón sin lograr la contundencia necesaria. Cadavid y Díaz cumplieron, Vikonis no tuvo situaciones de mucho riesgo. El técnico Lunari demoró la entrada de Mayer y Agudelo, nadie entiende porqué tanta paciencia con el Pocho? 

Quedan muchas fechas y partidos, todos contra todos, en ese camino por recorrer habrá que ajustar, “aceitar” y sincronizar las líneas especialmente en la marca, entrega precisa y que lleguen los goles con los delanteros o mediocampistas ofensivos.

Albiazul saludo.  

  Share: