El Big Data y la política

La cultura analítica, un nuevo poder de transformación e innovación que involucra a empresas, gobiernos y academia para el aprovechamiento del activo más valioso que existe en la actualidad como son considerados los datos, será uno de los temas más novedosos con los que los candidatos políticos podrán enfrentar el próximo proceso electoral de octubre en Colombia.

Saber con certeza dónde están los votantes más interesados en participar en la jornada electoral, cuáles son los temas o necesidades que más los impactan o poder predecir qué tipo de propuestas o soluciones son las que considerarían más valiosas, son algunos ejemplos de cómo contar con información de valor y poderla analizar en función de la toma de decisiones estratégicas puede ayudar a enfocar en mejor forma las próximas campañas políticas en el país.

Según Juan Carlos Puentes, country manager de SAS para Colombia y Ecuador, se trata de trasladar una solución que viene transformando la manera en que los principales líderes empresariales en todo el mundo están tomando sus decisiones, a un tema que como el del Gobierno también tiene clientes a los cuales responder, como son los ciudadanos.

El representante de SAS explica que el uso que un cliente hace de un servicio, los hábitos de pago, el interés que una persona muestre en un producto o cualquier comentario de una marca en una red social es información que las empresas están consolidando y analizando para poder sacar nuevos productos al mercado, iniciar una nueva campaña, abrir un nuevo local o llamar a un cliente a ofrecerle un nuevo servicio.

“Esto mismo lo pueden hacer los gobiernos. Administraciones como la de Obama en Estados Unidos ya están incorporando este tipo de análisis para pensar y ejecutar sus nuevas iniciativas públicas. Que los candidatos empiecen a incorporar el análisis de los datos para plantear sus propuestas y futuros planes de gobierno es una oportunidad que el país no debe desaprovechar y los candidatos tampoco, pues es la forma más eficaz de convencer a los votantes”, destaca Puentes.

Formas con las que los gobiernos podrían aprovechar el Big Data

De paso por Colombia, invitado a un evento en el que se discutió el papel de la tecnología en la creación de gobiernos más inteligentes, el experto internacional y Solution Strategy Director de SAS, Miguel Maldonado, resaltó que hoy en día cuatro de cada 10 países en el mundo ya ha incorporado a nivel gobierno la analítica y el big data para la definición de alguno de sus programas y proyectos.

“En el mundo de los negocios, Big data es considerada como la nueva moneda, en otras palabras, el poder del conocimiento a partir de los datos es el ‘nuevo oro’ en la era actual. Imaginemos lo que eso significa para los gobiernos y los dirigentes que rigen los destinos no de una empresa, sino de toda una comunidad”, explicó el experto.

Durante el evento, realizado en Bogotá y que contó con la presencia de representantes de diferentes entidades gubernamentales del país, Maldonado identificó  algunas de las formas como los gobiernos podrían aprovechar la analítica y el Big Data para mejorar su relación con los ciudadanos. Estas son algunas de las más destacadas por el experto:

Compartir información entre entidades. Unificar la información, poder cruzarla y analizarla en un solo conjunto es la manera más fácil de integrar servicios para los ciudadanos.

Mejorar el tráfico en las ciudades. El gobierno de Sao Paulo en Brasil incorporó a su red de transporte público buses con sensores que envían información en tiempo real a los conductores para evitar trancones.

Aumentar la seguridad pública. En Australia, la Policía comparte un registro de delincuentes y criminales en el que la misma población es la que reporta, comenta y denuncia generando alertas preventivas frente a situaciones o personas.

Enfrentar desastres naturales. Tener la información organizada y poderla analizar en tiempo real es la manera más eficaz de enfrentar situaciones imprevistas. Ejemplos de gobiernos en África que frente a temas como el del ébola han creado mapas de información para poder atender las necesidades de los ciudadanos, son una muestra del poder que puede tener la información a nivel de las administraciones públicas.

Volver más eficientes los recursos públicos. Saber en dónde, cómo y por qué destinar partidas presupuestales a un tema, es una forma eficaz de optimizar los cada vez más limitados recursos públicos que disponen las administraciones.

Según Maldonado, los ejemplos de lo que los diferentes gobiernos están haciendo en el mundo a partir de la analítica y el Big Data o lo que soluciones de gobierno como las que SAS pueden llegar a ofrecer e impactar son incalculables. “Con miras a las próximas elecciones en Colombia resulta un factor ganador, saber de antemano si a una población lo que más le puede estar impactando es la seguridad, el tráfico o la atención en salud, ya que permite llegar con mejores y efectivas propuestas a los electores”, concluyó el experto.

Conozca más de las soluciones para el sector Gobierno de SAS en http://www.sas.com/es_co/industry/government.html

  Share: