¡Goooo l ….  del Congreso!

Por: Uriel Ortiz Soto (*)

Propongo un partido de football entre representantes de congresistas y del pueblo colombiano, nombrando como directores técnicos al presidente Santos y a Alias Timochenko; con la defensa de Ivan Márquez y Humberto de la Calle; jugadores donde estén representados los partidos y movimientos políticos acreditados en el congreso, esto con el fin de medir las fuerzas para las elecciones del plebiscito que refrendará la paz, próxima a firmarse el 23 de marzo del 2016, que desde ahora promete ser un debate álgido y tedioso, puesto que la agenda que está ya casi acordada por los negociadores, no la conocen los Colombianos.

Si es que a nuestros congresistas les gusta tanto el football, con este ejercicio no necesitarían desplazarse a provincia y para que no tengan que abandonar sus funciones legislativas, se les podría construir con cargo a los contribuyentes, – que todo lo aceptan y lo aguantan -, un estadio democrático, para que se desinhiban de las de las duras faenas y puedan sobrellevar tantas dificultades con los sueldos tan astronómicos que devengan, en comparación con el mínimo de la mayoría de sus compatriotas.

No sabía que en el máximo recinto de nuestra democracia, también se jugaba football, apostando meter leyes a la topa tolondra con la pelota del pueblo colombiano, – que todas las pasan -, para  pagar a sus jugadores –parlamentarios, $26.000.000.oo (veintiséis millones de pesos) mensuales, fuera de las prebendas legales y extralegales.

Mientras el arquero mayor, – presidente del Congreso-, salió de viaje al exterior, sus pupilos, abandonaron las curules, se fueron a sus provincias a ver jugar el partido: Colombia – Argentina, que para peor desgracia quedamos entre la ilusión y la zozobra, puesto que continuaremos haciéndonos la paja mental de que vamos a clasificar para ir a Rusia en el 2018. “Bendita Democracia aunque mal nos pagues”.

Mientras tanto, Seguirá la pelota de las leyes, rodando a lado derecho e izquierdo, para finalmente quedar en manos del polo democrático, que después de las elecciones del 25 de octubre, está tirado en la gramilla de donde sus indolentes seguidores no se han compadecido   recogerlo, con el fin de nombrar un nuevo director técnico, que logre alinearlo para las elecciones del 2018.

El partido de derecha que tanto habla de moral y buenas costumbres, también sucumbió en la falta grave, al permitir que sus congresistas se fueran a provincia a ver jugar el partido,  para peor desgracia, se están estrellando contra sus postulados de principios y valores, puesto que  conservatismo, – doctor Barguill, es: Patria, orden, justicia y poder-, pero al paso que vamos y con Usted de presidente, continuaremos de vergonzantes pordioseros, recibiendo las migajas burocráticas de los gobiernos liberales; empezando que nos falta mucha personalidad para meter en cintura y sancionar con drasticidad a los congresistas tránsfugas, deshonestos y de doble militancia, que tienen como símbolo nacional a la veleta de Arturo Yepes Alzate.

El partido liberal también juega football, y aprueba leyes de la república, que parte de su filosofía reposaba en el mostacho del senador Serpa, que con la rasurada quedó peor de lo que estaba, puesto que sin bigote se asemeja a una brocha sin agarradera,  y las ideas liberadles no le fluyen por la tristeza y la pesadumbre de haber perdido su mostacho por una apuesta que lo tiene desorientado ideológicamente, no es raro que resulte pidiendo pista en el partido conservador, puesto que sin mostacho, quedó muy parecido a godo estrenado corbata.

El Partido Cambio Radical, que también jugó football y se desplazó a provincia, fue uno de los mejor librados en las elecciones del 25 de octubre, y muy seguramente que en un nuevo partido con la candidatura de Germán Vargas Lleras, – si es que cambia de genio-, podría ser la gran sorpresa electoral, aunque acostumbra meter goles a espaldas de sus seguidores.

Los únicos que se quedaron en el congreso y no salieron a provincia a ver jugar el partido de Colombia – Argentina, fue el Centro Democrático, aunque no pudieron hacer nada, puesto que no tienen mayoría, sí sentaron un precedente de puntualidad y responsabilidad, haciendo presencia en el recinto de las leyes para decir a los colombianos, que no son inferiores a sus responsabilidades, que fueron elegidos por el pueblo para cumplir con el deber de legisladores y presentar proyectos de desarrollo en bien de las regiones.

En el Congreso de la República, hay jugadores de football  desde hace más de cincuenta años, como el caso del senador Roberto Gerleín, que  por su avanzada edad no le gusta jugarlo, puesto que le parece, peligroso y excremental, de pronto termina tirado en la gramilla para ser llevado al podio de  cuidados intensivos, donde el football se juega, pero mentalmente.

Total querido compatriotas que nunca habíamos tenido un partido de tanta urgencia legislativa, no hubo necesidad de presentar proyecto de Ley para aprobarlo, ni siquiera una proposición, simple y llanamente los “Padres de la Patria” se soñaron unánimemente el día de la víspera, ver a nuestro querido James, meter goles y diestra y siniestra en nombre de nuestra maltrecha democracia, que todo lo aprueba y se las aguanta mientras llega la próxima contienda electoral.

Lo más grave es que esta ausencia no es la única que se presenta en la presente legislatura, semanas antes de las elecciones del 25 de octubre se registró de forma tan vergonzosa, un ausentismo parlamentario, que  valdría la pena que los señores presidentes de Senado y Cámara, informaran al País sobre estos casos, puesto que es mérito suficiente para tenerlos en cuenta en nuevas gestas electorales, alertando a las regiones y a sus seguidores no ir a votar por estos espécimen de la democracia que lo único hacen es defraudar el erario público.

Mientras tanto la pelota seguirá rodando por el Congreso de la República, aprobando Leyes a la topa tolondra, como la que acaban de aprobar por $500.000.oo millones de pesos para pagar las deudas de Caprecom que defraudaron varios Congresistas.

[email protected]

  Share: