Cuando de la salud se trata, el tiempo lo es todo

Por: Salvador Vega.– (*)

image003 (1)Requerir atención médica en un hospital no tiene por qué convertirse en una experiencia agotadora para el paciente ni en una cadena interminable de trámites para los centros de salud y las aseguradoras. El procedimiento administrativo estándar que deben cumplir los hospitales y las empresas de seguros para la atención de los pacientes, puede ser mucho más amigable, rápido y efectivo con la Gestión de Cuentas Médicas.

Les explico. Cuando las aseguradoras cubren una ARL o un seguro médico privado ampara a un individuo y éste se dirige a un centro de salud para solicitar atención, existe un proceso interno en el que el hospital debe llamar a la aseguradora para solicitar la autorización del procedimiento médico. La aseguradora evaluará el tratamiento y el costo a fin de aprobar o no el servicio. Una vez el paciente es atendido, el hospital genera una factura que tiene que ser habilitada para el desembolso correspondiente.

Este proceso puede llegar a ser lento y engorroso, impactando de manera negativa al asegurado, al asegurador y al hospital. Sin embargo, la Gestión de Cuentas Médicas es una solución que se puede enlazar al software de gestión de las aseguradoras, con lo que, al momento en que se solicita una autorización, se genera automáticamente una hoja de ruta que le permite al paciente iniciar por sí mismo el trámite a través de un Contact Center, chat o aplicación móvil. El hospital, por su parte, podrá empezar a atenderlo en breve ya que recibirá en la hoja de ruta el número de asegurado y el número de autorización.

Comenzado el tratamiento, las aseguradoras dan inicio a las auditorias médicas retrospectivas y concurrentes. ¿Qué significa esto? Se trata de la validación que realizan con médicos de su staff para corroborar que el paciente está siendo atendido como se debe y se le está practicando el tratamiento presupuestado y previamente aprobado. Toda esta información se introduce dentro de la solución de Gestión de Cuentas Médicas, a fin de que la aseguradora conozca, en todo momento, lo que se está ejecutando.

Una vez el paciente es atendido y el tratamiento finaliza, el hospital genera la factura y la envía a la aseguradora para su pago respectivo. La solución de Gestión de Cuentas Médicas permite que desde el hospital se pueda digitalizar la factura y se ingresen los datos básicos al sistema, a fin de que se dé inicio a la auditoria final del tratamiento; mientras se realiza el envío físico de la factura.

De esta manera, le es posible a la aseguradora agilizar el procedimiento de validación de tarifas aplicadas para cerciorarse de su correspondencia con el monto final a pagar. Si todo está en orden, pasa directamente a los ERP de pago de las aseguradoras y se genera la cancelación de los servicios al hospital. De lo contrario, pasa a una bandeja de auditoria médica. Cuando llega la factura física, simplemente, se digitaliza y se verifica que corresponde a la que el hospital introdujo en el software.

En Digitex conocemos las necesidades del sector salud y la importancia que tiene para ellos el factor tiempo. En actualidad, todos los involucrados en el sistema de atención médica cuentan con un proceso de gestión de cuentas; pero algunos ya implementan nuestra solución de Gestión de Cuentas Médicas la cual, a diferencia del resto, valida todas las transacciones entre el hospital y las aseguradoras; permitiendo que tanto la atención como el pago por los servicios sean rápidos y eficientes.

Mi objetivo con esta columna es mostrarles cómo es posible optimizar la cadena de procesos, lograr la tan ansiada meta de mejorar los tiempos de atención y la calidad del servicio, tan solo realizando las inversiones adecuadas en los procedimientos clave.

(*) Gerente General de Digitex Colombia