El Escritorio como servicio, un aliado para las empresas

Por: Julio Suavita (*)

Uno de los desafíos más grandes que enfrentan las empresas es ser competitivas en el mercado. Al estar inmersas en un contexto tan dinámico, comienzan a surgir tendencias que llegan a la compañía y que son imposibles de ignorar, la movilidad es una de ellas.

La movilidad empresarial para un compañía en su concepto más general implica tener la capacidad de ejecutar los procesos productivos del negocio (no importa el área al que éste corresponda) desde cualquier lugar e incluso desde cualquier dispositivo. Esta capacidad implica un cambio radical en el paradigma asociado con la manera como la empresa define la forma en la que sus empleados deben realizar su trabajo.

Así, lo que normalmente se realiza desde un cubículo en una sede de la compañía en particular o peor aún, utilizando un equipo de cómputo en especial –el PC o el portátil asignado al empleado-, ya no sigue siendo la única condición bajo la cual éste colaborador es productivo. Bajo el nuevo paradigma de movilidad el proceso productivo podrá desarrollarse desde otro lugar (sea ésta otra sede permanente, temporal o incluso en lugares que no son propiedad de la organización: hoteles, aeropuertos, cafés, restaurantes y desde luego las casas de sus empleados) ya que éstos se han liberado de las ataduras tradicionales de su entorno de trabajo.

Los beneficios para el negocio asociados con la capacidad de movilidad tienen que ver con una mayor competitividad, mayor rentabilidad y atracción en el mercado laboral, al fin y al cabo el cambio de paradigma genera impactos altamente positivos en los resultados para el negocio y para las personas ofreciendo la posibilidad que en nombre de la flexibilidad con la que se desarrolla el trabajo la empresa pueda tener mejor cobertura de su mercado, proveer una atención más personalizada a sus clientes, contar con mecanismos de operación ante contingencias, y el empleado contará con las herramientas para desempeñar su rol con un mayor nivel de satisfacción.

Pero cuando una compañía quiere implementar una estrategia de movilidad empresarial, mejorar la experiencia de trabajo de los empleados, la atención al cliente y ganar productividad, ¿existe alguna opción tecnológica que abarque todo eso y que no implique grandes inversiones en infraestructura? La respuesta a esta pregunta es simple: Escritorios como Servicio (DaaS, según su sigla en inglés).

Los Escritorios como Servicio extienden la posibilidad a todo tipo de organizaciones de contar con espacios de trabajo móviles entregándoles los escritorios, aplicaciones y correo electrónico de forma segura, a través de la web. Implementar DaaS significa que un proveedor de servicios alojará todos los recursos de TI necesarios para entregar escritorios virtuales a la empresa, por lo que no es necesaria la administración local de actualizaciones de servidores, hardware o software en la compañía. Es decir, no será necesario contar con personal interno que se encargue de la tecnología. Y a la vez, otra característica clave de este modelo es que permite incrementar o reducir la cantidad de usuarios según sea necesario de forma muy simple bajo un modelo de “pago por uso”.

Actualmente, DaaS se presenta como un mercado emergente a nivel global con mucho potencial de crecimiento. De hecho, una encuesta reciente realizada a nuestros proveedores de servicios a nivel global destacó que prevén que esta modalidad crezca en un 71% en los próximos 12 meses.

Definitivamente, los escritorios como servicio continuarán creciendo y se sumarán a la tendencia de “Todo como Servicio” como aliados en la estrategia de empresas que quieren estar a la vanguardia incorporando tecnologías que realmente tengan un impacto en el negocio, pero bajo una forma de contratación e implementación que les resulte eficiente.

(*)Gerente de Cuentas Corporativas NOLA – Citrix

 

  Share: