El Teletrabajo llega a población militar privada de la libertad

Un convenio Interadministrativo de cooperación firmado entre el Ministerio TIC, el Ejército Nacional y el Ministerio del Trabajo, le permitirá a esta población hacer parte de un programa piloto de formación en Teletrabajo.

El Ministro de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, David  Luna, y el Mayor General del Ejército, Ricardo Gómez Nieto, fueron los encargados adelantar la firma de un convenio interadministrativo de cooperación entre el MinTIC, el Ejército Nacional y el Ministerio del Trabajo, que servirá de punto de partida para diseñar e implementar un proyecto piloto de Teletrabajo enfocado, inicialmente a la formación en el uso efectivo de las TIC a la población militar privada de la libertad.

Este convenio viene gestándose desde septiembre pasado cuando el Ministerio TIC y el Ejército Nacional, con el apoyo del Ministerio del Trabajo, iniciaron la formulación del proyecto de Teletrabajo para militares privados de la libertad ubicados en centros de reclusión.

“Queremos llegar a la totalidad de los centros de reclusión del Ejército colombiano. Inicialmente estamos llevando este convenio a tres de los nueve centros, pero vamos a seguir trabajando, esta es una instrucción del Presidente Santos para que en las cárceles haya una resocialización y se entienda que el recluso es un ser humano que merece respeto y una oportunidad”, aseguró el Ministro David Luna.  

El primer paso de la alianza contempla la formación académica que recibirán los beneficiados para luego  acceder a la posibilidad de teletrabajar.  La iniciativa no solo brinda nuevas oportunidades para la mencionada población, sino que impacta positivamente los procesos de resocialización de estas personas.

El alcance de este convenio consiste en la ejecución de cuatro componentes que se desarrollarán en los próximos tres años. El primer componente incluye un diagnóstico y levantamiento de información a través de la definición de  condiciones jurídicas, tecnológicas, humanas administrativas y de infraestructura que se requieran para desarrollar el proyecto.

Una segunda fase la conforma el programa de formación y certificación con el cual se diseñará y ejecutará la capacitación para el Teletrabajo que incluirá conceptos generales y desarrollo de competencias digitales para el Trabajo 3.0.

El tercer componente es la promoción del modelo Teletrabajo, por parte del Ministerio de TIC de manera conjunta con el Ministerio del Trabajo, quienes deberán ejecutar acciones de promoción del proyecto en el sector público y privado. Como cuarto punto se contempla la evaluación del proyecto, identificando el impacto en los procesos de tratamiento penitenciario y resocialización de los participantes.

Este convenio se suma al gran proyecto que los Ministerios TIC y del Trabajo vienen desarrollando junto con el Ministerio de Justicia que pretende beneficiar a la población privada de la libertad suministrándoles formación en nuevas tecnologías y la posibilidad de entrar en el mundo laboral desde su lugar de reclusión. Actualmente los programas piloto se desarrollan con éxito en la cárcel el Buen Pastor de Bogotá, en el Establecimiento Penitenciario de Mediana Seguridad y Carcelario de Tunja  – EPMSC Tunja-  y  en la cárcel de San Andrés. 

Al cierre del evento el Ministro Luna aseguró que “teletrabajar mejora la calidad de vida, mejore las condiciones de los ciudadanos, y también, a través de la tecnología, le brinda una nueva oportunidad a quien la merece, como en este caso la población privada de la libertad”.  

Se ratifica de esta manera que el Teletrabajo no solo impacta positivamente el medio ambiente, a las organizaciones que lo implementan y a los empleados convencionales que lo adoptan, sino que es una herramienta eficaz e incluyente que le permite a quienes están privados de la libertad ser útiles a la sociedad, aportar su talento laboralmente hablando y mejorar su calidad de vida. 

  Share: