¡Ojo! Con su noche buena

Por: Laura Orjuela

La seguridad se ha convertido en uno de los temas que más tensa pone a la gente en el país o ¿Qué opina que su hija esté tomando un bus a las diez de la noche; que su esposo saque dinero del cajero en la quincena y aún más; que su hijo compre por internet sin verificar la seguridad del sitio web y lo que le pasará a su tarjeta crédito?

Si un extranjero viniera a probar cómo es vivir en Bogotá, por lo menos, necesitaría cuatro ojos, tres guarda espaldas, un botón de pánico y dos anillos de seguridad. En nuestro país la seguridad va de la mano con el hurto armado, organizado y desprevenido hasta el simple hecho de saber qué, dónde y cuándo nos tenemos que cuidar. Con todo esto, los colombianos nos hemos vuelto ‘expertos’ en seguridad urbana.

En 2014 los hurtos a personas aumentaron el 3.1 por ciento, referente al 2013. Es decir, más de 26.912 personas reportaron que los robaron de una u otra forma, imagine los que no lo denunciaron. Estos casos hablan que en su mayoría el dinero, el carro y sus celulares fueron quitados de su propiedad ¿y cómo no? Si al creernos expertos en seguridad damos más papaya.

En este momento, mientras usted lee este artículo a alguien le están quitando el celular y a otro le están robando en su cuenta bancaria y, por qué no, a una empresa o a su computador le están robando la información. En este mes de festividades, lechona, tamal, buñuelo y natilla al parecer todos quieren hacer de navidad su noche buena y no es para más, pues la tasa de endeudamiento de los colombianos se duplica.

Por ahora, dejemos de hablar de plata pues al parecer hoy en día, vale más la información el habeas data y los contactos que usted tiene en sus diferentes dispositivos. Si nuestro celular, iPad o computador se pierde o caen en otras manos, desaparecemos del mundo. ¡Claro! pues es allí donde un universo de información, contactos, contraseñas y chats empiezan a correr riesgo y lo que creemos es que importa más el equipo que lo que hemos atesorado en nuestros dispositivos: la información.

La información se ha convertido en un activo de la empresa y de la vida. Dígame si usted contaría que va a recibir 100 millones de pesos en la calle del Bronx de Bogotá o que sencillamente usted está en una reunión con su jefe y le cuenta frente a toda la junta que él está en quiebra. Esto es parte de la seguridad financiera, física, integral y laboral que no podemos descuidar en ningún momento.

La división y el uso de los espacios laborales y personales ya no tienen barreras; pues mientras usted va en el bus puede ir enviando desde su celular un correo privado por medio del servidor de la empresa o puede estar usando el computador de la empresa para hacer una transacción personal. ¿Qué tal mañana le pidan el computador de la empresa y sus calves están allí? ¿Se imagina todo lo que pueden hacer?

El tema de la seguridad digital y personal no es de escodarnos y mucho menos de estar armados; la situación amerita que seamos prevenidos. Es saber qué es lo que queremos cuidar y ver cómo el ladrón lo puede hurtar. Como ya lo había dicho, nos hemos vuelto ‘expertos’ en seguridad urbana pero aquí el tema para poder estar un paso adelante de los que quieren hacer a sus costillas una noche buena; es pensar como ellos, prevenir y buscar expertos en seguridad.

Etek International, corporación multinacional experto en soluciones integrales de seguridad de la información, realizó recientemente la décima versión de Etek Security Meeting en Bogotá. En esta reunión hablaban de los más de 37 programas, aplicativos y demás para proteger su información. Si bien usted tiene un antivirus, esto no le certifica que nunca va a sufrir un atentado digital.

Etek es un profesional en soluciones a los nuevos retos de la seguridad de la información. Esta empresa hace lo que muchos deberíamos hacer: pensar cómo prevenir antes de reaccionar ante un mal momento. En estas navidades, dele un regalo a la seguridad digital de su empresa y su casa; piense en profesionales que como Etek, le pueden ayudar.

Como este artículo se trata de la navidad y la noche buena; por ahora le digo que mientas unos beben y beben y vuelven a beber; otros se roban y roban y vuelven a robar lo que a usted le costó tanto tener.

  Share: