Entre las cuerdas

Por: Javier Contreras

El país debate si el Defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora debe permanecer en su cargo tras nuevas denuncias sobre acoso laboral y sexual contra quien fuera su secretaria privada Astrid Helena Cristancho.

El funcionario ha dicho insistentemente luego de la publicación de la columna del periodista Daniel Coronell en la Revista Semana que no renuncia y que lo que hay es una especie de venganza de quien ha dicho fue su novia durante más de un año. “El acoso no era solo laboral, también sexual”. http://www.semana.com//opinion/articulo/daniel-coronell-el-acoso-no-era-solo-laboral-tambien-sexual/457672-3#cxrecs_s

Desde el momento en que se conoció el texto de la columna se desató una verdadera tormenta en la sociedad. Twitter se convirtió en el canal para el desahogo de muchos ciudadanos frente a este escándalo, pero también para que muchos dirigentes políticos solicitaran la renuncia inmediata del Defensor del pueblo.

A lo largo del día domingo el debate subió de tono cuando el portal Kienyke publicó una nota en la que dejó entrever que el Defensor del Pueblo y su exsecretaria privada Astrid Helena Cristancho habrían mantenido una relación sentimental. “¿Hubo un romance entre el defensor y la mujer que lo acusa? Hay quienes piensan que no se trató de acoso, sino de una relación amorosa consensuada”.  http://www.kienyke.com/noticias/hubo-un-romance-entre-el-defensor-y-la-mujer-que-lo-acusa/

Ahí fue la de Troya. Muchos usuarios de las redes sociales comenzaron a dudar sobre las denuncias y se preguntaban que había detrás de las mismas. Daniel Coronell, autor de la columna le salió al quite a esta versión y publicó un trino en el que enfáticamente negó lo publicado por Kienyke  e incluso, insinuó que el  portal de estaba al servicio del cuestionado funcionario.

Lejos estaba de terminar la turbulencia. El principal implicado en este escándalo apareció en Noticias Caracol. En una entrevista con la periodista Vanessa de la Torre, el Defensor del pueblo negó las acusaciones y fue más allá, dijo que mantuvo una relación amorosa con la abogada y fue claro en advertir que no renunciaría.  http://www.noticiascaracol.com/colombia/defensor-del-pueblo-se-defiende-de-escandalo-por-acoso-sexual

El tema se volvió a encender ante estas declaraciones. Dos horas y media después apareció en televisión la otra persona implicada en el escándalo. La directora de Noticias Uno Cecilia Orozco entrevistó a Astrid Helena Cristancho quien negó haber sido novia del funcionario y que “la relación en la que Otálora ampara su comportamiento, jamás existió”. http://noticiasunolaredindependiente.com/2016/01/24/noticias/exsecretaria-del-defensor-del-pueblo-niega-haber-sido-su-novia/

La opinión pública se acostó con dos versiones encontradas. En todo caso la tormenta continúa. Desde diferentes sectores políticos y sociales se sigue pidiendo la renuncia del Defensor del Pueblo. El Partido Liberal que avaló su aspiración a ese cargo le quitó el respaldo y otras colectividades como Cambio Radical, los verdes y el Polo Democrático consideran que el funcionario debe hacerse a un lado.

La Procuraduría anunció una apertura formal de investigación, mientras que la implicada en el caso anunció que demandará a Otálora por acoso sexual ante la Fiscalía General de la Nación.

A primera hora de este el funcionario dijo lunes en rueda de prensa que la finalidad de Astrid Cristancho era tumbarlo, reiteró que no se va y que lo que ocurrió fue un problema entre una pareja. Incluso insinuó que las denuncias aparecieron luego de negarse a promoverla a otro cargo sin el lleno de los requisitos. “Mostraré las pruebas de mi relación a las autoridades que lo soliciten. Si de algo soy culpable es de haberme enamorado”.

¿Cuánto tiempo más permanecerá el Defensor del Pueblo en su cargo? ¿Este tema personal que esgrime lo afecta en el desarrollo de su cargo? ¿Estamos frente a un tema ético? ¿Y las demás denuncias sobre acoso laboral en qué van? ¿Se debe ir si se comprueba que son problemas de pareja? ¿Lo que se buscaba era un aprovechamiento profesional de la abogada utilizando una relación sentimental? Muchas preguntas. ¿Cuál le agregaría usted? El debate sigue..

@jcontrerasa