La era del podcasting

Diversos estudios sobre el cambio de comportamiento de las audiencias y el uso que están dando a dispositivos como las tabletas y los celulares, señales del mercado publicitario, encuestas y decisiones de algunos medios indican que 2016 será el año del renacimiento del podcasting.

El podcast es una formidable herramienta de comunicación que permite generar y distribuir contenido en audio y vídeo que en Colombia aún no desarrolla todo su potencial, tal vez y sólo tal vez, por el inmenso poder que aún conserva la radio tradicional. En los países de habla hispana está muy desarrollado en España, México y Argentina.

El fenómeno será de alcance global y en Colombia el podcasting tendrá grandes oportunidades gracias a factores como el agotamiento de los programas tradicionales de la radio hablada e informativa que lleva décadas sin ofrecer novedades importantes. El desgaste de las grandes figuras y la falta de nuevas voces que asuman el relevo. Pero, y sobre todo, al cambio de comportamiento que están acusando las audiencias.

Gracias al acceso que ahora tiene a las nuevas tecnologías de la información que le da acceso a múltiples fuentes en tiempo real, el oyente de hoy prefiere informarse como, cuando y dónde quiere, de lo que quiere y sin necesidad de someterse a la dictadura de horarios fijos o cortes para comerciales o la selección arbitraria por parte de dueños, directores, editores y reporteros sobre qué le cuentan, cuando y como se lo cuentan. ¡Ah! Y con una ventaja adicional ahora tiene acceso directo a las fuentes gracias a las redes sociales.
A esa ‘liberación’ de las audiencias se suma la aparición de figuras como la del “prosumer” que es como los gringos bautizaron a los productores y consumidores de contenido, que podemos ser personas de carne y hueso como usted o como yo. O el auge de tendencias como la “Marca Personal” o los “Medios unipersonales” que son personas expertas en un tema que ofrecen sus análisis de manera espontánea lo cual cuál es muy bien apreciado por el público porque los considera independientes y desinteresados. Aunque siempre los sean.

Y el podcasting es el medio preciso para ese ejercicio. Existen decenas de aplicaciones que permiten producir y distribuir sus contenidos a los podcasters. Y recibir, organizar y escucharlos a sus oyentes en cualquier momento o lugar. Además de conversar con ellos, controvertir sus tesis. Compartir, enriquecer y complementar las nuestras.
El mundo de hoy exige estar informados, pero bien informados. Con el brochazo que nos dan la radio y la televisión tradicionales no basta. Las audiencias reclaman ir más allá de los titulares. Tienen derecho a entender por qué pasan las cosas y cuáles serán las consecuencias para su vida y su entorno.

Las nuevas audiencias no quieren saber de todo un poco. Quieren entender lo fundamental de los hechos que les cambian sus vidas, sus familias, sus trabajos, sus aficiones, ingresos y necesidades. Deben y quieren tener acceso a información de calidad donde y cuando la necesiten o la quieran consultar y disfrutar. El podcasting está ahí para eso. Para crear una relación de confiable y cercana entre el periodista, sus fuentes y sus escuchas.

El podcasting en una nueva forma de enterarse de lo que está pasando conversando. Pudiendo preguntar por qué y para qué. Aprendiendo entre todos. Compartiendo conocimiento. El podcasting nos permite conversar en el carro, en el bus o en taxi. De día o de noche. Aquí y ahora. O más tarde. La audiencia manda. El poder de la información está cambiando de manos y el podcasting en una manera de acceder a él.

No en vano grandes distribuidores de contenido como Google, Apple, Dezzer, SoundClud, Spreaker, YouTube o Spotify preparan sus plataformas para ofrecer a sus millones de usuarios en todo el mundo el contenido que miles de podcasters ofrecerán sobre todos los temas posibles, todos los días.

No en vano Spreaker diseñó y puso a disposición de los podcasters aplicaciones gratuitas que convierten un celular, una tableta o un computador en una cabina de radio. No en vano Google empezará a indexar podcast. No en vano iTunes, tiene toda una sección dedicada a ellos. No en vano la famosa TuneIn los pone junto a las grandes estaciones de radio.

Bienvenida sea la Era del Podcasting. La Libreta de Apuntes y su fundador estamos listos para asumir el reto.