Las tendencias cibercriminales más peligrosas del mundo en 2016

Las autoridades y las empresas de tecnología hacen un frente común para revelar las pretensiones del cibercrimen en este 2016 y para advertir a los usuarios sobre la importancia de cuidar sus datos y su información personal a la hora de interactuar en las redes, en internet y con los dispositivos móviles.

En Colombia, el tema se hace cada vez más importante tanto para las autoridades como para las empresas de tecnología tras la masificación del uso de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), pasando de 2,2 millones de conexiones a internet en 2010 a 10,1 millones en 2015. Con un entorno digital cada vez más amplio, tanto los individuos como las organizaciones se exponen en mayor medida a las amenazas de seguridad.

¿Qué trae este 2016? Los expertos aseguran que la delincuencia cibernética busca apoderarse o secuestrar la información de las personas y de las empresas, de su dinero, y atacar estos dispositivos móviles.

Es por esto que empresas como Microsoft destinan muchos recursos para ir adelante de las organizaciones del cibercrimen. El director de Asuntos Legales de Microsoft Colombia, Andrés Umaña, dice que “basados en los hallazgos de las autoridades, hemos analizado el comportamiento de las organizaciones criminales y, de acuerdo con esto, trazamos unas directrices preventivas para mitigar su impacto en las compañías y las personas”.  Agrega que “entre estas modalidades de abuso informático se ha marcado un cambio significativo hacia nuevas amenazas más difíciles de detectar, que no discriminan el tipo de organización, de industria o de persona”.

En Colombia, por ejemplo, estos grupos de delincuentes digitales están en la mira de las autoridades. En el contexto nacional e internacional se ha evidenciado cómo la evolución del cibercrimen ha crecido de forma proporcional al desarrollo y el uso de las TIC, ya que con el uso masivo de estas tecnologías, los ciberdelincuentes implementan nuevos y cada vez más sofisticados vectores de ataque, que por lo general tiene fines económicos. Por tal razón, la Policía Nacional de Colombia implementó el Centro Cibernético Policial para combatir estos delitos, mediante la puesta en marcha de capacidades especializadas de ciberseguridad que permitan contrarrestar amenazas de ciberterrorismo, delitos que afectan la información y los datos, así como los incidentes informáticos  de pornografía infantil difundidos en la red.

De la misma forma, la Policía Nacional ha dispuesto de un CAI Virtual como canal especializado en prevención de ciberseguridad donde se ofrece orientación y atención de incidentes informáticos en línea, para atender a los distintos sectores de la sociedad, tomando especial valor los requerimientos ciudadanos, a través del portal de servicios: http://www.ccp.gov.co y su cuenta de Twitter @CaiVirtual.

A través del Centro Cibernético de la Policía, la Dijín investigó cerca de 5 mil denuncias recibidas a través del CAI virtual en 2015, dentro de las que se destacan casos de usurpación de identidad, phishing, estafas en línea, entre otras. Como resultado, capturas por delitos de interceptación, hurto, o suplantación de datos personales ascendieron a 237 en ese mismo año.

En ese contexto, el Comité de Ministros del Consejo de Europa y la Comisión Europea celebra la décima edición del Día Internacional de la Protección de Datos Personales este 28 de enero, una iniciativa de concientización sobre el manejo responsable de la información privada en la red a la cual la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) le hace eco.

Germán Enrique Bacca, delegado para la Protección de Datos Personales de la SIC señaló que: “para una efectiva protección de los datos personales es fundamental que los titulares de la información, es decir todos nosotros, seamos conscientes de los riesgos existentes y cuidemos a quién y bajo qué condiciones la compartimos” y añadió que “este año nuestra prioridad será la vigilancia al cumplimiento de las normas y nos enfocaremos especialmente en la protección de los datos personales de nuestros niños, niñas y adolescentes. Si logramos crear los filtros necesarios en un trabajo conjunto entre padres, autoridades y educadores, podremos evitar problemas muy graves como el cyberbullying y la pornografía infantil”.

Ante la estrecha relación que existe entre el uso de software falsificado o ilegal, e infecciones de malware con potencial riesgo de ataque, otras autoridades se unen a la lucha contra la piratería. Es así como la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales –DIAN sostiene que mantendrá las acciones de control y fiscalización para detectar el uso de software ilegal a lo largo de 2016. Además, afirma que 110 empresas actualmente responden a procesos judiciales por casos relacionados con propiedad intelectual, enfrentando penas hasta de 8 años de cárcel, y multas hasta de mil salarios mínimos legales mensuales vigentes.