Verdades a medias y oposición

Por Rubén Darío Mejía Sánchez

BOGOTA, 30 de enero_ RAM_ En estos días se están diciendo muchas cosas, muchas verdades pero a medias y alguien muy sabio dijo que una verdad a medias es una mentira en proceso, y me refiero a los acosos laboral y sexual de los que se enjuicia al Defensor del Pueblo, que según él su mayor pecado fue haberse enamorado de una mujer muy bella.

Este tema es bastante delicado y espero no pisar muchos callos, pero voy a contar experiencias personales y cosas que he visto de cerca para poder decir que los asuntos hay que hablarlos de frente y no solo por chismes y como decía el ex alcalde de las hermanitas Calle “Hay gente mala”.

En lo personal quiero contar que más de una vez fui víctima de acoso laboral por dos defectos que tengo, uno, que digo las cosas de frente y el otro, que ando cojo, agregándole a que la mayor parte de mi vida he usado el cabello largo, no tan largo, pero no me ha gustado tener el corte tradicional que llevan los hombres actualmente ni cuando niño, mucho menos como adolescente y como mayor se me quedó el vicio, y ahora me recorto el cabello solo por petición de mi esposa que cree que quedo mejor sin la melena tradicional. De verdad que fui acosado laboralmente, pues se dijo que los cojos no podían ejercer bien la profesión del periodismo y esto me lo repitieron más de una vez algunos de mis compañeros, hasta que un día un director de un importante medio de comunicación del país me preguntó “¿usted escribe con la pata o con la cabeza?” mientras que uno de mis compañeros me ofrecía unas monedas para que fuera a la peluquería para que me quitara mi dorada melena de entonces.

Y no se aterren, también fue acosado sexualmente, en una entrevista de trabajo para trabajar en una emisora de radio el dueño de la emisora me dijo que tenía talento y una bonita voz, pero que el puesto estaría a mi disposición si lo acompañaba un fin de semana a las bellas playas de Cartagena, para evitar suspicacias les cuento que perdí el puesto, es decir, que en ese momento cuando contaba con 17 años de edad me quedé sin conocer “el Corralito de Piedra”.

Como ven, por el asunto de mi discapacidad he sido acosado en mi trabajo que he ejercido por más de 42 años, aunque muchos de los que me rodean me dieron fuerzas y yo pude darme cuenta que lo importante de todo era la seguridad que yo mismo tuviera de mí mismo.

Tipificar el acoso laboral y el acoso sexual es muy delicado y principalmente con este último he sido testigo de más de un caso de personas que han llegado a la cárcel, en donde, no sé si ustedes saben, cuando llega un acusado por violación, la bienvenida que le dan es violarlo la primera noche de prisión. Conocí casos de mujeres celosas que siendo separadas tenían un segundo esposo a quien acusaban de violación en ellas o en sus hijas solo para castigar al infiel marido y lo tiraban a la cárcel como presa de lobos en donde, como se dice en Colombia, después de una exhaustiva investigación que duraba 3 y 4 años, se le dejaba libre porque no había cometido el delito que se le imputaba, y simplemente se había acabado con la honra de la persona y no había pasado nada más, solo que había estado privado de la libertad un buen rato.

Vi como los medios de comunicación fueron crueles con el Defensor del Pueblo y lo condenaron, pues como están las cosas ya no hay que hacer investigación ni juicio porque la prensa como perros rabiosos se le fueron encima y en la rueda de prensa no le dieron ni tiempo de defenderse y ya lo condenaron “es un violador en potencia”; cosa que no debe de hacer la Prensa, la que se debe de limitar a informar y a no ser juez y parte, pero vivimos principalmente en Colombia de un amarillismo que nos ahoga en donde no vemos las cosas buenas sino todo lo malo para destruir lo bello que tiene el país, no estoy diciendo que respalde al Gobierno en muchas medidas, pero me llamó mucho la atención que cuando el Presidente pidió se limitara la publicación de videos de atracos y asuntos judiciales, el grito fue puesto en el cielo para decir que se estaba atacando la libertad de prensa y no se dieron cuenta que lo que se estaba pidiendo era que no volviéramos tan insensibles a nuestros niños y jóvenes con la violencia, sino que mostraran cosas más positivas.

Dejo constancia de algo, amo y respeto las mujeres, pero no estoy de acuerdo que el caballito de batalla en la violencia intrafamiliar sea siempre atacar al hombre, porque en una mínima, pero existente mayoría hay mujeres que atacan a los hombres y le violan sus derechos, pero parece que aquí toda la culpa la lleváramos los hombres, sin dejar de ser claro que en sí la mayor cantidad de víctimas por estos casos son las mujeres.

Espero que las autoridades hagan una investigación como es, en el caso del Defensor del Pueblo y su bella Secretaria, porque de lo contrario esto marcaría un precedente bastante negativo para la convivencia en el país, en donde parece que al escuchar al Procurador General de la Nación estuviéramos viviendo la época de la Santa Inquisición.

Otro tema que quiero tocar en este momento es el de la oposición y estuve investigando sobre lo que quiere decir esto en el campo político y descubrí que oposición es estar al otro lado de quien ostenta el poder y cuando se está en la oposición es para vigilar sobre lo malo que  se está haciendo y no atacar por atacar sino para dar soluciones y es exactamente lo que no pasa en Colombia, porque la mayoría de los mandatarios nacionales y locales no hacen ciertas cosas durante sus gobiernos y cuando salen se dan cuenta cómo es que se deben de hacer y cuan equivocado está el gobernante de turno.

En este primer mes de los gobernadores y alcaldes se ha oído hablar muy mal de los salientes, unas veces con razón y otras veces sin ella, porque en el caso de la Capital de la República, lo que encontró Peñalosa fue una verdadera catástrofe, pero creo que lo que deben de hacer quienes están al frente del poder es tratar de solucionar los problemas, los que aceptaron al recibir la administración y no pensar tanto en sus antecesores.

Hay oposición buena y mala, hay oposición por hacer y no hacer y no veo cómo es que algunos sectores como el Polo Democrático y el Centro Democrático se han dedicado simplemente a hacer oposición por oposición, el primero contra el Alcalde Peñalosa y los asuntos económicos del Gobierno Nacional, porque parece que el deporte favorito del Senador Jorge Robledo es tumbar funcionarios, como los del colega Daniel Coronell destapar escándalos y ver cómo la gente se destroza entre sí, pero de soluciones nada y el Centro Democrático ha casado una pelea de madre de Dios con el presidente Santos, la que por más llamados que haga el Jefe de Gobierno, directa o indirectamente nunca van a estar de acuerdo y peor si a Santos se le prende el farolito y puede firmar la paz con las FARC.

El ex presidente Uribe es como decía mi abuelo, más terco que una mula y cree que es el único en el país que tiene la última palabra, por algo alguien comentó que Uribe jamás tuvo ministros sino secretarios del despacho y que la furia es porque Santos no ha hecho lo que al Ex presidente le da la gana.

Es tanta la furia del Ex presidente que solo tiene venganza y quiere derrotar a las FARC por la vía armada, porque según él, ellos son los causantes de que su padre y hermano hayan perdido la vida, al doctor Uribe no le suena la palabrita “perdón” y mucho menos el bien de los colombianos sino que se haga justicia por lo que a él le sucedió.

Qué bueno sería que hiciéramos oposición de la buena, que dejáramos gobernar, porque muchas veces si no todas, desde el Congreso de la República se frena la administración nacional, porque no se deja trabajar a los Ministros, ya que algunos de los Senadores citan hasta para pedir cuentas de que si llovió o no llovió, habiendo cosas más importantes para tratar en el ámbito nacional.

Un colega decía que el periodismo se había vuelto canibalista, porque queríamos destruirnos entre colegas, y yo diría que no solo el periodismo sino todo Colombia, en donde parece que la guerra es más importante que la paz y la tranquilidad.

[email protected]