Colombia es de gente talentosa y buena

Por: Rubén Darío Mejía Sánchez.–

BOGOTA, 28 de Febrero_ RAM_ A pesar de las críticas que se han hecho a la entidad TELETÓN, por parte de algunos sectores de familias con personas discapacitadas, que en aquellos centros no se prestan los servicios a toda la gente y que es una empresa privada bastante cerrada, no quiero entrar a opinar al respecto, porque no conozco dicha empresa ni su manera de actuar y administrar, pero lo que si me ha llamado la atención es la respuesta masiva de colombianos que responden cada año a la TELETON por medio de los canales de televisión como CARACOL y RCN y al que se le han sumado medios tan importantes como las emisoras locales y regionales, lo mismo que las redes sociales.

Sin entrar a discriminar y a opinar si se hace una buena o mala labor en estos centros de recuperación, porque de una cosa si estoy de acuerdo y es que cada quien habla de la fiesta dependiendo como le vaya en ella, puede ser que algunos pocos les haya ido muy mal al requerir los servicios de TELETON en ls diferentes regiones del país, pero por lo que vi en la TELETON que acaba de terminar hay mucha gente agradecida de los servicios recibidos y atenciones no solo con las personas limitadas físicamente sino con sus familias, pero ese no es el tema que quiero tocar en esta oportunidad.

Lo que si me interesa destacar es que Colombia está integrada de gente buena, de gran talento y un corazón dadivoso y sentimental que da sin esperar y que se siente feliz con lo que puedan tener los menos favorecidos y esto lo digo porque en la TELETON que terminó este domingo al amanecer no se cumplió la meta, no porque la gente no hubiera querido, sino porque la situación económica del país es bastante apretada en estos momentos, pero pude descubrir que no solo los mayores tienen esa cualidad de dar, sino los jóvenes y los niños, lo que quiere decir que contamos con un gran futuro para nuestras próximas generaciones, porque más importante que contar con gente intelectual y profesional es contar con gente buena y vuelvo y repito, eso somos los colombianos y eso muestra los que vienen detrás de nosotros, porque como decía la Biblia, “por sus frutos los conoceréis” y por sus acciones se puede saber que tiene cada persona.

Los animadores del gran show televisivo, como se le calificó por parte de un sector, fue manejado y dirigido por un grupo de personas no mayores de cincuenta años, a las que se les vio desesperadas y tristes al ver que no se cumplía la meta fijada para el evento y en medio de ellos estaban los jóvenes que pertenecen en estos momentos a una de las redes sociales más fuertes a nivel mundial, como son los youtubers, muchachos que cursan estudios intermedios y superiores y que se alejaron de todo su mundo festivo y de recreo para trabajar y dar lo mejor de ellos, pidiendo por las calles y animando a las personas y en especial a sus compañeros para donar a la empresa que ellos creen que está haciendo las cosas muy bien.

Creo que muchas veces los mayores estamos equivocados y creemos que todo pasado fue mejor, porque somos egoístas y no damos la oportunidad, como nos la dieron a nosotros para que el cambio del transcurso de la vida se vaya dando y el cambio generacional sea una gran realidad, con sus errores y aciertos, que de todas maneras afectará de manera positiva al mundo futuro.

Hemos visto que en Colombia contamos con gran talento humano, grandes profesionales en todas las ramas del saber, excelentes deportistas, artistas y creativos, a quienes no les hemos puesto cuidado, pero si somos conscientes en todos los campos políticos, económicos y profesionales que se realizan en el mundo aparece el nombre de uno o varios colombianos que están haciendo las cosas bien y eso lo hemos podido ver hoy mismo cuando en las horas de la noche se dará a conocer el ganador de los Oscar 2016 y no solo se cuenta con el excelente personal que trabajó en el largometraje “El Abrazo de la Serpiente”, sino con otros que trabajan con empresas extranjeras y que están representados esta noche de gloria aunque a nombre de otros países, lo que no quiere decir que es excelente talento colombiano.

No se sabe que va a suceder, pero lo importante es que están ahí y espero en la próxima columna contar que triunfaron, aunque el solo hecho de estar ahí es un verdadero triunfo.

Me llamaron la atención los jóvenes de la nueva red social youtuber, jóvenes inquietos, que se movieron y activaron y demostraron que estamos equivocados de pensar que los jóvenes no tienen conocimiento de lo que sucede en el país en los diferentes campos y que no toman decisiones para conseguir soluciones a los problemas que se presentan. Son muchachos y muchachas inteligentes, que protestan de una manera muy diferente, porque son claros y decididos en el momento de actuar, que hay buenos, regulares y malos, que son muchos los que usan muy bien las redes para el servicio de la comunidad y que son pocos como algunos que no creo, son hinchas de los equipos de futbol que utilizan las redes simple y llanamente para hacer llamados a provocar el caos y el desastre en cada evento deportivo.

En el campo deportivo, podemos darnos cuenta que los que más nos dan gloria y nombre son los jóvenes, como un Nairo, James o Falcao, Shakira, Maluma, entre otros, que son considerados ejemplos de nuestra juventud y que van abriendo caminos para las nuevas generaciones.

Los jóvenes merecen un país en paz y son muchos los que se sienten ofendidos con quienes les ponen trabas al proceso de paz, pues al mismo tiempo le están pidiendo al Gobierno y a la Guerrilla que se hagan las cosas bien, que se pongan bases definitivas para que cese la guerra y que sean serios en lo que se está haciendo.

Nuestros jóvenes son serios e inteligentes y esperan de los gobiernos nacionales, departamentales y regionales que se tomen medidas para erradicar la violencia, pues les importa mucho la pérdida de vidas humanas, principalmente de quienes están en la flor de la juventud.

La gente buena que es mucha en Colombia, porque los malos son pocos, quiere que se hagan las cosas bien pues si miramos los miembros de las FARC son pocos, los del ELN mucho más pocos, los narcotraficantes se pueden contar con los dedos de las manos, los dedicados al delito son una mínima parte, mientras que los hombre y mujeres luchadoras por sacar a sus hijos y a su país adelante son un gran batallón, que no quiere que se les deje solos y acorralados por unos pocos.

Los jóvenes quieren apoyo para adelantar sus estudios, quieren que se les tenga en cuenta y más que cuando terminen sus carreras profesionales tengan sitios donde trabajar y no tenerse que poner a hacer otras cosas y no a ejercer sus profesiones.

El Gobierno debe de pensar en ese talento humano de grandes capacidades y de gente buena, pensar cómo se va a erradicar la violencia y que manejo se le va a dar a la situación económica para no oprimir al pueblo solo con impuestos, sino con soluciones que deben de ser rápidas para un mundo que corre a grandes velocidades, y es más grave la situación si todo el dinero, todo el talento y todas las fuerzas se le apuesta a una sola gallina o a un numero de lotería, en este caso al Proceso de Paz, porque en caso de fallar, que espero que no sea lo que pueda suceder, estaríamos al frente de un gran caos, porque por mirar un solo sector dejaríamos huérfano todo un país.

La responsabilidad del Gobierno, de los políticos, de las empresas y de los padres de familia es trabajar unidos para sacar adelante un país que tiene grandes valores y maneras de triunfar. Los políticos no deben de volver a caer en sus mismos errores, de no reconocer lo que los otros hacen, porque consideran que solo lo que ellos hacen es bueno, eso es egocentrismo y deseos de triunfar personalmente sin importar el mal de los demás y eso no es lo que quiere la mayoría de los colombianos de bien.

[email protected]