Eliminado beneficios y combatiendo la evasión se evitarían varias reformas tributarias

Quienes viven el día a día de los impuestos en Colombia, desde las empresas y a través del relacionamiento con la Dian por cuenta de sus auditorias, expresaron en Cartagena la urgencia de una reforma tributaria que elimine los inequitativos beneficios fiscales y combata frontalmente la evasión.

Sólo con este enfoque, el recaudo de los impuestos podría mejorar y aumentar con relación al Producto Interno Bruto (PIB) equivalente a varios puntos porcentuales y por ende a varias reformas tributarias, dijo en la apertura de las Jornadas Colombianas de Derecho Tributario, Derecho Aduanero y Comercio Exterior, el presidente de la organización Benjamín Cubides Pinto.

El directivo también expresó que el Gobierno Nacional debe definir cuanto antes los alcances de su reforma tributaria porque está sometiendo el país a una incertidumbre que combinada con la inseguridad jurídica de siempre, afecta el desempeño en las empresas y por su parte el ciudadano común y corriente termina dando por hechos ciertos y cumplidos temas que aún no están decididos.

Disminuir la evasión pasa por crear formulas novedosas y audaces en todos los negocios y actividades económicas. El contribuyente debe sentir y saber que inevitablemente hay que pagar impuestos, manifestó el presidente del Instituto Colombiano de Derecho Tributario y Derecho Aduanero.

La economía informal debe ser perseguida con toda energía, los sectores, negocios, lugares y grupos con menores niveles de tributación son de todos conocidos y allá debe ir el Estado, agregó.

Solamente cuando todos paguen, el recaudo como una proporción importante del PIB aumentará del 14 a niveles cercanos al 20 por ciento con la consecuente mejoría en las cuentas fiscales, la situación económica del país y la cultura tributaria, añadió.

Sobre este particular dijo que un complemento de la reforma tributaria debería venir también desde la perspectiva de una administración de impuestos más eficiente, moderna, ágil, técnicamente fuerte y justa para ganarse el respeto y la buena disposición de los contribuyentes.

Anticipó que seguramente en la próxima reforma vendrá un mayor recaudo a través de las personas naturales que son rentistas de capital, de aumentar la tarifa del IVA -así el gobierno diga que no- y de un alivio en la tributación de las empresas, pero la verdadera revolución vendrá de eliminar beneficios y disminuir la evasión. Esto cambiaria el mapa de la tributación en Colombia y pondría a pagar impuestos a quienes nunca lo han hecho o han pagado tarifas efectivas muy bajas, finalizó diciendo en el encuentro que hoy continúa con la presencia de cerca de 1000 asistentes expertos en impuestos, aduanas y comercio exterior.

 

Para consultar la agenda y los pormenores del evento ingresar a 40jornadas.icdt.co