¿Habrá apagón?

Por: Gustavo Álvarez Gardeazábal.–

Bajo el régimen del engaño y el tapen tapen que rige en Colombia, y al cual como borregos nos hemos ido acostumbrando todos ,ha ido creciendo la posibilidad de que se repita el famoso apagón.

Bajo el régimen del engaño y el tapen tapen que rige en Colombia, y al cual como borregos nos hemos ido acostumbrando todos ,ha ido creciendo la posibilidad de que se repita el famoso apagón.

La serie de insensateces de las cuales ya los analistas, y no solamente esto columnista, hacen responsable al ministro de Minas Tomás González ( desde la época en que era viceministro) hasta el silencio vergonzante de EPM frente a la hecatombe de Guatapé, apuntan a que Colombia está más cerca de entrar en racionamiento que de salir airosa del trance que han querido achacarle al fenómeno de El Niño y la prolongada sequía que fue mermando los embalses.

Como estúpidamente frenaron las construcción de los gasoductos para llevar desde Córdoba y Sucre a Cartagena el gas que pudiera mantener las termoeléctricas trabajando a full y las obras que están terminando apenas si concluirán al comenzar mayo, la corrección del déficit de energía por agua no puede suplirse por las termos a gas.

Pero como también esas termos se gastaron la plata que recibían para transformar sus usinas en productoras de energía con fuel oil y la crisis energética los cogió con los calzones abajo, el fantasma crece.

Para acabar de completar, los designios de la providencia ( y no la desidia de EPM) ,permitieron un gran incendio en la casa de máquinas de Guatapé, que sacó del mercado 560 megas y que por imprevisión, también de EPM, no poseían compuertas adicionales para hacer correr el líquido aguas abajo, las hidros de Playas y San Carlos salieron del mercado y nos quitaron 200 megas mas.

Las estamos trayendo todas del Ecuador donde construyeron más hidrodeléctricas mientras nos compraban energía a nosotros.PUBLICADO EN ADN,BOGOTÁ FEBRERO 29 2016
@eljodario
[email protected]

serie de insensateces de las cuales ya los analistas, y no solamente esto columnista, hacen responsable al ministro de Minas Tomás González ( desde la época en que era viceministro) hasta el silencio vergonzante de EPM frente a la hecatombe de Guatapé, apuntan a que Colombia está más cerca de entrar en racionamiento que de salir airosa del trance que han querido achacarle al fenómeno de El Niño y la prolongada sequía que fue mermando los embalses.

Como estúpidamente frenaron las construcción de los gasoductos para llevar desde Córdoba y Sucre a Cartagena el gas que pudiera mantener las termoeléctricas trabajando a full y las obras que están terminando apenas si concluirán al comenzar mayo, la corrección del déficit de energía por agua no puede suplirse por las termos a gas.

Pero como también esas termos se gastaron la plata que recibían para transformar sus usinas en productoras de energía con fuel oil y la crisis energética los cogió con los calzones abajo, el fantasma crece.

Para acabar de completar, los designios de la providencia ( y no la desidia de EPM) ,permitieron un gran incendio en la casa de máquinas de Guatapé, que sacó del mercado 560 megas y que por imprevisión, también de EPM, no poseían compuertas adicionales para hacer correr el líquido aguas abajo, las hidros de Playas y San Carlos salieron del mercado y nos quitaron 200 megas mas.

Las estamos trayendo todas del Ecuador donde construyeron más hidrodeléctricas mientras nos compraban energía a nosotros.PUBLICADO EN ADN,BOGOTÁ FEBRERO 29 2016
@eljodario
[email protected]