DE Venezuela, Constituyente y poder político sin mentiras

Por: Jesús Alfonso Sánchez.–

¿Acaso no bastan 20 o mas Constituciones de la primera Republica 1811 hasta hoy? una pregunta que se hace cualquier venezolano o extranjero. Es una aberración política haber fabricado muchas constituciones a priori al   caudillo de mayor fuerza política, militar, económica, social, y religiosa bajo la ausencia de intelectuales rezagados o detrás del biombo para manipular marionetas invisibles del poder político en combinación perfecta con comerciantes y empresarios de maletín sin trabajadores pero con galpones  para triangular precios de mercancías importadas, y el contrabando legalizado en aduanas del país. La realidad fue y es palpable como saber que el sol sale todos los días en Venezuela y la excepción existe como toda regla. En síntesis, la constituciones 1811 hasta la V republica son casi idénticas difieren en atribuciones del Poder Ejecutivo, poder político del caudillismo, dictador, mandamás, déspota, autócrata y presidencialista con mas poder que un monarca del siglo 19.

Aprobar una Nueva Constitución en Venezuela a través de una Asamblea Nacional Constituyente no es una locura siempre y cuando se transforme el Sistema político actual por un Sistema político Parlamentario y con elección popular de los cinco Poderes nacionales. Es una necesidad impostergable. Nunca más de lo mismo. Seria un fracaso rotundo seguir como estamos. Venezuela necesita convertirse en una Republica Democrática y Parlamentaria sin ataduras de mitos ni heroísmo militares que solo nos ha traído retrocesos. Hay que vivir el presente con tesón y proyectar el futuro para no tropezar con la misma piedra del fracaso. Fundar a  Venezuela con ciudadanos libres de complejos, progresistas y demócratas sin mezquindades, sino lleno de voluntad y espíritu de libertad, solidaridad, creatividad, innovación de la ciencia y tecnología  al servicio de la producción nacional. Y, fundamentalmente la responsabilidad ciudadana de respetar y acatar la ley aprobada por legisladores nacionales, regionales y municipales por voluntad popular.

 Venezuela no puede seguir navegando sin brújula ni destino cierto. Hoy, Venezuela es otra. La experiencia acumulada en estos tres lustros de destrucción es suficiente para decidir con firmeza. El Modelo Económico y Político de este gobierno corrupto, militar fracasó. El sistema político presidencialista militar-dictatorial ha sido delincuencial que estableció la CRBV por legisladores de genuflexión, tarifados  constitucionalista que redactaron la Constitución 1999 a la imagen y medida del chaleco para un militar mediocre, ignorante, déspota, resentido social y débil mental que no resistió el halago del déspota Fidel Castro para entregar en bandeja de plata a Venezuela sin disparar un tiro y luego ser saqueada y destruida como se observa en la geografía socioeconómica de Venezuela convertida peor que una guerra civil tal cual como la que vive la Republica de Siria.

Este es un régimen corrupto cívico-militar que practica la confrontación y la exclusión como mecanismos para dominar a la población y mantenerse en el poder. No creen en la democracia alternativa utilizan los procesos electorales para mantenerse en el poder sin dialogo ni oposición democrática. Las apariencias democráticas ante el mundo exterior son manipuladas por la hegemonía comunicación oficialista. Los medios de comunicación privados son controlados y reducido por la escasez de papel (monopolio de la Fundación Maneiro) y censura previa de Conatel.

El modelo chavista cubano se nutrió de nuestra la riqueza  petrolera , y en la supresión de cualquier iniciativa u oportunidad de cambio y crecimiento sin contar con el Estado. Por eso expropiaron y ocuparon empresas privadas.

No creen en la cohabitación institucional (separación de los cinco poderes) y por eso han fomentado una crisis profunda con la nueva Asamblea Nacional en manos de la MUD.

El Presidencialismo sin límite se sustituye de raíz por un Sistema de Gobierno Parlamentario. El Poder Ejecutivo dirigido por un Primer Ministro escogido por mayoría calificada de la Asamblea Nacional o Congreso Nacional bicameral, y la figura del Presidente de la Republica electo por voluntad popular con atribuciones netamente de carácter de jefe de Estado.

El poder legislativo siempre es garante de la gobernabilidad por ser genuino representante del pueblo.

Un cambio que hay que introducir en la nueva Constitución es la municipalización a nivel Nacional. No es posible aceptar pasivamente que Venezuela tenga en la actualidad tan solo la cantidad de 335 Municipios  desasistidos sin protección estatal ante el desafío del siglo XXI. El Municipio es una Institución del Estado por excelencia la mas versátil y efectiva (autónoma constitucionalmente) para resolver los problema de los ciudadanos. Es el poder más cercano de la comunidad. Podemos llegar a municipalizar a todas las 1.136 parroquias que actualmente posee la estructural geopolítica de Venezuela (a pesar que el chavismo las tiene casi desaparecidas presupuestariamente por el deseo dictatorial de imponer el Poder Comunal). Hay que mirar con buenos ojos la municipalización, por ejemplo: El Distrito Capital (Caracas), tiene el Municipio Libertador que  integra 22 Parroquias algunas de ellas (La Parroquia Candelaria) mas pobladas  e ingresos propios que un Estado (Amazona, Cojedes, Delta Amacuro, Apure, etc.) y sin embargo el centralismo y presidencialismo no permite la descentralización del poder para consolidar , materializar la municipalización y lograr mayor eficiencia en la solución de los problemas del conciudadano.

Existen diferentes modelos de Sistemas de gobiernos parlamentarios. El alemán, francés, italiano, español, etc. El más puro sin contaminación es el alemán que hay que estudiarlo y adaptarlo a la realidad de Venezuela. Observen que en Alemania hay (mas de 11.000 municipios), España( mas 8.000 municipios) y Francia (mas de 36.000 municipios) la municipalización es masiva con resultados asombrosos en beneficio de la comunidad, existen pequeñas comunidades de 500 habitantes que tienen su Alcalde con sus concejales como una organización perfecta para garantizar el desarrollo sustentable.

Es necesario detener tantos ensayos de regímenes de corte federalista sui generis e imitación de la Constitución de EEUU que nunca cristalizo por mitos y reconcomios.

Este modelo chavista cubano fracaso deja un país plagado de miseria, pobreza y mortandad sin empresas privadas y publica que siendo un país petrolero rentista con un PIB envidiable de América latina a un país pobre, destruido e hipotecado lleno de inmundicia y enfermedades por la corrupción mas grande del mundo e impunidad producto de la bota militar que saquearon como langosta al pueblo venezolano.

El gran mito de los latinoamericanos es que hemos sido victima de España en la conquista y la colonia, y ajena a todo lo español de las republicas independientes surgidas a partir de 1810, quizás iguales o superior a los EEUU. Ambas pretensiones son extravagantes, y conducen forzosamente a interpretaciones divorciadas de la realidad. El colmo de esta actitud consiste en intentar fundar nuestra superioridad sobre los norteamericanos justamente en nuestra capacidad de mentir, y sobre todo de auto engañarnos. El escritor mejicano, Octavio Paz en su libro, El Laberinto de la Soledad; no vacilo en afirmar que “mentimos por placer… La mentira posee una importancia decisiva en nuestra vida cotidiana, en la Política, el Amor, la Amistad, con ella no pretendemos nada mas engañar a los demás, sino a nosotros mismos. De ahí su fertilidad y lo que distingue nuestras mentiras de las groseras invenciones de otros pueblos… mentimos por fantasías, por desesperación o para superar nuestra vida sórdida; (los norteamericanos) no mienten, pero sustituyen la verdad verdadera, que  es siempre desagradable, por una verdad social… la mentira política se instalo en nuestros pueblos casi constitucionalmente. El daño moral ha sido incalculable y alcanza a zonas  muy profundas de nuestro ser. Nos movemos en la mentira con naturalidad… De ahí que la lucha contra la mentira oficial y constitucional sea el primer paso de toda tentativa seria de Reforma”.

La constituyente o reforma constitucional que necesita Venezuela tiene que estar sobre la verdad y espíritu de libertad con la firme convicción de respetar la LEY sobre todas las cosas del quehacer social como dentro del núcleo de la Familia como célula fundamental de la sociedad. Donde no existe respeto y acatamiento de la Ley no existe Libertad ni Seguridad ciudadana.

Parte de estas sugerencias fue tomado del fallecido escritor, periodista, Carlos Rangel de su obra imperecedera: Del buen Salvaje al buen Revolucionario.

Así de las cosas.   

Twitter: @JASANCHEZ1145