El aporte del software digital en la industria de alimentos

Por: Mel Ramos.– (*) 

¿Sabía usted que Colombia es un país que consume en su mayoría carne de pollo? Según la Federación Nacional de Avicultores de Colombia, en el 2015 el consumo promedio de pollo por persona se ubicó en el 34.5%, cifra no despreciable si se tiene en cuenta que los indicadores se han mantenido al alza en los últimos 15 años.

Uno de los lugares en los que más se consume este tipo de alimentos es en los asaderos. ¿Se ha fijado alguna vez en el tamaño, forma y color de los pollos que se encuentran en este tipo de establecimientos? Si es observador se dará cuenta que la mayoría son parecidos uno a otros, con un peso y características muy similares. Es en este tipo de locales en donde es posible encontrar lo que en la industria se conoce como “aves hermanas”, ya que todas son parecidas. ¿Cómo es posible crear un producto tan similar en estilo, color, forma y tamaño cuando entra en la cadena de suministro como algo vivo?

Dependiendo de la fecha del nacimiento, (semana o estación del año, por ejemplo) a los pollos se les alimenta con una variedad de nutrientes en distintos intervalos para mejorar su desarrollo. Las especificaciones de crecimiento y los intervalos en que se les alimenta son administrados por medio de procesos, con el objetivo de llegar de una manera eficiente al final de la cadena de suministros y a la integración entre un complejo ecosistema que involucra un granjero, un procesador, una red de distribución y su tienda local.

Todo esto ocurre en sincronía y con uniformidad durante el proceso, de tal manera que se reduzca la discriminación de los pollos (reduciendo de esta manera las devoluciones o los envíos cancelados). Esto ocurre por lo general en asaderos de gran demanda, cuando te preguntan por tus preferencias. Mientras tu observas los pollos, comprendes que todos se ven similares y respondes: “¿Qué tal aquel?”. Confirmando en esencia los objetivos del procesador y del vendedor.

Entonces; ¿Cuál es la relación que tienen estos avances dentro del contexto de la uniformidad y software digital enfocado a cuantificar datos para obtener los mejores resultados? La respuesta es muy simple: Si pudiéramos validar o negar los estudios empíricos realizados por otros científicos, ¿seríamos capaces de construir patrones óptimos nutricionales? Si fuéramos capaces de vincular eventos y relaciones externos como el clima, niveles de sodio, horarios de alimentación y proteínas, ¿seríamos capaces de encontrar lineamientos que nos permitan ajustar esa receta secreta con el fin de mejorar los resultados? Esa es nuestra razón principal.

Si deseamos innovar y dejar un legado debemos ser capaces de ofrecerle al mundo una plataforma en la nube a nivel global que sea capaz de predecir la insuficiencia de activos y las variaciones de sus procesos. Nuestra tendencia digital es capaz de aplicarse en áreas en las que generalmente no se le encontraría relación alguna, fuera de widgets, generación de energía, equipo enfocado a la salud, motores de aviones, e incluso energía eléctrica. Los campos y los resultados que generan quienes realizan estos estudios nos refuerzan la idea de que los resultados y sus aplicaciones, en el área en la que se apliquen ayudan a transformar la economía global.

Es probable que sea la hora de comer para muchos de ustedes, así que para responder de manera breve la pregunta inicial, ¿acaso nuestro software digital es capaz de crear la carne más deliciosa? La respuesta es un sí absoluto.

Para más historias como esta, visita gereportslatinoamerica.com.

(*) Director Comercial GE Digital para Latinoamérica