Mi hermano Santiago, asesino y paramilitar, a la cárcel

Por: Álvaro Uribe Vélez.–

(El Fiscal durante cena celebró la captura y anunció que el país temblará antes del 27 de marzo cuando termina su período. Santos quiere que el Vicefiscal sea interino para continuar con los atropellos)

Santos ha informado desde hace meses, a amigos suyos del periodismo,  la política e interlocutores del  Acuerdo de Justicia con Farc, que mi hermano sería capturado.

  1. Santiago mi hermano: Santiago ha sido buen ciudadano, hijo, hermano, esposo, padre y amigo. Sobrevivió milagrosamente a una herida de fusil por parte de Farc, que le perforó un pulmón, en 1983, en el mismo intento de secuestro al que mi padre se opuso y fue asesinado por la organización criminal. El ELN le destruyó una pequeña finca en la Unión, Antioquia, acusándolo de ser mi hermano, durante mi ejercicio de Gobernador. En el mismo período fue destruido lo que quedaba de la hacienda Guacharacas, que tuvo que ser vendida con una enorme pérdida patrimonial para nuestra familia. Los negocios de Santiago son sencillos y pequeños, como sus bienes, todo ampliamente conocido.
  2. La Carolina: Pocos días antes de mi elección presidencial en 2002, un periodista extranjero acusó a mi hermano de ser dueño de la ganadería la Carolina en compañía de la mafia. Los socios de mi padre y finalmente de Santiago eran dos familias de Medellín, ampliamente reconocidas por su rectitud.
  3. Los delitos: En Yarumal se denunció a una banda de “limpieza social”, los Doce Apósteles, en 1993. En 1994 fue asesinado Camilo Barrientos, conductor de buseta que servía en la ruta Yarumal-Campamento, ajena y distante de la Carolina. Barrientos había aparecido en una lista de colaboradores de la guerrilla. El responsable de su muerte es el policía Alexander Maya, con quien había tenido altercado en un lugar público. Amaya confesó haber asesinado a la novia. También asesinó a otro policía.
  4. ¿Por qué y cuándo acusan a Santiago? Los delitos reseñados sucedieron antes de mi ejercicio como Gobernador que se inició el dos de enero de 1995. El nombre de Santiago fue mencionado como autor de esos delitos en 1996, nunca antes. Para acusarlo solamente tenía la connotación de ser mi hermano y socio minoritario y administrador de la Carolina. De tiempo atrás yo ya venía sufriendo acusaciones por parte de sectores de izquierda y de adversarios políticos. La guerrilla había hecho atentados para asesinarme y secuestrarme, invocando como excusa mi participación en el Congreso en las leyes laborales y de seguridad social, 50 de 1990 y 100 de 1993.
  5. Testigos contra Santiago: Santiago es acusado por:
    • ALEXANDER DE JESUS AMAYA VARGAS: Agente de policía. En 1991 asesinó a la novia por supuesta infidelidad. En 1994 cometió un doble asesinato, en la huida asesinó a otro policía y a la mujer que lo acompañaba. Condenado a 50 años de prisión. Fue testigo sin rostro contra Santiago y pedía rebaja de la condena en un 66% y traslado de sitio de reclusión. Menciona a Santiago como uno de los PRESUNTOS jefes de los Doce Apóstoles, lo describe con errores protuberantes. La Fiscalía desestima la pretendida negociación y en primera y segunda instancia dicta auto inhibitorio a favor de Santiago. Amaya, en indagatoria de 2013, excluye a Santiago de responsabilidad en el crimen de Camilo Barrientos. Amaya termina por reconocer que nada le consta sobre la conducta de Santiago pues nunca tuvo tratos con él, sus afirmaciones en su contra se reducen a inferencias que extrae de una reunión en la que no participó.
    • JUAN CARLOS MENESES: Juan Carlos Meneses, oficial policial que llegó hasta el grado de mayor. Entre enero y mayo de 1994 fungió como jefe de distrito 7 en Yarumal. Reemplazó a Pedro Manuel Benavides que llegó a coronel. En 1999 ordenaron detenerlo por los Doce Apóstoles pero entre 2001 y 2002 decretaron preclusión. Fue removido de la policía en virtud de la facultad discrecional en 2002, siendo yo Presidente y sin mi intervención. Años después el Director de la Policía me informó que la causa fue narcotráfico. Ordenaron reintegrarlo por fallas de procedimiento y se retiró voluntariamente en 2004. Relacionado con bandas de narcotráfico. La policía pidió investigarlo con fines de extinción de dominio. Protegido por Chávez y Maduro en Venezuela, hecho notorio y además reiterado en cruce de correos de Ildefonso Finol que le dice a Nicolás Maduro que Meneses tiene información oculta y muy importante contra Santiago y Álvaro Uribe Vélez. Por coordinación de Javier Giraldo, sacerdote, y Daniel Prado Albarracín, abogado de Petro, declaró en Argentina a Pérez Esquivel en contra de mi hermano. También en declaraciones ante la Fiscalía y la Corte Suprema, promovidas por el magistrado auxiliar Iván Velásquez y el abogado Prado Albarracín, acusó a Santiago, cuando nunca lo mencionó en sus declaraciones de 1999 y 2000, como integrante de los Doce Apóstoles. Al cambiar de versión sobre Santiago repetía lo de Alexander Amaya, a quien años antes desmentía. Estuvo en Venezuela hasta 2014 cuando se entregó a las autoridades con un show de algunos medios colombianos que informaban, en plena campaña electoral, que traía información fundamental contra mi hermano y mi persona. También mintió al acusar a mi Gobierno de haberle ofrecido contratos para que guardara silencio. Ofreció dinero al Coronel de la Reserva Activa, Pedro Manuel Benavides, en nombre de políticos, narcotraficantes y el Gobierno de Venezuela, para “enlodar” a los hermanos Uribe Vélez. Entre sus pruebas contra mi persona ha difundido una foto, en uniforme de policía, en calidad de Comandante en Buga, que se tomó conmigo, en mi primera campaña presidencial, cuando yo visitaba esa ciudad. Invoca que lo condecoré siendo yo Gobernador, es cierto, por solicitud y temas de escuelas de policía, en condecoraciones colectivas. Nunca aceptamos la oferta de Meneses, enviada por miembros de la policía, en 2013, de retractarse a cambio de que retiráramos las denuncias por falso testimonio. La investigación anunciada por falso testigo parece no haber avanzado, al contrario, a Meneses se le da crédito en esta farsa cruel.
    • EUNICIO ALFONSO PINEDA LUJÁN: Eunicio Alfonso Pineda Luján declara en 2013 contra Santiago. Lo hace en el consulado de Santiago de Chile. Llevado por Prado Albarracín, quien alegó motivos de inseguridad nunca probados. Posteriormente se demuestra en historia clínica que es un enfermo mental ya que padece esquizofrenia. Entre los síntomas constatados se destaca que escucha voces que le dan órdenes, que tiene conversaciones con el diablo y deseos de atentar contra su familia. Ha tenido episodios de hospitalización psiquiátrica. Pineda Luján no compareció a una evaluación que debía practicarse en Ecuador. En declaración en España trató en vano de corregir “los enredos” de la declaración de Chile; incurrió nuevamente en múltiples contradicciones. A pesar de su estado mental, Medicina Legal diagnostica que no padece esquizofrenia sino un estrés post traumático, que nunca ha sido acreditado. Este testigo ha sido mantenido económicamente en Colombia, Ecuador, Chile y en Europa por Javier Giraldo, sacerdote que acusa permanentemente a mi hermano y a mi, y por ONGs europeas de izquierda y declaradas enemigas mías. Pineda Luján está denunciado por falso testimonio pero ninguna de nuestras denuncias merece recibo en la Fiscalía.
    • PARAMILITARES PRESOS: Algunos paramilitares, presos o extraditados por mi Gobierno, han dicho no saber de mi hermano Santiago. Alias Don Mario, llevado a la cárcel por expresa insistencia mía como Presidente, ha dicho que le escuchó a los hermanos Castaño Gil, muertos, que mi hermano intervenía en grupos paramilitares.
  6. Los fiscales contra mi hermano: Varios fiscales han intervenido contra mi hermano desde 1996. Habré de referirme solamente a tres:
    • EL FISCAL GENERAL: El Fiscal General Eduardo Montealegre no ha ocultado su ira política contra todo lo que esté a mi alrededor. Es un político rabioso con capacidad de meter a la cárcel. Sin investigación absuelve todo lo del actual Gobierno. Nuestro partido, el Centro Democrático, ha denunciado sus abusos para dilapidar el patrimonio público lo que ha enervado aún más su soberbia. Ha cambiado el radicado del caso para direccionar la investigación. Ordenó directamente la captura de Santiago. Ofrece como garantía una invitación como observador a Human Rights Watch, que no es competente y cuyo director tuvo serios enfrentamientos con mi persona. Montealegre defiende y legitima la impunidad en el acuerdo con Farc, e invita a Human Rights Watch a observar el caso de mi hermano, todo para congraciarse con este entidad, que ha criticado severamente la impunidad en el referido acuerdo. El Fiscal, cuando le conviene, no respeta la autonomía de los fiscales. En épocas electorales se ha valido de paramilitares presos por mi Gobierno y de un magistrado de Justicia y Paz, ex guerrillero, quien anticipó el ataque al Palacio de Justicia, todo para hacer daño electoral. Durante cena celebró la captura y anuncia (@Wradio) que el País temblará antes del fin de su período el 27 de Marzo.
    • EL VICEFISCAL: El ViceFiscal Perdomo hace méritos para sus aspiraciones de suceder al actual a través de perseguir a los integrantes de nuestro Partido y de mi familia. Ni él ni el Fiscal General se declararon impedidos cuando los recusamos por habernos dicho neo nazis en la campaña electoral de 2014 y habernos señalado como contratantes de un Hacker, con lo cual ocultaron el tráfico de influencias de consejeros políticos de Santos, que le cobraron millones de dólares al narcotráfico para un trámite ante el Gobierno, que éste no pudo ocultar. Tampoco quiso la Fiscalía investigar en forma la denuncia sobre un posible aporte de parte de esos dineros para saldar deudas de la campaña de Santos de 2010. Perdomo, con el Fiscal General y el Fiscal del caso han tenido como propósito encarcelar a Santiago.
    • EL ÚLTIMO FISCAL DEL CASO: Carlos Iván Mejía, el último fiscal del caso, que le fue asignado a raíz de la rabieta politiquera del Fiscal General y del Vicefiscal con motivo de nuestra denuncia sobre narco dineros, ya recordada. Trabajó en la Corte Suprema con magistrados declarados enemigos de nuestro Gobierno como María del Rosario González, que me acusaba de querer matarla. Esta Magistrada, en lugar de apartarse del caso, condenó a uno de nuestros ministros a 17 años de cárcel, sin una sola prueba de corrupción. Carlos Iván Mejía no hace respetar su autonomía, cumplió la orden superior contra mi hermano, como lo dijeron quienes hicieron efectiva la captura. Al recibir a un investigador  lo saludó con la pregunta de cómo deberían dictar la orden de captura, el investigador le contestó que nada encontraron contra mi hermano, motivo por el cual su informe fue desestimado.
  7. Los abogados y sus ayudantes: A continuación cito al abogado y a los protectores de la guerrilla, declarados enemigos míos:
    • DANIEL PRADO ALBARRACÍN: Abogado de Gustavo Petro, quien denunció a mi hermano en 2005. Petro dice las mentiras con seriedad como cuando acusó a mis hijos de ser contratistas del Distrito en el tema de recolección de basuras. Prado Albarracín ha participado con el Colectivo de Abogados, entidad que ha engañado al Estado con falsas víctimas y de clara orientación pro Farc, no obstante que se escuda en los Derechos Humanos, sobre los cuales opera como que fueran un patrimonio exclusivo de la izquierda.
    • JAVIER GIRALDO: Sacerdote al servicio del terrorismo. Difamador de profesión. La Fiscalía le teme, no ha sido capaz siquiera de tramitar acusaciones en su contra. Giraldo se encarga del patrocinio económico de testigos en Colombia y en el extranjero. Es tanto el abuso de la Fiscalía que le dan validez al testimonio de Eunicio Pineda Luján, parcializado por la influencia y patrocinio de Giraldo. Testimonio que una justicia seria tacharía.
    • ONGs EUROPEAS DE IZQUIERDA: Una ONG europea pro Farc, que se escuda en los Derechos Humanos y en la protección de las victimas. Ayuda a sostener falsos testigos como Pineda Luján.
    • LA DICTADURA DE VENEZUELA: Especializada en proteger terroristas y falsos testigos como Rafael García, Meneses, etc.
    • IVÁN VELÁSQUEZ: Ex magistrado auxiliar de la Corte Suprema. Soterrado enemigo mío desde la universidad, animado por su disimulado izquierdismo. A pesar de haber sido testigo presencial de mi sinceridad se dedicó a ofrecer beneficios a presos para que me acusaran. Ha prevaricado cuanto ha podido para judicializar a mi hermano.
    • PÉREZ ESQUIVEL: Nobel de paz, al servicio del terrorismo, protector de falsos testigos. La Fiscalía no ha tenido el gesto de justicia imparcial de abrir mínimamente unas preliminares en la denuncia que presenté.
  8. Santiago Uribe Vélez: Hoy preso político, ha comparecido a todas las citas de la justicia desde 1996. Fue beneficiario de un auto inhibitorio en 1999, confirmado en el año 2000 y revocado en 2010. Ha soportado 20 años de persecución y de tortura por ser hermano mío. La Fiscalía dijo a @Bluradio que interceptaron comunicaciones del abogado, doctor Granados, con mi hermano, en las cuales éste afirmaba que no se iría del País. Interceptar conversaciones entre un procesado y su abogado es una clara violación al derecho fundamental a la defensa; interceptación que no sirvió para evitar una captura que viola los supuestos formales y se basa en testimonios de probadas falsedades. A Santiago le anticipan una condena grave.
  9. Juán Manuel Santos el jefe del contexto: Santos coordina e impone la impunidad al narco terrorismo para lo cual nada ahorra en aquello de someter a las instituciones y de coaccionar a los disidentes. En clara violación de la Constitución impuso la terna del Contralor, exige al Consejo de Estado anular la elección del Procurador, somete al Congreso con dinero, reclama ser el dueño de la chequera, exige una ley habilitante y una manera viciada para reformar la Constitución a fin de legalizar la capitulación ante la Farc, condiciona aportes a los alcaldes y gobernadores a que sean jefes de debate del plebiscito, premia periodistas con contratos y con su marrulla hace despedir a aquellos que caen en desgracia. Utiliza la competencia sancionatoria del Estado para tomar venganza de propietarios de medios de comunicación que buscan informar con imparcialidad. Manipula a las cortes para que le acepten todo sobre su disculpa del “hecho excepcional de la paz”. Autoriza a la Farc a hacer proselitismo armado y cuando el país le protesta, funge guapo. En 2014 me acusó de paramilitar, también dijo que extradité a los cabecillas paramilitares para que guardaran silencio y promovió un debate contra mi honra en el Congreso. Y yo que lo defendí cuando Mancuso lo acusó de haber buscado a los paramilitares para derrocar al Presidente en ejercicio.
  10. Oh Democracia: Santos ha informado desde hace meses, a amigos suyos del periodismo, la política e interlocutores del Acuerdo de Justicia con Farc, que mi hermano sería capturado. El 7 de Agosto de 2014, un congresista de la bancada del Gobierno se excusó conmigo por haber aprobado la realización del debate contra mi honra, “nos ordenaron de la Presidencia”, me dijo, “tranquilo” le respondí.

 

Por: Álvaro Uribe Vélez

Rionegro, 6 de Marzo de 2016