No dejemos de leer

  • “El libro es fuerza, es valor, es fuerza, es alimento; antorcha del pensamiento y manantial del amor”. Rubén Darío

Por Rubén Darío Mejía Sánchez

BOGOTA, 26 de Marzo_ RAM_ Uno de los grandes problemas que se ha presentado en los últimos años con los estudiantes colombianos es, según los educadores, que no saben leer ni escribir y suena paradójico, no saben leer porque no han podido asimilar los cambios de la tecnología porque ha llegado el “copiar y pegar”, no se lee lo que se está copiando y lo peor del caso es que no se sabe que es lo que se está haciendo, primero, porque no interesa y segundo, porque sabemos escuchar poco y nos pegamos al mundo de la inmediatez.

Hay estudios bastante preocupantes donde los muchachos de hoy no leen los libros porque solo se dedican al mundo del video, donde no saben ortografía porque la tecnología les ayuda a hacer las correcciones que necesitan y porque los trabajos que se presentan, tanto en colegios como universidades son calificados por la cantidad de cuartillas que se presenten (hojas) y no por contenido. Ya no se compran libros, hay sitios especializados en copiar lo que interesa del libro, en estos momentos el Ministerio de Educación ha iniciado una campaña para incentivar a los jóvenes a la lectura y en este momento recuerdo un buen artículo publicado en la Gaceta de la Asociación Colombiana de Periodistas sobre una entrevista que le hicieron al dueño de una de las bibliotecas más lindas del país y lo importante fue la manera sincera como respondió a la pregunta de quien lo entrevistaba. Pregunta: ¿su biblioteca es muy linda y muy completa, nos puede decir cuántos libros ha leído usted de todos estos? A lo que el entrevistado contestó: No he leído ni siquiera un libro completo.

Colombia tuvo una época de lectores y de buenos escritores, pero de un momento a otro se dejó de leer y se cree que en este momento el índice de lectura es de 2.7 libros por colombiano al año.

Dicen los entendidos que un pueblo que no lee es ignorante, lo que quiere decir que casi estamos en el mismo rango, con las posibilidades de empeorar que de mejorar, y es precisamente por eso que destacamos eventos tan importantes como el que está para comenzar en la Capital Colombiana, en donde se hará la 29 Feria del Libro de Bogotá, evento que se destaca entre los mejores del mundo, especialmente en América Latina.

Es una gran oportunidad para invitar a nuestros niños y jóvenes a leer, a dejar de encerrarse y dejar de estar largas horas al frente de los computadores y de los televisores viendo cosas que no van a ser para su bien en un futuro y que están volviendo lentas sus mentes, perdiendo la capacidad de aprender, lo que solo se adquiere por medio de la lectura y de la escritura.

Muchos medios de comunicación han unido sus esfuerzos para motivar a la lectura, no solo desde los medios escritos sino en la radio y en la televisión.

Los canales institucionales y locales tienen programas en los que orientan e invitan a leer, igualmente lo hace la radio, como en el caso de Caracol Radio, en donde Norberto Vallejo todos los domingos a las 9 de la noche nos invita al Club de la Lectura y nos recuerda “que quien lee un libro no vuelve a ser el mismo”.

La agenda cultural colombiana sigue abierta en este 2016, pues termina una versión más del XV Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá y comienza la 29 Feria del Libro que este año no solo estará como recinto Corferias sino otros escenarios nacionales, una Feria que se ha posicionado entre las grandes de América y del mundo, y que este año tendrá como invitado de honor, nada más ni nada menos que a Holanda, con más de quince escritores e ilustradores de los países bajos que compartirán sus opiniones con el público.

El pabellón de Holanda tendrá una librería con los mejores títulos de la literatura holandesa y una muestra de diseño gráfico, urbanismo y sostenibilidad, y con la colaboración de la Casa de Ana Frank llegará una exposición sobre la vida y legado de esta niña judía que sufrió los horrores del holocausto.

Se leerá y se comentará libros que tienen que ver con la guerra, ya sea personal o social y la manera como se ha llegado a conseguir la paz. FILBO 2016 que tendrá lugar del 19 de abril al 2 de mayo del presente año tendrá en la franja de “Conversaciones que le cambiarán la vida” el tema de la paz como el centro de su temática exactamente, de “Fin y principio: a propósito de la paz” una frase inspirada en el poema de la Nobel polaca Wislawa Szymbolska que se titula así y dice: “Después de cada guerra alguien tiene que limpiar. No se van a ordenar solas las cosas, digo yo”.

Entre los invitados que hablarán de paz se destacan Fernando Vallejo, Laura Restrepo, Alfredo Salcedo Ramos, Alfredo Molano, Claudia Palacios, Diana Uribe, María Roa Borja, Martha Sanz, David Rieff, Paolo Giordano, Édouard Louis, Justin Torres, Carlos Fonseca, Abilio Estévez, Mercedes Cebrián, Carlos Pardo y Luis Muñoz, además se contará con la presencia de la Nobel de Literatura 2015, la bielorrusa Svetlana Alexievich quien ganó ese premio por su obra polifónica, que es un monumento al valor y al sufrimiento de nuestro tiempo y precisamente hablará sobre los temas de la paz y de la guerra, sin que se nos olvide que esta bielorrusa fue acusada de profanar la memoria de los héroes de la guerra y podemos destacar de ella esta frase “no escribo sobre la guerra sino sobre el ser humano en la guerra. No escribo la historia de la guerra sino la historia de los sentimientos. Soy historiadora del alma”.

La Feria del Libro tendrá muchos y variados invitados especiales en el presente año y vale la pena destacar que la Administración Distrital de Bogotá haya tomado la determinación de apoyar con su patrocinio por primera vez, un evento como estos, principalmente en su edición 29 y es que vale la pena recordar que la Feria del Libro de Bogotá, además de ser patrimonio de los bogotanos promociona a nivel nacional e internacional las letras locales y le da fuerza al sector editorial que se consolida como el tercero más importante de América Latina, después de México y Argentina.

El propósito es convertir a Bogotá en una ciudad de lectores y por eso es que realzamos la labor que se hará por parte del Distrito Capital y la Alcaldía Mayor para apoyar este importante evento a través de las Secretarías de Cultura y Educación, incluyéndolo en el Plan de Desarrollo de 2016-2020 y poner en marcha el Plan Distrital de Lectura y Escritura “Leer es Volar” que tiene como meta reducir el analfabetismo y aumentar el índice de lectura per capita de 2.7 a 3 libros por año.

El Presidente de la Cámara Colombiana del Libro, Enrique González calificó al decir “El matrimonio entre FILBO y la Alcaldía de Bogotá es una apuesta que necesitaba la ciudad y que nos permite mostrar la importancia de fomentar la lectura en los niños y jóvenes para lograr mejores oportunidades para todos”.

Es importante destacar que el Distrito llegue en estos momentos a la FILBO, porque fue Peñalosa el creador de las Bibliotecas Públicas de Bogotá, (Bibliored) y que en este momento le sigue apostando a la lectura entre los capitalinos.

En el gran pabellón de Corferias, los visitantes nacionales e internacionales encontrarán lo mejor de la industria editorial, los niños tendrán oportunidad de tener su primer encuentro con los libros y de comenzar a enamorarse de ellos, los mayores nos daremos un manjar con lo que se ha escrito durante mucho tiempo y las nuevas generaciones literarias que se entregarán en esta oportunidad.

La Feria del Libro es un evento que nadie se debe de perder por la importancia intelectual del mismo y por la unidad que despierta entre todos, nos veremos en la Feria y nos llevaremos muchos libros, porque vale destacar que es una oportunidad en la que se puede conseguir a precios no tan altos, muy buenos ejemplares de la literatura nacional y universal.

[email protected]