Uno de cada cinco niños sufre de bullying, uno de cada ocho estudiantes consume drogas y uno de cada tres es víctima de agresión física

  • Siete de cada 10 problemas de convivencia escolar no son conocidos por los padres ni por los colegios.
  • Esta plataforma hace parte de Apps.co, programa del Ministerio TIC y HubBOG primer campus de startups de Latinoamérica.

El 60% de los niños y jóvenes en los colegios son víctimas de diferentes tipos de violencia escolar en Colombia y sus padres no lo saben. Los estudios señalan que ya no solo es un tema de Bullying, sino también se trata de problemas de drogas, acoso sexual, pandillaje entre otros. Un estudio desarrollado por la Universidad de los Andes en la capital del país refleja que en los colegios privados uno de cada cinco niños sufre de Bullying, uno de cada ocho estudiantes consume drogas y uno de cada tres es víctima de agresión física.

Las consecuencias de los problemas de convivencia estudiantil van más allá de solo perjudicar la educación de calidad, ya que estos conllevan a la deserción escolar, drogadicción y hasta suicidio. Según datos de Medicina Legal, el suicidio es una estadística creciente, un menor de edad muere por esta causa cada 48 horas.

Con la intención de atacar estas problemáticas se crea AMIS, la primera herramienta tecnológica aliada de los colegios, que ayuda a identificar y a medir las situaciones de convivencia escolar. AMIS hace parte de la iniciativa Apps.co, del Ministerio de las Tecnologías de la Información y Comunicaciones y HubBOG primer campus de startups de Latinoamérica, entidad aliada…..

Esta plataforma permite a los estudiantes presentar testimonios, videos o grabaciones anónimamente, garantizando confidencialidad y protección de las identidades. Junto con un análisis estadístico de las características personales y sociales de cada estudiante, mide su tendencia a ser generador o víctima de problemas en el colegio.

La ley 1620 del 2013 (Ley para la convivencia en colegios) se creó con el fin de generar un cambio y buscar mecanismos que permitan la promoción, prevención, atención, detección y manejo de las conductas. Pero según los expertos, nos enfrentamos con la llamada “Ley del Silencio” que hace que los estudiantes testigos y víctimas no encuentren el medio adecuado para contar los problemas, por miedo a las represalias sociales.

De acuerdo con estudios o análisis de UNICEF, siete de cada 10 problemas de convivencia escolar no son conocidos por los padres ni por los colegios, evitando que se puedan tomar medidas que solucionen y salven vidas.

El algoritmo AMIS se basa en modelos estadísticos y redes neuronales que permiten identificar y medir temas más allá de la violencia escolar, logrando detectar a los estudiantes propensos a consumir drogas o alcohol, al robo y al porte de armas entre otros. Los reportes son entregados al comité de convivencia de cada colegio para ayudarlos a dar cumplimiento a la ley y empoderarlos con la información y análisis necesarios para poder prever y resolver conflictos presentes en la comunidad estudiantil.

“Cuando un colegio se inscribe en AMIS, en tan solo un mes puede medir su clima escolar a través de los niveles de conflictividad y de tendencia a ser víctima de cada estudiante, generando un reporte con los nombres de los casos más urgentes”. afirmó David Rojas director de AMIS, “la plataforma permite conocer las redes de amistades que existen en cada una de las clases, llegando a entender la dinámica de las relaciones de sus estudiantes y la identidad de aquellos que son los más influyentes en cada grupo y de los más rechazados”.agregó el director

AMIS fue creado por un grupo multidisciplinario de las universidades: CESA, Andes, Nacional y Externado; lleva tres meses de operación, en los cuales ha vinculado más de 4.000 estudiantes de todos los estratos, identificado cerca de 300 casos, principalmente de bullying, exclusión y drogas.