Venezuela necesita menos armas y más comida

Por: Jesús Alfonzo Sánchez

Cuando los militares golpistas llegan al Poder la sociedad se atrofia y el país retrocede al oscurantismo. Hoy Venezuela gasta, derrocha miles de millones de dólares en Armas compradas a los gobiernos de Rusia, China, Brasil y hasta de países árabes fundamentalistas que luego se convierten en chatarras por fallas de fabricación y en cementerios por  accidentes de maniobras militares. Los aviones, tanques, camiones, misiles, equipos de combates solo sirven para elevar el ego militar y ser exhibido por un contingente de miles de soldados sin experiencia de combate en costosos desfiles imitando el estilo comunistas para impresionar al pueblo hambriento, enfermo y esclavo de Venezuela como si fuera una autentica potencia militar para enfrentar al Imperio Yanqui.

Venezuela esta en crisis sufre de pobreza, enfermedades, agua, electricidad y escasez de comida durante las 24 horas del día; la gente se pregunta para qué sirven esas armas tan sofisticadas que ha comprado el gobierno corrupto en los últimos años, si los verdaderos enemigos del país son la pobreza y la desigualdad socioeconómica. Con unos de esos aviones (que se caen cada vez que despegan) adquiridos con sobreprecio a los rusos podrían abastecer de alimentos a miles de bodegas, abastos y supermercados para que la gente compre y suministro de agua potable, luz; dotar de equipos, medicinas e insumos a los cientos de hospitales del país.

El país esta militarizado por eso estamos como estamos. El difunto Chávez enchufo a los militares hasta en la sopa que consume cada familia venezolana con el cuento chino de la consigna de la alianza perfecta de pueblo y militares. El Presidente, Nicolás Maduro giro instrucciones al Ministro de Defensa para que los militares regresaran a sus cuarteles porque eran demasiados los que estaban en cargos de la administración pública. Después nada sucedió sino todo lo contrario se incremento con mas militares en las empresas básicas mediante Decreto que las empresas petroleras y mineras pasaban a las manos de los militares por estrategia y defensa Nacional.

El Frente Institucional Militar sostiene que el sector no debe manejarse como un consorcio privado. “No es legal que los militares oferten servicios o hagan programas de TV y radio”, señaló el vicealmirante Rafael Huizi Clavier, presidente del Frente Institucional Militar. “FANB monta emporio industrial con 17 empresas propias y mixtas”, publicado en el diario,  El Nacional.

La CRBV en los artículos 328 y 329  señala que las FAN garantiza la defensa militar del país y coopera en el mantenimiento del orden interno.  El vicealmirante Huizi señaló “Su participación en el desarrollo nacional no se refiere a que militares activos administren bancos del Estado, empresas navieras y aéreas, industrias básicas, mineras o petroleras. Pueden tener programas de radio y TV propios pero no institucionales, sin sesgo político partidista e ideológico”.

La gente en la calle pregunta ¿A qué grupos se benefician con estas compañías?, el respondió: “A los militares revolucionarios, una especie de ‘élite militar’ que se ha beneficiado desde el poder y que favorece a otros grupos, hasta constituirse en logias. Por eso vemos tantos enroques y rotaciones entre militares privilegiados. Cuando unos se van, otros ocupan sus cargos. Así logra la revolución hacerse de aliados militares incondicionales dentro de la FANB. Esos ‘privilegiados’ no representan 8% de la institución, según estudios del FIM”.

La Institución apoya que la FANB desarrolle su propia empresa militar: diseñe y construya partes de sistemas militares propios o en cooperación con pares extranjeros, como en la republica de Chile y Brasil. “Muy distinto es pretender militarizar el Estado y la Administración Pública dándole a la FANB atribuciones para la cual no está calificada ni son competencias constitucionales. manifestó el oficial retirado.

Dijo que las Fuerzas Armadas, sin embargo, pueden recibir ingresos fuera del presupuesto oficial por servicios prestados, como el caso de la Oficina Coordinadora de Hidrografía y Navegación. La Armada, por la Ley de Faros y Boyas, obtiene un porcentaje por el uso de faros y boyas nacionales, y produce alimentos para los cuarteles en la Granja Militar La Placera en Maracay, estado Aragua.  “Las empresas militares o mixtas existen en Brasil, Colombia, Perú y Ecuador, pero son administradas por oficiales retirados o civiles calificados”, Huizi Clavier lamentó que se desnaturalice la función de la FANB: “Hoy vemos la institución con un bajísimo  nivel de aceptación (6% según Datincorp) por casos de corrupción, fracaso y desprestigio en la función pública (como Conferry, Conviasa, industrias básicas de Guayana, Mercal y Bicentenario). ¡Ojo! Ellos serán juzgados por jueces imparciales por la nueva justicia. Los delitos de corrupción contra la republica no prescriben.

El ex ministro de la Defensa, Fernando Ochoa Antich, no entiende ahora por qué la FANB creó tres constructoras. El Servicio de Ingeniería Militar planificaba el desarrollo de  construcciones militares, asesoraba en licitaciones y mantenía instalaciones militares. “En lugar de disminuir el costo lo aumenta por falta de experiencia” eso simplemete se llama corrupción, ejemplo sobran: “el daño ecológico con el mamotreto de construcciones chinas en el Fuerte Tiuna” una estafa nacional. La corrupción penetro todo el tejido del cuerpo militar de las FAN, hoy es una institución omnímoda fuera del alcance de ser controlada por el Poder Legislativo. La nueva Asamblea Nacional es la representación genuina del Poder soberano. Los diputados de la AN son representan del pueblo de cada Estado de la Republica de Venezuela.  Por sentencia inconstitucional de la Sala Constitucional del TSJ, decidió que la nueva AN no tiene atribuciones ni facultades para interpelar ni controlar a las FAN solo a través del Presidente de la Republica, Nicolás Maduro quien es el comandante en jefe de las FAN. Y menos aun revisar ni destituir o reemplazar a ningún magistrado del TSJ. La Sala Constitucional se constituyo en Asamblea Constituyente con todos los poderes que nadie la eligió popularmente. Esto se llama un Golpe Constitucional que concentra el Poder de los cinco poderes públicos en uno solo (TSJ), los demás Poderes Públicos giran como unos satélites. En consecuencia el TSJ es más peligroso que los militares en la silla de Miraflores. Ni lo uno ni lo otro, sino todo lo contrario. Queremos más Democracia participativa con demócratas en ejercicio.

Así de las cosas…

[email protected]

@JASANCHEZ1145