Millos no se achicó…3-1

Por: Alberto Díaz.–
El partido inició con la protesta local por los horarios del torneo. El cuadro ajedrezado (hoy de rosado) se presentó muy serio, llevando peligro, presionando y proponiendo en el terreno de juego. El equipo azul se enredó, no anticipaba al contrario, lo dejó llevar el ritmo y control del balón en el primer tiempo.
Millos no llegaba y desesperaba a la tribuna. Los jugadores no se encontraban en el campo gracias a la buena disposición del visitante que no dejaba espacios, mientras el local ni se acompañaba ni ejercía presión suficiente.
Para el segundo tiempo entró Carrascal por Blanco. Y apareció “Rangol” de cabeza para abrir el marcador, lo que destrabó el juego. También se dio el ingreso de Rojas por Estrada (de discreta presentación) y Mejía por Nuñez. Rojas, como siempre cumplidor, con disparos de media distancia y apoyo en la ofensiva. Se aclaró más el panorama con el segundo gol de Rangel, ante descuido de la zaga contraria. Y para rematar el cambio de cara del equipo azul (acierto del DT Israel) Rojas impactó desde afuera para el tercero. El descuento rival, en una de las pocas desconcentraciones de la defensa.
No se si sea coincidencia, pero el cuadro embajador está generando más fútbol en la parte complementaria.  El cuerpo técnico encontró el equipo estable y rendidor y los del banco de suplentes le están respondiendo. El deseo es que se llegue lo más pronto a la clasificación, aunque resten ocho fechas. Millonarios está trabajando para cumplir en los dos torneos. Y los resultados lo están avalando.
El escenario capitalino sin su aforo en laterales dio la sensación de paz y tranquilidad, sin embargo se notó la presencia de pequeños grupos en los costados de Oriental, eso sí controlados por las autoridades de policía y logística como debe ser, donde se mantenga el respeto y la convivencia.
Arbitraje flojo y fusilero con tarjetas amarillas.
Albiazul saludo.