¿Y en dónde está la platica de las Farc?

Por: La Tía Rosita.–

A propósito del pronunciamiento de Juan Manuel Santos, en el sentido de aceptar que las Farc, si tienen plata, pero que no saben dónde está, se podría decir que en este tema lo que hace falta es voluntad para adelantar las actividades que conduzcan a realizar una acción de gran envergadura para incautar bienes y dineros de las actividades ilegales, porque la Unidad de Información y Análisis Financiero UIAF, así como las Fuerzas Armadas es mucha la información que al respecto poseen y manejan.

Los cabecillas de las “Farc” han negado que sean tan ricos como se ha dicho y que no tienen como reparar económicamente a las víctimas y que esa es una responsabilidad del Estado, porque ellos existen debido a las desigualdades y falta de oportunidades de éste.

Lo que si es necesario destacar, es que hablar de cifras exactas de los dineros que pueden llegar a manejar las Farc en el país y en el exterior, sería entrar en el plano de lo especulativo, puesto que son muchos los conceptos por los cuales perciben capital, entre ellos:

Narcotráfico, primer renglón de la economía de este grupo armado ilegal, que es considerado el primer cartel del mundo.

Inversiones en finca raíz

Estaciones de servicio, venta de combustibles y otros

Cadenas de asaderos de pollos

Supermercados

Fincas

Compañías de seguridad

Centros de abastos

Industria ganadera

Robo de ganado

Industria alimenticia

Industria del transporte (taxis-lanchas)

Industrias Aurifera y Minera

Minería Ilegal, Oro, Coltán

Secuestro y extorsión

Testaferrato, propiedades y dineros manejados por personas en sus zonas de influencia delictiva.

Obligan a personas con excelente capacidad económica, bajo amenazas después de haber sido secuestradas y liberadas a realizar inversiones, pero ya no para su usufructo, sino para lavar dinero de la organización armada.

Otra de las modalidades descubiertas son las empresas de fachada, que son pequeñas compañías o empresas de prestigio en situaciones precarias y
convencen o extorsionan al dueño para manejar sus recursos a través del negocio.

En sus zonas de influencia delictiva, prohíben la comercialización de Coca Cola, Postobón y Bavaria, obligando a los directivos de esas empresas a negociar con la Comisión Nacional de Finanzas, elevadas sumas de dinero, esto explica porque no hay atentados contra los vehículos distribuidores.

Desde la misma captura de Juvenal Ovidio Ricardo Palmera (a. Simón Trinidad), se ha sostenido que en su poder esta la información y las claves para recuperar las millonarias sumas de dinero que las “Farc” poseen en el exterior y algunas caletas que aún no han recuperado en el país, que esta sería una de las razones más poderosas para insistir en su liberación.

De otra parte habría que revisar los videos de las pocas veces que se filtró información de los viajes Cuba-Colombia-Cuba de los delegados de las “Farc” a efectuar las famosas campañas de “Pedagogía para la Paz” donde se observan vehículos de valores cerca a las aeronaves que los transportaban, lo que deja entrever que habrían aprovechado los nulos controles para sacar grandes cantidades de dinero hacia Cuba y de allí a paraísos fiscales.

No obligar a las Farc a reparar a las victimas económicamente, va más allá del supuesto desconocimiento y falta de información, todo obedece a no dar motivos para entorpecer los avances de la búsqueda del Acuerdo Final.