10 beneficios del e-learning

El mercado global del e-learning ha crecido un 900% en los últimos 15 años, y se proyecta que para el 2019 el 50% de las clases se brindará bajo esta modalidad.

En este contexto, los cursos online van ganando terreno tanto en demanda como en reconocimiento, ya que son ideales para las actuales necesidades de capacitación que requieren de modelos educativos flexibles, efectivos y con soporte en la tecnología.

Capabilia, plataforma global de capacitación online basada en el desarrollo de competencias, explica cuáles son los beneficios del e-learning o aprendizaje en línea:

1. Flexibilidad

Puedes estudiar donde quieras y como quieras, ya sea en tu casa o en un bar. Solo necesitas una computadora y conexión a Internet. También puedes cursar a tu ritmo, recorriendo todo el contenido desde el principio o siguiendo un ritmo pre-establecido.

2. Facilidad de acceso

Puedes acceder al material de estudio desde tu computadora o desde tu móvil. En términos de accesibilidad, es una buena opción para personas con alguna discapacidad física (visual, auditiva, motriz).

3. Amplio abanico de opciones

La oferta académica online te permite elegir entre cursos y certificados de las más variadas temáticas y de aplicación inmediata, muchos de los cuales aún no se encuentran disponibles en universidades o escuelas de negocios tradicionales.

4. Mayor control del tiempo de estudio

Las clases online no están estructuradas en una carga horaria rígida, por lo que puedes visualizar el contenido en cualquier momento, las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

5. Entorno de aprendizaje más confortable

Más allá de poder estudiar en pijamas, cursar online implica no tener que trasladarte a un lugar para asistir a clases, lidiar con el tráfico, dejar a tus hijos al cuidado de otra persona o pedir permiso para salir antes del trabajo.

6. Ahorro

Te permite evitar gastos derivados de cursar en un recinto académico tradicional, tales como transporte, guardería o niñera.

7. Material de estudio más económico (y más actualizado)

Estudiar online significa no sólo contar con bibliografía permanentemente actualizada, sino también reducir gastos relacionados a materiales de estudio impresos -y cuya vigencia del contenido es cada vez menor.

8. Tecnología innovadora

En un aula virtual podrás encontrar foros de discusión, librerías y textos online, videos, calendarios y otros recursos que ayudan a mejorar tu experiencia de aprendizaje haciéndola más efectiva, ya que se adapta a la forma en que consumes información diariamente.

9. Mejor calidad de enseñanza

Los cursos online están a cargo de expertos con experiencia profesional y/o académica en su campo, y las técnicas de enseñanza multimedia disponibles permiten adaptar la experiencia a alumnos con diferentes niveles y estilos de aprendizaje. Además, el contenido suele estar mejor estructurado que el de los cursos tradicionales.

10. Oportunidad de interacción y networking

Las clases virtuales suelen ser menos intimidantes que las clases presenciales, lo cual ayuda a incrementar la participación (a través de foros, wikis, etc.) de aquellos estudiantes que son más tímidos o reservados. Esto contribuye a una experiencia más enriquecedora gracias al intercambio de ideas, donde los alumnos disponen de mayor tiempo para procesar la información que reciben, reflexionar sobre lo que quieren  decir y luego realizar un aporte. Así mismo, los profesores se vuelven más accesibles en el entorno online, con la posibilidad de interactuar con ellos por diferentes canales de comunicación.