Check-list antes de comprar casa

Con cerca de 45 años de experiencia en la venta de finca raíz, Alonso Bravo, Gerente de la firma Bravo Finca Raíz, que tiene a su cargo la comercialización de Bosque Residencial Cajicá, compartió lo que bien podría titularse “Compra de Vivienda para Dummies”, una guía elemental del comprador de finca raíz con herramientas que orientan para tomar la mejor decisión.

Captura de pantalla 2016-06-14 a las 3.56.21 p.m.Enfocado en la creciente demanda por las casas y apartamentos ubicados en las poblaciones de la Sabana de Bogotá, Bravo recomienda hacer una lista de chequeo con aspectos fundamentales como las licencias de ley, las condiciones ambientales del terreno, las perspectivas de valorización, la calidad de la construcción, la evolución del vecindario, el régimen de asoleamiento y el aislamiento térmico para defender la temperatura interior de la vivienda.

LICENCIAS. Los compradores tienen que ser lo suficientemente juiciosos para averiguar cuáles de los proyectos nuevos ya tienen resuelta su licencia, tanto de urbanismo como de construcción. Es necesario verificar el estado de esos trámites. Este no es un tema menor, advierte el gerente de Bravo Finca Raíz.

ENTORNO AMBIENTAL. Por las características de los terrenos en donde se construye en la Sabana de Bogotá, los compradores deben preguntar sobre las perspectivas del comportamiento ambiental de la zona. Hay que indagar por la eventual presencia, presente o futura, de que la zona sufra algún tipo de contaminación. Puede ser que el desarrollo se esté planteando en un sector cercano a industrias contaminantes que ya están notificadas de su obligación de retirarse. Eso hay que verificarlo.

Por su experiencia en los desarrollos de la Sabana de Bogotá, Alonso Bravo recomienda averiguar sobre la contaminación no permanente que se presenta en los tiempos de sequía en los predios vecinos al río Bogotá, ya que su cauce desciende y se intensifica el olor a cloaca, el cual se hace más o menos notorio dependiendo del régimen de vientos del sector.

Además, es importante establecer el riesgo de anegación del terreno donde está ubicado el predio donde se quiere comprar.  Conviene consultar la historia del sector y preguntar cómo se comportan las redes de aguas lluvias en los peores inviernos, porque muchas veces resultan insuficientes para evacuar la escorrentía en sectores donde las acciones del hombre han alterado los cauces naturales que permiten manejar estos fenómenos.

Al comprar vivienda en terrenos de la Sabana de Bogotá, el comercializador de Bosque Residencial Cajicá recomienda buscar viviendas en lotes más altos, no en los adyacentes a las riberas, porque tienen menos riesgo de soportar olores desagradables en épocas de sequía o eventuales inundaciones en períodos invernales. La topografía del lote, la ubicación y la distancia a las corrientes de agua, ya sean permanentes u ocasionales, garantizan un mejor entorno ambiental.

VALORIZACIÓN. La perspectiva de valorización está dada, fundamentalmente, por la naturaleza y especificaciones de las vías de acceso al conjunto, la certeza en la prestación de los servicios públicos y la proximidad al transporte público. Mayor valorización tendrán aquellas viviendas con amplias vías de acceso, colindantes a terrenos cuyos usos ya están definidos y desde las cuales se pueda acceder fácilmente a los servicios indispensables de salud, educación, aprovisionamiento de víveres, recreación, etc.

EVOLUCION DEL VECINDARIO. En la lista de chequeo un potencial comprador debe incluir la pregunta: ¿cómo puede evolucionar mi vecindario? si mi vecindario es un bosque que no se pueda tocar hay una garantía de tranquilidad muy grande.

Deben analizarse los terrenos aledaños al de la vivienda que interesa. En la Sabana de Bogotá es ideal comprar casas en proyectos recostados hacía los cerros clasificados como reserva ambiental, generalmente situados a alturas superiores a la cota máxima de servicio de acueducto, por encima de la cual no se podrá construir jamás. Frente a la triste realidad de que cada vez se deteriora más la calidad del aire que respiramos, la presencia o la proximidad de un bosque se convierte en un formidable aliado para defender la salud y la calidad de vida.

CALIDAD DE LA CONSTRUCCIÓN. Todo lo nuevo luce bien…al principio. Hay tipos de fachadas que lucen muy bonitas, pero que están hechas con materiales que se deterioran rápidamente. A veces el mantenimiento de ciertos acabados acaba costándole al comprador muchísimo dinero.

Los entendidos recomiendan las fachadas de ladrillo por ser de un material noble que se comporta muy bien en el tiempo.  ¿De qué materiales en lo exterior y en el interior está hecha mi vivienda?, es una inquietud que debe pesar en el análisis porque permite prever si mi vivienda va a ser más fea o más bonita con el paso de los años y, por lo tanto, si demandará mayor o menor inversión en mantenimiento. Una importante proporción de las cuotas extraordinarias que cobran las copropiedades se destinan al mantenimiento de los bienes comunes.

La calidad no solo de refiere a las fachadas; también a las redes hidráulicas y eléctricas, a los pisos, a  los materiales en los cuales están construidos los muebles. Hay algunos con una obsolescencia tan deplorable que hacen inevitable la reposición y por consiguiente incrementan las erogaciones no presupuestadas.

RÉGIMEN DE ASOLEAMIENTO. En la Sabana de Bogotá y en las regiones donde la temperatura es muy alta, es decir, en las de temperaturas más extremas, un factor determinante de la decisión de compra que mucha gente omite es la posición de la vivienda frente al sol. El régimen de asoleamiento debe ser un factor determinante de la decisión de compra. Una cosa es el sol naciente y otra muy diferente el poniente. Ese es un aspecto vital, ya que la posición del inmueble a comprar es inmodificable.

TEMPERATURA INTERIOR. La casa que vaya a comprar debe estar concebida para defender su temperatura interior. Cuando se construye en la Sabana de Bogotá, por ejemplo, está claramente demostrado que si la casa está enterrada y/o recostada contra un talud, será más fría. Si la casa está levantada del terreno mediante una especie de cámara que la aísle del frio del suelo, será más caliente. Tanto en los climas cálidos como en los más fríos, el grado de aislamiento y de estanqueidad que ofrezca la ventanería incidirá en directamente en el consumo de la energía que demandará el sistema de acondicionamiento de aire, ya sea que se trate de enfriar o calentar determinado recinto.

CONCLUSIÓN: Una acertada decisión de compra beneficiará el bolsillo del adquirente durante muchos años. Por eso, bien vale la pena hacer el esfuerzo de confeccionar la lista de chequeo y registrar metódicamente las respuestas, para adoptar de manera objetiva una decisión debidamente informada y, por consiguiente, con mayores probabilidades de ser la óptima.